EL DISCÍPULO es un GANADOR de almas

Luis Gomez
 
Este requisito como parte del carácter de un discípulo es uno de los más anhelado y esperados por Jesús ya que cumple la misión de Mr. 16:15. Eso es lo que Jesús enseño y modelo ante sus discípulos, lo hacía cada día, salvar vidas, ganar almas para su reino (Mc. 1:38,2:5,8-11,17, 4:14). Esta es una manera natural en que la iglesia crece, que cada cristiano gane a uno para que este gane a otro.
 
Ganar almas es un reto en todo tiempo
 
Es el cambio de vida que Jesús hizo en sus doce discípulos. Cuando él los llamó, ellos de inmediato fueron inscritos en la nueva escuela de ganar almas para Cristo. “Os haré pescadores de hombres” (Mr. 1:38-39). ¿Qué sabían ellos de pescar almas? Jesús se encargo de enseñarles, modelarles y capacitarles (Mc. 2:5,8-11,17). Este es el gran reto para todo cristiano en todos los tiempos, sentir la carga de ganar almas para Cristo, y si no sabe cómo hacerlo, Jesús le enseña.
 
Ganar almas es la señal del verdadero discípulo.
 
Jesús dijo en Jn. 15:8 que el Padre es glorificado cuando llevamos frutos, y luego dice, por sus frutos nos identificaran (Lc. 6:43-45). Un buen discípulo es quien ora, busca, presenta a Cristo, confirma e incorpora a los nuevos en Cristo en la nueva vida dentro de la iglesia (Hch.20:27;1 Co. 9:16).
Ganar almas es la base para el crecimiento.
 
Los Navegantes, dicen que esta es la manera más natural para que la iglesia crezca, que cada uno gane a uno y para que este gane a otro. 2 Ti. 2:2, Hch 1:8, y Mc. 4:4,16:15-18 justifican esta verdad, lo cual no solo es una orden a cumplir, sino una garantía de crecimiento por medio de la reproducción natural de discípulos.
 
Acción:
 
 Lunes a Martes ore por UN VECINO, UN
AMIGO, Y UN FAMILIAR.
 Miércoles a Jueves salga a buscarlos
 Viernes hábleles… confírmelos
 Sábado visítelos e invítelos a la iglesia.
Anuncios

Luis Gomez

La gran sorpresa es que los mismos discípulos de Jesús no todos fueron leales a Jesús, su vocación y su misión. Lealtad es un compromiso con la verdad, respeto, obediencia y cuidado hacia alguien o algo que se ama.  Si el antónimo es traición, cuando se miente, se niega, se esconde, se abandona, se ignora, se abusa, se vende, se cambia, se descuida; se es desleal.

El discípulo debe ser leal a su maestro Jesús.

En San Marcos, encontramos actitudes positivas y negativas hacia la lealtad.  Los discípulos leales defienden, representan y son uno con Jesús. Por un lado, vemos una actitud positiva de la lealtad en 5:31, 6:1, 6:36, 45.   Por otro lado, observamos la actitud negativa en el 8:32, 10:13, 14:4,10-11, 18,20-25, 26-31, 66-72.

El discípulo debe ser leal a su fe.

        Lealtad es fidelidad al compromiso de defender lo que creemos. La fe en este caso es el conjunto de enseñanzas recibidas de su maestro las cuales debían guardar, defender y enseñar. En este caso, no se está pensando en la fe en Cristo, sino en las enseñanzas.  Por ej: ¿Qué paso con el joven rico en Mr. 10:17-31, o en la petición de Santiago y Juan, 10:35-45?  La lealtad a la fe se ve en el estilo de vida, 1 Pe. 3:15.

El discípulo debe ser leal a su tarea.

Otra manera de mostrar la lealtad es por medio del cumplimiento fiel de la tarea encomendada 6:10-13, 31, 8:34-38, 11:2-3.  El discípulo debe ser obediente y apegarse no solo a la tarea sino a las instrucciones para hacer la tarea. El pasaje que describe por excelencia la tarea que el discípulo debe cumplir esta en el 16:14-18, aunque ya lo había exigido de otra manera en el 12:28-34.  El discípulo que ama es leal y quien es leal obedece con fidelidad la misión encomendada.

