Viviendo con el fin en mente

Luis Gomez Chavez

1 Reyes 19:19-21

Los médicos y consejeros profesionales afirman que cuando una persona esta enferma o en circunstancias de llegar al fin de su vida, experimenta diferentes etapas: primero no acepta que morirá comienza a pelear contra Dios.  Segundo, comienza a tratar de llegar a un acuerdo con Dios por medio de hacer tratos y pactos, promesas.   Por último, al no lograr convencer a Dios, se resigna a morir y decide vivir con el fin de sus días en la mente.    Es lo mismo que pasa con las personas donde el doctor le dice que solo tiene 6 meses de vida por causa de un cáncer terminal en todo su cuerpo y tiene que vivir con el fin de su vida en la mente.  ¡!Qué difícil y desafiante es!!

Elías realizó su ministerio teniendo en su mente que el fin de su ministerio había llegado desde que Dios le dijo que sería sustituido por el profeta Eliseo, y que su partida estaba cerca.  La sustitución no necesariamente es por un mal ministerio sino porque ya se cumplió el propósito de ese ministerio.

  1. Cuando se vive con el fin en mente, se debe pensar más en Dios que en uno mismo (v.14-18).                                                                                                                                    a.Elías recibe amenaza de muerte (19:2)

Observe:   19:2 Recibe la amenaza de muerte por parte de Jezabel…Esto le hizo sentir mucho miedo por su vida, así que, huyó.

La vida de fe es aquella donde dejamos de pensar en nosotros mismos porque dejamos que Dios piense por nosotros. Esta fue la falla de Elías, comenzó a pensar en él mismo, en resolver los problemas por sus medios, trato de salvarse a sí mismo, y huyó.

¿Dónde quedo la fe del Elías que resucitó al hijo de la viuda, el que oro para que no lloviera y luego para que lloviera, el que burlándose de los baales oró para que Dios enviará fuego sobre el buey, el Elías que con carácter enfrento al rey Acab?   ¿De dónde salió este Elías miedoso, cobarde, falto de fe y deprimido?

Salió del mismo Elías, todos tenemos estas dos posibilidades de accionar y comportarnos cuando estamos confrontados por circunstancias difíciles hasta de muerte. Cuando confiamos en Dios y nuestra fe está depositada en el Dios Vivo e Invencible, dejamos que él se preocupe, pelee, vele y haga todas las cosas por nosotros, pero cuando dejamos de confiar en Dios, nosotros queremos hacerle de Dios, quitamos el lugar a Dios, y queremos resolver por nosotros mismos las cosas y es allí donde fracasamos.

b. Elías huyó para salvar su vida, se siente solo (v.3-4,10)

  • Comenzó creyendo que no podía enfrentarse a Jezabel, cuando había vencido a 400 profetas de Baal, así que huyó (v.2,4).
  • Huyó a una cueva cuando antes había confrontado con valor al rey Acab,
  • Deseaba morir cuando antes había resucitado al hijo de la viuda, no dejó que muriera, ahora se esconde en una cueva cuando antes había llevado al rey Acab a una cumbre para demostrarle el poder de Dios.

Aplicación:  Estas son realidades que no solo en Elías pasan, estas nos pasan a todos, y esto se da cuando no dejamos que Dios haga las cosas a su manera, sino que dejamos de confiar en Dios al pensar solo en nosotros.  Hay ejemplo de personas, iglesias y movimientos que han fracasado, todo, por querer hacer las cosas a su manera y no a la de Dios.  Jonás.

  1. Cuando se vive con el fin en mente, se acepta la voluntad de Dios (v.19-21)                 a.Elías creía que todo había terminado en fracaso (v.14)

“He sentido un vivo celo por Jehová”

Elías dice que con mucho celo enfrentó a los 400 profetas de Baal, y había luchado para que Israel se volviera a Dios.    Si lo logró, pero al recibir la amenaza, sin pensarlo mucho huyó, olvidándose que Su Dios es más poderoso que esta mujer.   Elías había mostrado su falta de fe.  Increíble ver este Elías comparado con el que enfrentó al Baal y sus profetas.

b.Elías se había olvidado del poder de Dios (v.11-13)

Dios le demostró su poder con tres milagros frente a sus ojos para enseñarle como Dios dará victoria:  ´Sal de la cueva” (v.11) y Jehová hizo pasar frente a él un fuerte viento, luego un poderoso terremoto y finalmente hizo caer fuego.  Dios no destruirá con esos tres elementos, sino con acciones apacible e imperceptibles.

c.Pero Elías debía vivir para cumplir la voluntad de Dios (v.19-21)

Dios que es grande, proveedor, amoroso, fiel, cuidó a Elías dándole comida, fuerza física y espiritual le dice que tiene 7000 fieles que no habían doblado sus rodillas ante el Baal, y que aún tiene mucho que hacer, que Dios no ha terminado, y, por lo tanto, no han terminado con Elías, a Elías nadie podrá destruirlo, porque Elías pertenece a Dios.

              Tres cosas debían hacer Elías antes de ser sustituido y llevado al cieloungir al rey de Siria, al rey de Judá, y al profeta Eliseo que lo sucedería (v.15-18).  Es interesante que las primeras dos tareas no las pudo hacer, solo ungir a Eliseo, porque después es arrebatado y llevado al cielo sin conocer muerte física (2 Reyes 2).

            Conclusión:   Cuando lleguen las pruebas a tu vida, no trates de entenderlas, y resolverlas con tu propia fuerza, deja mejor que Dios te las resuelva, él lo sabe hacer, él lo puede hacer, y a ti te conviene, deja que Dios siga siendo el único Dios de tu vida. La vida de fe es aquella donde dejamos de pensar en nosotros mismos al dejar que Dios piense por nosotros. A Elías, Dios le enseñó que jamás se debe dejar de confiar en Dios, a pesar de las circunstancias, pruebas, sufrimientos o dificultades que esté pasando, pues Dios en todo tiempo sigue siendo Dios, y si Dios es con nosotros, nadie nos puede vencer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s