Adoptados por amor soberano

Pastor Luis Gomez

Gálatas 3:26-4:7

La adopción es una de las necesidades más grandes en el mundo.  La adopción es el resultado en parte por la falta de paternidad responsable, pero también por condiciones económicas-políticas y sociales de muchos lugares. Es necesario decir, que la adopción, aunque permite al adoptado tener una mejor vida, pero también puede experimentar algunos riesgos.

Quien adopta ¿lo hace por amor, necesidad o interés?   ¿La adopción es por mérito, necesidad, interés o decisión del adoptado?  En el caso de nosotros los gentiles, quienes por nacimiento no somos judíos; la Biblia dice que hemos sido adoptados soberanamente por nuestro Dios. Por creación pertenecemos a Dios, pero por causa de la desobediencia de Adán; todo ser humano quedó separado de Dios.   Sin embargo, Dios en la dimensión de su soberanía, por su gran amor, nos adoptó para su gloria.

Pablo se dirige a los creyentes de Galacia, les dice que, en el momento de haber creído en Jesús como su Salvador, han experimentado un triple cambio.

  1. La adopción nos hace hijos de Dios (v.26)

           Según el v. 24, bajo la dispensación de la Ley, los judíos estaban bajo el tutelaje, disciplina, y guía de la Ley de Moisés y eran como niños bajo el cuidado de una nana (ayo). Sin embargo, ahora, por haber creído en Cristo, en la dispensación de la gracia, es Cristo quien les libera de esa tutela, le da nueva vida y guía a cada uno.

Todos los que hemos creído en Cristo, somos hijos de Dios por derecho de creación y de redención.   Derecho de creación porque él nos hizo. Desde que Adán y Eva desobedecieron, todos nacemos con naturaleza pecaminosa (Ro. 5:12).  Dicho pecado nos separa de Dios y nos condena a la muerte eterna (Ro. 3:23,6:23).  No hay nada en este mundo que nos libre de esta muerte eterna por el pecado.  Ningún esfuerzo humano tiene mérito salvífico, aun el obedecer la Ley mosaica no puede librarnos de la condenación.    Sin embargo, por creer en Jesús como Salvador y Señor, Dios por su gran amor nos adopta como sus hijos y ahora pertenecemos a Él por derecho de redención.

  • Juan 3: 16a El amor del Dios Soberano es tan grande, que, viendo la condición de muerte eterna de los humanos (Ef. 2:1), decidió por amor enviar a Su Hijo para morir en lugar de nosotros (Ro. 5:8).

 

  • Juan 1:11-12ª La única manera que tiene el hombre pecador, para librarse de la muerte eterna, es reconocer que es pecador, y creer que solo Jesús puede no solo librarlo de morir eternamente, sino de darle una nueva vida en Cristo.

 

  • Juan 3:16b, 1:12b, 1 Juan 3:1 Todos los que creen en Jesús como su Salvador personal, Dios da el derecho, la potestad, la seguridad de ser no solo llamados hijos de Dios, sino que se convierte en hijos adoptados por el amor de Dios (Ef. 1:3-4).

          Adopción:    Una vez se llenan los requisitos, y les es entregado el niño o la niña escogido (a); legalmente se convierte en Hijo, lleva sus apellidos y se les ama como a hijos biológicos.    Ejemplo, mi hermana adoptó a Yeimi Chávez….  Troy Carter con Steve…   Coro: Mirad cual amor nos ha dado el Padre que seamos llamados hijos de Dios…privilegio.

  1. La adopción nos permite vivir en Cristo (v.27-29)

a. Es estar revestidos de Cristo (v.27). (Ef. 4:22-24)

“Bautizados en Cristo” es la figura que se usa para decir que ya aceptamos a Cristo desmotado en bautismo de agua.  Esa era la manera visible de dar testimonio de que se creía en Jesús, al ser sumergidos en agua.  “Revestíos del nuevo hombre” (Ef. 4:24).

b. Es permanecer ligados a Cristo (Juan 15:4-8).