Juan 15:8 “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos”. Lea el 15:4.

U TAREA DE LA SEMANA

* Memorizar   Ester 8:9

* Orar de rodillas 11 min c/d

* Comparta su fe a 3 de su familiar: chat, cel., etc.

ESTABLEZCA UN ORDEN DE PRIORIDADES ANTE LAS CUALES USTED DEBE SER LEAL:

_______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

RESPONDA CON UN SI O NO

  1. ¿Es leal usted a la tarea que se le ha encomendado cumplir?
  2. ¿Es leal no solo a la tarea sino a las instrucciones?
  3. ¿Obedece con fidelidad la tarea que Dios le ha dado?
  4. El discípulo que ama es leal y quien es leal obedece con fidelidad la misión encomendada.
  5. ¿Ama a Dios de tal manera que no se avergüenza de ser su hijo?

 

EL DISCÍPULO es una persona CONFIABLE

Cuando Jesús oró a Dios por los doce discípulos, él buscaba personas confiables por la tarea que vendrían a realizar (Mr.1:17,38). Cuando se encomienda una tarea como esta, dar a conocer a Dios en todo el mundo, las personas deben ser bien escogidas y probadas hasta estar seguros de que no fallaran y que son confiables. ¿Se considera confiable Ud.?

Significado de “confiabilidad”.

Dice Mr. 4:34 que a los discípulos “en particular” les declaró todo, 10:32. ¿Por qué?  Juan 15:14-16 da la respuesta, “ellos eran sus amigos” bajo la condición de la obediencia “si hacéis lo que yo os mando”.  No se puede confiar las cosas secretas a un desconocido, o a una persona que se sabe que no es leal o discreto. “Cumplir la palabra, actuar con rectitud, poner de manifiesto los valores, entre muchas otras acciones, son las cosas que nos convierten en personas dignas de confianza”. Es reciproco según Mr. 6:30.

Costo de ser confiable.

Quien es confiable es leal, discreto, íntegro, honesto, prudente, recto, justo en lo que dice, como lo dice y para que lo dice.  Es cumplido y responsable (Prov. 12:22). Mr. 10:17-31, Hch. 9:20-22,26-31 es un ejemplo de cómo se llega a ser una persona confiable y el costo que pagar. El ser mentiroso, deshonesto, impuntual, traicionero, poco comprometido y sin palabra; son acciones que nos pueden convertir en una especie de “repelente” para los demás.   ¿Quién de los doce era desconfiable? ¿Por qué era desconfiable?

Resultados de ser un discípulo confiable.

Mc. 16:14-18 demuestra que, a pesar de la incredulidad de sus discípulos, Dios los considera confiables.  Cuando se es honesto, leal, recto y justo, a pesar de algunas debilidades, Dios nos encomienda grandes tareas. La tarea que los discípulos debían hacer solo podía ser encomendada a personas confiables, responsables y leales. ¿Es confiable Ud.?

TAREA DE LA SEMANA

  1. Piense en 3 manaras que Ud. puede ser una persona confiable: casa, iglesia, etc.
  2. Ore a Dios pidiendo perdón si ha traicionado la confianza de alguien. Búsquelo

SI USTED SE CONSIDERA UNA PERSONA CONFIABLE

Haga una descripción de usted mismo donde expresa tres pruebas de que usted es una persona confiable.

 

 

 

 

 

SI USTED RECONOCE QUE NECESITA MEJORAR EN ESTA PARTE DEL CARÁCTER DEL DISCÍPULO, DIGA TRES COSAS QUE SE PROPONE HACER:

 
 
 

¿Cómo piensa hacerlo?

EL DISCÍPULO AMA COMO SU MAESTRO

Un hijo de Dios para que sea discípulo de Jesús necesita amar con todo el corazón a quien lo llamó para que sea capaz de amar no solo al prójimo y al amigo, sino al enemigo, y el ministerio.  Marcos 12: 29-34 describe la manera como se debe amar, a quien se debe amar y hasta qué punto se debe amar.  Si hay una virtud que forma el carácter de un discípulo de Jesús es que ame como su maestro.

¿A quién debe amar más el discípulo?

