La mejor manera de perseverar

Luis Gomez

Sgo. 1:2-6, 1 Pe. 1:6-8

A la luz de estos pasajes podemos responder a algunas preguntas acerca el acto de perseverar como hijos de Dios.  La primera, ¿Cuál es la mejor forma de perseverar como hijos de Dios? Teniendo fe y gozo en el Señor.   La vida cristiano todo el tiempo estará sometida a pruebas que vienen de Dios con el fin de fortalecer la fe, y hacernos crecer espiritualmente. Pero también vendrán tentaciones de parte del Diablo que usando al mundo y la naturaleza pecaminosa que siempre está en nosotros, buscara que nuestra relación con Dios no progrese, sino que cada día decaiga.    El gran reto es perseverar, mantenerse, pero con perspectiva ascendente.   Y la mejor manera para perseverar, permanecer firmes, y en constante victoria espiritual.

Dice Dios que nuestra fe será probada como se prueba el fuego.   ¿Podemos preguntar a Dios cuando estamos en plena prueba o debemos esperar y guardar silencio?    Salmo 37 dice que debemos esperar y guardar silencio y aun estar en contentamiento.   Pero Santiago va mas allá al decirnos que debemos sentir “sumo gozo” cuando nos encontremos en diversas pruebas  sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia[,y que la paciencia tenga su perfecto resultado[f], para que seáis perfectos] y completos, sin que os falte nada”.   Según estos textos, las pruebas nos ayudan a la madurez espiritual, pero se necesita mantenerse fiel a la fe, a Dios, y a la palabra aun cuando la prueba y la tentación sean fuertes.

¿Qué clases de prueba enfrenta el cristiano donde la fe es probada?   Enfermedades, escasez, descontento, desanimo, cosas que no entendemos, falta de trabajo, falta de dinero, cambios repentinos, fatiga, soledad, abandonos, incomprensión, crisis, problemas familiares, tentaciones, ofertas a cambio de negar la fe, pereza, etc.  ¿Qué busca Dios al permitir una prueba en nuestra vida?  Probar la calidad de la fe.  ¿Qué sucede cuando nuestra fe falla?  Viene el fracaso espiritual, seguido a ello las consecuencias como resultado.

Ninguna persona, sea maduro o tierno en la fe está libre de pruebas y de tentaciones. Dios desea que todos crezcamos en la fe hasta alcanzar la perfección, la cual no será posible mientras estemos en la tierra.   Sin embargo, si podemos alcanzar la madurez espiritual por medio de mantenernos, o perseverando en la fe, siendo firmes en nuestra relación con Dios.  Santiago dice, “Bienaventurados somos cuando hayamos pasado la prueba y vencido la tentación”.  Hay felicidad cuando sobrevivimos o nos perseveramos firmes y fieles en nuestra relación con Dios aun cuando estemos en prueba y más cuando vencemos la tentación.

Le invito a confiar en Dios y mantener el gozo de Dios en cualquiera que sea la circunstancia que enfrente.   Estos son los dos elementos que nos ayudan a perseverar en la relación fiel con Dios.    No olvide, si está pasando dura prueba, Dios esta con usted, él quiere algo mejor de usted, y le abre puerta para que no caiga en la tentación.  Cada vez que sobrepasamos una prueba y vencemos la tentación, hay satisfacción y mucho gozo.

 

Confie en Dios en todo tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s