“Permaneced en mi como yo permanezco en vosotros”. Es una vida cristocentrica, entregada a Cristo (Ga. 2:20).  Es una nueva vida (Ef. 4:1, 17, 5:2, 8, 15-16)

c. Es ser parte del nuevo pueblo (v.28)

“vosotros sois uno en Cristo” sea judío o gentil, y todo por haber creído en Cristo.  Efesios 2: 11-16 explica este gran misterio, de como Dios forma su nuevo pueblo de dos que no eran pueblos; gentiles y judíos, para unirnos en Cristo y vivir solo para Cristo y en Cristo.

d. Es ser parte del linaje de Abraham (v.29)

No somos judíos por descendencia física de Abraham, pero somos descendientes del linaje espiritual de Abraham que es mucho mejor.  Ser judíos por ser descendiente de Abraham no da garantía de salvación espiritual, aunque tenga bendición material, pero si hay garantía de vida eterna por ser descendiente del linaje espiritual de Abraham.

La nueva vida del adoptado:  Una vez el niño (a) recibe el apellido de sus nuevos padres; tiene privilegios y responsabilidades.   Podrá gozar de los privilegios y los mismos derechos como los hijos biológicos de sus padres adoptivos; pero adquirirá el compromiso de comportarse como sus nuevos hermanos, y seguir las reglas de su nuevo hogar.

  1. La adopción nos hace herederos en Cristo (4:1-7)

a. Herederos de la promesa, pero sin Cristo (v.1-6): Ilustración de un niño.

Pablo ilustra la condición del pueblo de Israel antes que Dios enviara a Su Hijo Jesucristo, vivían bajo la esclavitud o tutela de la Ley.  Esto lo ilustra con un niño que antes de llegar a la edad madura donde el padre hacía una fiesta para oficialmente presentar a su hijo como maduro.  Por consiguiente, ya no estará bajo el tutelaje de una nana, nodriza, quien tomaba las decisiones por él o ella.     Y aunque era heredero, debía ser tratado como un esclavo, sin derecho de tomar decisiones, y al mismo tiempo era señor sobre los esclavos.

b. Herederos por-en Cristo (v.4-7)

El versículo 4 comienza con un “pero” cuando vino el cumplimiento del tiempo, kronos (hora precisa, específica o indicado), Dios envió a Su Hijo.   Es la Encarnación de Jesús quien nació de la virgen María, sujeto a la Ley con un propósito definido: redimir a los esclavos de la ley y hacerlos sus hijos por medio de la adopción.

El v. 4, declara que Dios mismo tomó la naturaleza humana, se hizo hombre (Job 14:1), para dar libertad (redimir-exagorazo), (sacarnos de la cárcel de la esclavitud del pecado y de la ley) lo hizo en sujeción a la ley, aun bajo las exigencias de la dispensación de la ley.   Segundo propósito de hacer que Dios nos adoptara como sus hijos con la representación o garantía del Espíritu Santo viviendo dentro de nosotros (v.6).

Resumen:  Pablo resume el argumento sobre la justificación por la fe que viene desde el 3:19 al decir que ya no somos creaturas esclavas del pecado y de la ley; sino hijos y herederos de Dios por medio de Cristo.    Éramos herederos de la promesa hecha a Abraham (Ge. 12:3) (v.4-6); pero ahora somos herederos de Dios por medio de Cristo (v.7).

Conclusión

                 Efesios 1: 3 Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo. 4 Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor 5 nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, 6 para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.

¿Siente alegría usted al saber que Dios le adoptó

soberanamente para ser su hijo (a)? 

֍  Ser hijo (a) de Dios, es un enorme privilegio, pero es una gran responsabilidad.

֍   Es vivir para honrar a Dios, vivir en santidad, en constante agradecimiento y de darlo a conocer al mundo entero.

¿Ya es un hijo de Dios usted?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s