Jesús hizo la prueba más corta a Pedro en Juan 21:15-19 con una sola pregunta repetida en tres veces, “Me amas Pedro más que estos”.  ¿Cuál es la esencia de la enseñanza que Jesús da para que Pedro aprendiera cuando lo compara con Marcos 12:29-34?  El discípulo debe amar al maestro más que a todo lo demás. Prioridad por lo espiritual.

¿Cómo debe amar?

La autenticidad de un discípulo es probada en la manera como ama a los amigos, a los desconocidos, y hasta los enemigos. Jesús exige al discípulo que ame en tres niveles, el más alto, a Dios, el más personal, así mismo, y el más objetivo, al prójimo (Mr. 12:29-31; Jn. 15:12-17; 1 Jn. 4:7-21).  ¿Cuál nivel es el más difícil de cumplir y por qué?

¿Hasta qué punto ha de amar el discípulo?

Amar no es fácil, pues de lo contrario viviríamos en paz, obediencia y unidad.   Pedro no quería amar como Jesús le pedía porque el punto más alto de la prueba del amor es la disposición de morir por la otra persona.  Mc. 12:29-30 dice que se debe amar con todo, y Juan 15:13 dice que es poner su vida por el amigo, 1 Jn. 3:16 Jesús lo hizo y quiere que nosotros lo hagamos.  El discípulo ama como su maestro.

En cuanto al expresar el amor en los tres niveles, ¿Cuál es su mayor dificultad?   ¿Qué piensa hacer para superarlo?

Evalúe la calidad de relación de amor que usted está desarrollando ahora mismo en los tres niveles

El más alto

“Hacia Dios”

 

 

 

 

 

 

El más personal

“Hacia usted mismo”

El más objetivo

“Hacia los demás”

 

 

 

 

 

 

 

        En oración dígale al Señor en cuál de estos necesita mejorar.

U TAREA DE LA SEMANA

  1. Ore cada día por 3 personas con quienes no siente confianza.
  2. Escoja para cada día de la semana una manera de mostrar el amor hacia el prójimo. Y aplíquela.

EL DISCÍPULO es un HIJO DE DIOS

Luis Gomez
 
Marcos 1:18-20, 3:14
 
Dios es el Creador de todo cuanto existe (Sal. 24:1) porque todo fue creado por él, para él y todo subsiste por él (Col. 1:16-18). El clímax de toda la creación es el hombre y la mujer, quienes fueron creados con un solo propósito: dar gloria al Creador por medio de vidas santas ante toda la humanidad (Is.42:2; Ef.1:4, Stg. 1:18). Lo único que para dar gloria a Dios se necesita, primero creer en Jesús como Salvador y luego obedecerlo como Señor (Jn.15:10-12,16).
 
¿Quién es un hijo de Dios?
 
La Biblia dice que todos los seres humanos han sido creados por Dios. Sin embargo, no todos los seres humanos agradan a Dios por su forma de vivir. Es por ello que, si una persona quiere honrar a su Creador, primero debe convertirse en Hijo de Dios por medio de la fe en Jesús como Salvador (Jn. 1:11-12, 1 Jn. 3:1, 2).
 
¿Cómo se llega a ser hijo de Dios?
Marcos 1:18-20, enseña que es creer en la persona que nos llama. Jesús dijo a Simón y Andrés: “Venid en pos de mí” y ellos de inmediato “dejaron las redes” y “le siguieron”. En seguida llamo a Jacobo y Juan, y estos “dejando a su padre, le siguieron”. Nadie puede ser discípulo a menos que acepte el llamado de Jesús y esté dispuesto a seguirle. Esto es aceptarle por fe en el Corazón como Salvador (Jn. 1:12).
 
¿Cómo vive el hijo de Dios?
 
En una estrecha relación con el que lo llamo, cerquita, unido a él. Observe los verbos en Mc. 3:14 llamó a los doce para que “estuviesen con él” y para “enviarlos a predicar”. Un hijo de Dios debe preocuparse de estar en buena relación con su maestro y en hacer el trabajo que él le ha encomendado hacer, “dar a conocer al Padre”. (Ef. 4:1, 5:1-2, 8,15, 1 Jn. 1:1).
 
 Conscientemente evalué cómo esta su relación con Jesús y la manera como lo está obedeciendo.

