Todo es cuestión de voluntad,Principios importantes para la vida y el ministerio

Luis Gómez

Éxodo 35:4-36:6

Aficionados creen que todo lo que nos pasa lo determina la mente. Norman Vincent fue el iniciador de la filosofía del pensamiento positivo. Él sostenía que nada pasa en la vida de alguien si no ha sido determinado antes por la mente. No estoy muy de acuerdo con esta forma de pensar porque viola el concepto de los sentimientos naturales del ser humano, como el dolor, el amor, el miedo, la angustia, etc. Sin embargo, si uno tiene una forma de pensar positiva, esto conectado con una actitud correcta, nos lleva a aceptar que, si todos trabajamos en equipo, todos podemos hacer algo, por lo tanto, todos somos importantes y participantes de lo que se hace.

Después de leer Éxodo 35-38, aprendí tres principios importantísimos no solo para la vida sino para el ministerio. Uno, la vida y el ministerio es mejor cuando se trabaja en equipo. Dos, la vida y el ministerio es mejor cuando entendemos que todos podemos hacer algo. Por último, en esta vida Dios no nos ha puesto frente a algo difícil e imposible para hacer, pues todo es cuestión de voluntad.

  1. La vida y el ministerio es mejor cuando se trabaja en equipo. (35:4-19)

              Nota:   Haremos una analogía basados a este pasaje entre el proyecto que Dios en comentó a Moisés, construir el tabernáculo, y el proyecto que Jesús ordeno a los discípulos, edificar el Cuerpo de Cristo, la Iglesia.

               a. Trabajar con personas exige pagar un costo. (35:4-9)

           Dios ordenó que todos colaboraran para la construcción del tabernáculo.  Moisés tenía que tener sabiduría, y buenas maneras para guiar este proyecto y al pueblo.  Esto crea fricción porque no todos están dispuestos a obedecer o sujetarse a las reglas.

Significa por un lado reconocer que todos somos diferentes y que tenemos diferentes habilidades, pero también debilidades. Cuando hay una obra que hacer, alguien tendrá que tomar la responsabilidad de liderar no solo el proyecto sino al equipo de trabajo. Los miembros del equipo además de aceptar la guía de alguien y ha de someterse a esa dirección con voluntad y cooperación.

            b. Trabajar en equipo trae beneficios (35:10-19)

Lea el v.10 Todos los que tengan capacidad artística, deben venir y hacer todo lo que el Señor ha ordenado”.   Para construir el tabernáculo el cual está lleno de detalles y objetos representativos establecidos por Dios mismo, se requiere estar de acuerdo, y aprovechar todas las habilidades, talentos y recursos disponibles.

Cuando se tiene una actitud positiva, humilde y consciente de que lo que se hace no es para sobresalir, ni para beneficiarse así mismo, sino que el trabajo se hace para agradar a quien ha ordenado hacerlo, esto da satisfacción, y contentamiento. En esta parte, es necesaria la estrategia de saber confrontar y saber confirmar, animar, motivar, convencer y supervisar. En un trabajo en equipo debe haber reconocimiento del buen trabajo, estímulos cuando se hace bien, pero también llamar la atención cuando se trabaja o se actúa mal. Esto último requiere de carácter, sabiduría, amor y firmeza.

Ilustración:   El ejemplo de las hormiguitas según Proverbios 6:6-8

  1. La vida y el ministerio es mejor cuando todos hacemos algo (35:30-35)

a. Lo maravilloso es que Dios nos ha hecho diferentes a cada uno. (35:30-34)

Enumere los diferentes oficios (talentos artísticos) que se necesitaba para hacer este proyecto.  Somos diferentes para que nos necesitemos y nos complementemos. Pensando en los dones espirituales, y en los talentos naturales; la Biblia dice que Dios ha dado por lo menos un don espiritual a cada uno. Pero, desde el momento que nacemos, Dios ha dotado a cada uno de una habilidad natural. Todos podemos hacer algo, y eso nos hace importantes y necesarios.     En este caso, lleno de sabiduría y talento artístico a Besalel no solo para diseñar, sino para enseñar a otros (v.30-34).

b. Todos tenemos una función dentro del cuerpo (36:1) Leer.

Piense por un momento en los miembros de su cuerpo, ¿hay un miembro que usted cree que no sirve para nada? Según usted, ¿cuál es? Dios es perfecto, y si a usted lo hizo como es, usted es perfecto, y cada miembro tiene algo que hacer en su cuerpo. Puede ser decorativo, creativo, complementario, o fundamental. En la vida, la sociedad, la escuela, la comunidad, la familia y la iglesia, usted tiene algo que hacer y puede hacer.

      Ilustración:   Cada miembro tiene una función en el cuerpo 1 Corintios 12, Ef. 4:14-16

  1. En fin, todo es cuestión de voluntad. (35:21-29,36:1-7)

Es sorprendente todo lo que se puede hacer cuando hay voluntad. Cuando se quiere, todo se puede y cuando se quiere hasta lo más difícil se vuelve fácil y gratificante.

a. Hombres y mujeres trajeron sus ofrendas con voluntad (35:21-29)

Moisés es el líder humano que da a conocer el proyecto de Dios quien no solo da el diseño sino también a los maestros que harán la obra del Tabernáculo de reunión con todos los utensilios. Dios no les envía el dinero literal del cielo o milagrosamente en una caja especial. Lo más importante para Dios es alcanzar su propósito eterno: formar un pueblo santo que lo adore y lo dé a conocer al mundo entero.

b. Cuando hay voluntad todo es posible (36:2-7).

El tabernáculo es una parte del proyecto divino, él puede hacerlo con sus manos en un segundo, pero el pueblo no aprendería. Por tanto, capacita a los maestros (35:31-36:1), pero quiere que el pueblo aprenda a trabajar en equipo, a entender que todos pueden hacer algo, pero que es necesario tener voluntad.

Es hermoso como se une un pueblo, una iglesia cuando hay un proyecto en común, el cual se convierte en la visión, todos trabajan como un solo hombre sin importar las circunstancias, pues cuando hay voluntad, todos podemos hacer algo y abundar desde la más profunda pobreza.  Tal es así que Moisés impidió traer mas ofrendas porque ya era suficiente… (v.5-7)

Ilustración:  La decisión final de Josué 24:15

Conclusión

Cuando se entiende estos tres principios en calquier lugar donde se este, todo lo que se haga será mejor y quienes lo hagan se sentirán mejor y quienes lo vean hablaran mejor. Dios dijo a Moisés que motivara al pueblo a ofrendar para la construcción de este tabernáculo. Fue tanta la voluntad y la disposición del pueblo que Dios le dijo a Moisés que impidiera traer más ofrenda, ya había suficiente (36:4-7).  Cuando se fusionan estos tres principios en el ministerio de la iglesia, en las tareas del hogar, en las responsabilidades del trabajo, en el proyecto de la escuela, en los anhelos de la comunidad, se gana más que lo que se da.

Vea la vida con una actitud positiva, recuerde que lo más importante no es lo que le da la vida sino lo que usted da en esta vida. Comience hoy mismo haciendo todas las cosas con voluntad y eso le traerá la mejor de las recompensas, satisfacción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s