El proceso de la oración enseñada y practicada por Jesús:

             En esta oración lo que más se destaca no es la práctica, el estilo, la duración, ni la calidad de palabras que se utiliza, sino la actitud del que está orando.  Quien ora debe ser sincero, tener dirección y reconocimiento de su situación delante de Dios.  Las oraciones que no tienen sinceridad sólo son ostentaciones pecaminosas o hipócritas.  La sinceridad es una palabra pequeña pero que está faltando en la oración de la iglesia y en el modo de vivir.   Jesús en este pasaje del “Padre Nuestro” (Mt. 6:5-15) dice: ´ora no como los hipócritas´ ´ora ´sin repeticiones de palabras sin propósito, vacías, o sin valor espiritual´ ´ora en secreto´ (v.5-8).

Tiene dirección   ´ Padre nuestro que estás en los cielos´ Es el patrón de inicio (v.9).

Tiene adoración ´Santificado sea tu nombre´ ´Hágase tu voluntad´ (v.9b-10).

Esta parte de la oración es muy importante pues establece la dirección hacia dónde está dirigida la mente, el corazón, y la persona.  Jesús la dirige al único que tiene poder para hacer todas las cosas.  Pero se debe creer, aceptar y honrar a Dios.  La frase ´santificado sea tu      nombre´ puede traducirse como ´aceptado, reconocido, recibido, honrado sea tu nombre´.  No puede haber adoración si no reconocemos a Dios como nuestro Salvador y Señor y no puede ser una oración eficaz si no hay adoración a Dios cuando oramos.  Es tener fe en Dios como nuestro Salvador y vivir todos los días confiando en Dios apoyados por una vida recta hasta  que venga Dios por su Iglesia y  establezca su reino.

Nota: Como Jesús no tiene pecados, en el proceso no involucra confesión por él.

             Tiene petición ´El pan nuestro de cada día, dánoslo´(v.11)

´Perdona nuestros pecados´ ´como´. ´No nos metas en tentación, más líbranos del mal ´ (v.12-13). Esta petición está relacionada con el hombre.  No es la relación de Jesús con Dios porque 1) Jesús no tiene pecados 2) Jesús mismo es Dios 3) Jesús es el Pan de vida 4) El no puede ser vencido por el mal (v.12-13).

En esta oración, la petición que se debe hacer todos los días no es sólo pedir los alimento sino rogar a Dios para que Cristo cada día nos esté alimentando con su poder, su fuerza, su vida, ya que sin él nada podemos hacer, ni vivir (Jn.15:4).  El día es mejor cuando comencemos pidiendo la ayuda de Cristo. El diablo siempre nos impulsa a ofender a Dios y al prójimo. Debemos pedir perdón todos los días.  Según el v.12 ¿Cuál es la condición para pedir perdón a Dios? _______________________ ¿Qué significa esto? _______________________________________

Tiene confesión (v.12b). ´Y perdónanos nuestras deudas como también nosotros perdonamos nuestros deudores´.

Aquí la confesión es parte de la petición que hace.  Esta confesión tiene que ver sólo con nosotros.  No podemos esperar que los demás nos perdonen y menos Dios, sin antes habernos puesto nosotros a cuentas con los demás.  No podemos tener respuesta de Dios a nuestras peticiones y pedir ayuda de Dios si no estamos en paz y en buena relación con el prójimo.   Si no estamos bien con los demás, esto es amistad, en paz, armonía y buena relación, entonces no podemos adorar a Dios, ni esperar respuesta a nuestras peticiones.  Adorar a Dios es traer una ofrenda de adoración. Así que, si deseamos orar eficazmente, primero debemos pedir perdón a Dios por nuestros pecados. Y si deseamos tener perdón a nuestros pecados, antes debemos perdonar a los demás. En otras palabras, Dios perdona y contesta cuando hay buena relación con El y nosotros con los demás.

Luego Jesús vuelve a la última parte de la petición ´no nos metas en tentación´. Después de confesar nuestros pecados y de estar en paz; se obtiene el derecho, la libertad y la confianza para hacer toda clase de peticiones a Dios.  Dios jamás nos mete, o nos induce a una tentación, sino que es el Diablo y nosotros mismos los que nos metemos en las tentaciones.  Sin embargo, cuando estamos en constante oración y buena relación, Él nos cuida, nos protege de la prueba, tribulación, dolor y de la misma tentación dándonos una salida (1 Co. 10:13).  Estando en sus manos no caeremos.  La prueba es permitida para que crezcamos y maduremos en la fe.  La tentación viene del diablo, del mundo y de nosotros (Stg. 1:12-17; 1 Jn.2:15-17).  Con todo, Dios ha dejado la promesa que no nos dejará caer y ser vencidos si estamos dependiendo de Él, Dios siempre da una clara salida (1 Co. 10:13).

Tiene el elemento promesa (v.14-15) Hay promesas y recordatorios.

* ¿Cuál será el problema mayor en nosotros en cuanto a la oración?  1) El no saber orar  2) El no orar 3) El orar sin estar en paz con Dios y los demás  4) El orar sin tener cambios de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s