Lo que Dios me ha dado

Dr. Lgomez

He escuchado a muchas personas decir cosas como: “Yo nada puedo hacer” “Yo no sirvo para nada” “A mi nada me ha dado Dios” “Cuando se repartieron las virtudes, los dones y habilidades, yo llegue tarde”. Sin embargo, todos tenemos algo que Dios nos ha dado. Un ejemplo:

Tras siete días de recibir atención en el Hospital Metropolitano, el futbolista Luis Bolaños, de la Liga de Quito, quien el pasado 25 de febrero fue agredido con impactos de bala en el hombro y brazo derechos, recibió ayer el alta médica y agradeció a Dios por haberlo protegido en momentos difíciles. “Dios me dio una nueva vida y tengo que saber aprovecharla. Él está conmigo, siempre ha estado protegiéndome a mí y a mi familia; ahora solo debo pensar en mi recuperación”, sostuvo el Chucho, a quien se le dio tratamiento por tres heridas en el hombro derecho y una cerca del codo del mismo brazo. Sábado 05 de marzo del 2011 Fútbol. Bolaños: Dios me ha dado una nueva vida.

Dios nos ha dado todo, no solo la salvación, sino que nos ha capacitado para cumplir su voluntad.  Tenemos muchos recursos que él nos ha dado con los cuales podemos servirle. Él nos ha dado dones espirituales: oportunidad para servir y agradar a Dios.

Lo que Dios me ha dado

El contexto del capítulo 12 al 14 de 1 Corintios, habla de lo que Dios ha dado a los cristianos, después de la salvación, son los dones espirituales.  Un don espiritual es un regalo, habilidad o capacidad sobrenatural que Dios da a todo aquel que cree en Jesús como Salvador con el propósito de contribuir en la edificación de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.  La razón por la que Pablo escribe, es el problema del orgullo espiritual de algunos al considerarse “perfectos” “espirituales” “súper cristianos” “autosuficientes”, lo cual producía desorden en el culto de la iglesia, más cuando hablaban en lenguas.   En fin, lo malo de todo era la actitud de superioridad que mostraban hacia los demás¡Esto NO ES lo que Dios me ha dado!   Al revisar los vv. 7-11 de 1 Corintios 12 nos encontramos con maravillosas sorpresas que Dios da a cada Hijo suyo.

             #  El Espíritu Santo (v.7)

El don mayor que hemos recibido de Dios es el Espíritu Santo quien ha venido a morar en nuestro corazón. Es el consolador, la máxima autoridad en asuntos de decisión, dirección, pero cada cristiano debe reconocerlo, obedecerlo y dejarlo que él controle su vida.   Con solo este don maravilloso que aprovechemos, es suficiente para ser y vivir diferente.

#   Dones espirituales según la voluntad de Dios (v.8, 11)

Pero, la misión del Espíritu Santo no solo es animar, guiar, consolar, enseñar, y recordar, sino capacitar a cada cristiano para que cumpla la misión para la cual Dios lo ha salvado.  Para ello el Espíritu Santo lo ha capacitado con dones o habilidades espirituales.   En los versículos 8-11 descubrimos dos aspectos que deben ser considerados con mucha seriedad.

Primero, es que los dones no son escogidos por el cristiano, sino que es el Espíritu quien los da según la voluntad de Dios (v.8b, v.9b, 11b) “como él quiere”.   Esta primera verdad elimina la falsa enseñanza de que todos debemos tener los dones de “hablar en lenguas” “profetizar”, porque Dios no los da a todos.   Este fue el problema de los cristianos en Corinto, que el tener estos dones espectaculares los hacía sentirse superiores, lo cual no es más que arrogancia, orgullo, autosuficiencia.

Segundo, los dones son dados por Dios para el servicio, edificación y beneficio de los demás.   Este es otro de las equivocaciones de los aficionados en los dones espectaculares, es que se apropian tanto de los dones como que, si ellos son los dueños, mas la Biblia dice que Dios los ha dado para “provecho, beneficio de los demás.   Los dones siguen siendo de Dios quien los da, nosotros solo somos administradores de estos y debemos usarlos correctamente.

