Compromiso con Dios por gratitud

Luis Gomez

2 Reyes 18

Generalmente, en las iglesias se celebra un culto de fin de año con el propósito entre otras cosas, instalar a los líderes que servirán a Dios en el nuevo año. Mientras todos están al frente, el pastor les pregunta si están dispuestos a aceptar el ministerio con compromiso y seriedad. Como una señal de aceptación del reto y del compromiso de ser fiel a Dios en el ministerio encomendado, el pastor les pide que levanten su mano de derecha con la cual prometen delante de Dios y delante de la congregación fidelidad a este ministerio.

             Muchos de los que levantan sus manos en señal de compromiso, al llega Abril, han olvidado su cargo o lo hacen a medias. Claro, no todos, hay unos que sirven con lealtad y hacen lo encomendado. ¿Sera que las personas que levantaron la mano no entendieron lo serio del compromiso y por eso no cumple o por no darle importancia o es desobediencia? Cuando no hacemos aquello para lo cual Dios nos llamó y no le damos importancia simplemente somos desobedientes.

  1. El compromiso está en ser fiel a Dios en todo (Éx. 20:1-5). (2 Re. 18:1-5):

a. El compromiso del pueblo de Israel era ser fiel

Muchos de los 20 reyes del Sur de Israel, la Biblia dice que hicieron lo recto delante de Jehová.  Lea conmigo 2 Reyes 12:3,14:4, 15:4, 35, 16:3,4, todos estos reyes dicen la Biblia que hicieron lo recto delante de Dios, pero no quitaron los lugares altos donde los judíos adoraban a otros dioses, practicaban idolatría, robaban la adoración que solo Dios se merece, cuando ellos habían prometido muchas veces vivir solo para adorar a Dios.  ¿Se puede hacer lo recto y no ser fiel a Dios?

Ezequías entendió las implicaciones del compromiso con Dios. Dice el 2 Reyes 18:3 que hizo lo recto delante de los ojos de Dios como su padre David. A diferencias de los otros reyes, Ezequías quito los lugares altos y quebró las imágenes, cortó los símbolos a la diosa Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés pues los le quemaban incienso (v.4). Este rey puso su esperanza, su confianza, su dependencia solo en Jehová Dios de Israel. Fue tan grande y profunda la reforma espiritual que impulsó este rey, y que él demostró ser fiel a Dios, que dice el (v.5), “que ni antes ni después hubo rey en Judá como Ezequías”.

             Resumen:  Siguió a Dios, no se apartó de él y guardo los mandamientos que Jehová prescribió” (v.6). Observe el resultado de ser fiel a Dios en la tarea que se nos ha encomendado, “Dios estaba con él, a donde quiera que salía, prosperaba” (v.7).

 

b. El compromiso de la Iglesia es ser fiel a Dios (1 Co. 4:1-2)

En toda la Biblia no encontramos un llamado a tener éxito, pero si a ser fieles a Dios.  Fieles como siervos en todo lo que se nos ha encomendado hacer y administradores de lo que Dios nos ha dado.

El compromiso mayor de todo hijo de Dios no es tener éxito sino el ser fiel al mantener una relación fresca, transparente y sincera con Dios.  Cuando se tiene esta clase de relación, se vive bajo un orden correcto de prioridades donde lo que se hace agrada a Dios, nos ayuda a crecer espiritualmente, beneficia a la familia, y la iglesia se edifica.

Aplicación: ¿Se da cuenta cuán importante es ser fiel al compromiso que hemos adquirido con Dios? Estoy sorprendido al ver la indiferencia, la poca entrega, la poca seriedad que muchos cristianos dan a la vida cristiana.

Ilustración:  Nivel de compromiso: (Cuadro de Alber)

  1. El compromiso de la vida cristiana está en la (2 Reyes 18:5-8).

He dicho en otras ocasiones que obediencia a medias es desobediencia, obediencia a la fuerza es desobediencia, obediencia retrasada es desobediencia, obediencia con pecado es desobediencia. Hacer algo incompleto para Dios, darle no lo mejor a Dios, hacer las cosas como salgan para Dios, darle lo que me queda, no agrada a Dios.

a. Ezequías obedeció al poner su esperanza (confianza) en Dios (v.5-6)

Poner la esperanza en Dios es fe que se demuestra en obediencia.  Biblia dice que estos reyes hicieron lo recto ante los ojos de Dios, pero no quitado los dioses paganos y los lugares altos es desobediencia, antes Dios les había dicho, “No tendrás dioses ajenos, ni imagen, escultura, ni los adoraras”. 

Pregunto, ¿habrá algún lugar alto en su vida o algo que roba la atención que solo Dios se merece?

Poner la esperanza en Dios es:  a) Seguirle sin apartarse    b) Guardar (obedecer) todos sus mandamientos.   El mayor éxito que Dios espera de cada cristiano es nuestra fidelidad.

b. Ezequías fue bendecido por obedecer (v.7-8)

  • Dios estaba con él (v.7a), lo prosperaba (v.7b), y le dio la victoria sobre el enemigo (v.8)

       Nota:  Todo lo que nos desvía de ofrecer la adoración a Dios, es idolatría y debemos quitarlo. Cuando usted niega su fe, niega su identidad con Dios; cuando sustituye a Dios, ofende a Dios; cuando usted no da gloria a Dios, eso también es idolatría. ¿Qué puede sustituir a Dios?

Conclusión

Por favor, dedique un buen tiempo para hacer un diagnóstico de su realidad espiritual. 1) Limpie su casa, elimine todo lo que no le ayuda a cumplir el compromiso delante de Dios. 2) Deshágase de lo que lo desvía o aleja de Dios. 3) Depure todo aquello que aún tiene valor hasta que esté en buen estado. Finalmente, 4) establezca un nuevo orden de prioridades para un nuevo estilo de vida.

Comience hoy mismo y Dios estará con usted y lo prosperará.

La vida de compromiso consiste en hacer lo que Dios nos ha ordenado

hacer, pero es necesario hacerlo con fidelidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s