La manera como Dios quiere que lo cuide (v.12- 31)

El conformismo de muchos cristianos hoy es asombroso, uno por no valorar lo que Cristo ha hecho en su vida, dos por falta de amor, agradecimiento y obediencia a Dios, y tres por falta reconocimiento de todo lo que Dios le ha dado para que le sea útil.   En fin, no hay comprensión de lo que Dios le ha dado para que le sirvan.

# Con plena comprensión de que Dios los ha dado (v.1-11)

Cuando se reconoce que todo lo que somos y tenemos proviene de Dios, y que es para su gloria nos evitamos muchos problemas. Había falsas ideas de la procedencia de los dones: de demonios, ídolos o de Dios o no sabían.  Esto les había causado confusión, pleitos y discusiones entre los cristianos corintios.   Pablo les explica en los vv.4-6 que “hay diversidad de dones” (carismas) pero un solo Espíritu los da, “hay diversidad de ministerios” (diaconía) pero todos se realizan guiados por el Señor, y “hay diversidad de operaciones” (energématos), obras eficaces que brotan de la energía que proceden de Dios, quien es la fuente de todo poder. Los dones son ministerios o servicios que expresan viarias operaciones o energías divinas dentro del ministerio de la Iglesia.

#  Con plena seguridad de que son para edificar a la iglesia (v.7)

A cada uno, si cada cristiano, ha recibido por lo menos UN don “carisma” “favor” “habilidad” sobrenatural con el cual puede servir a Dios y edificar a la iglesia.   Dios da los dones para provecho o beneficio de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo (Ef. 4:11-13, Ro. 12:4-5).   Cada cristiano tiene la manifestación de la energía, dinamos, y poder de Dios para hacer crecer y desarrollar su obra.   Es por ello por lo que, los dones espirituales no son para sentirse superiores que los demás, orgullosos y envanecidos, sino privilegiado y responsable por la edificación y perfección de los santos y bienestar de la iglesia.

#  Con plena determinación que son para glorificar a Dios (v.8-11)

Todos los dones son repartidos como el Espíritu quiere, para gloria de Dios y beneficio de la Iglesia (1 Co. 10:31, Ef. 1:6:12).  Para usarlos correctamente, se debe recordar que Dios lo da como un recurso para que le sirvamos, crecimiento de la iglesia, glorificar a Dios.

#  En plena unidad para el buen desarrollo de la iglesia (v.12-31)

Unidad que excluye los celos y la envidia (v. 12-17). –Los dones son un recurso que Dios ha dado a la iglesia para el buen desarrollo, pero si estos no funcionan o se usan en armonía y sincronía, los resultados son opuestos.  Cuando cada miembro obedece a la cabeza que es Cristo, el Espíritu nos impulsa a hacer lo que contribuye a la edificación (Ef. 4:15-16).   Así que, en un cuerpo que obedece a la cabeza, no hay lugar para la desconfianza, la malicia, los celos, la competencia, y la envidia.   Todos tenemos los mismos derechos, los mismos privilegios y las mismas responsabilidades.  Es que la rivalidad, los celos y la envidia en un mismo cuerpo es ilógico y antinatural (v.14-17).  La unidad elimina la actitud de inferioridad, superioridad y celos.

Unidad que obedece el orden divino (v.18-19). – Dice la Biblia que el cuerpo fue hecho “como Dios quiso” “conforme a su sabiduría”, tanto el lugar como la función de cada miembro es perfecto porque Dios lo hizo y lo ubico con su sabiduría.  Lo tremendo es que no hay unidad, satisfacción ni total realización en el cuerpo si cada miembro no cumple la especifica función que Dios le ha dado (Ef. 4:16).   ¡No hay chance para descansar, conformismo u otra clase de actitudes negativas o poco edificativas!

Unidad que fortalece el crecimiento de la iglesia (v.20-31).-En estos versículos, lo que se necesita es amor, comprensión, respeto, reconocimiento de unos hacia los otros para que se de crecimiento y buen funcionamiento.  Amor para preocuparnos los unos por los otros.

Comprensión al aceptarnos los unos a los otros.  Respeto y reconocimiento de las debilidades y virtudes que cada uno tiene.   Cuando seguimos estos valores en las relaciones interpersonales y fraternales, hay crecimiento y buen desarrollo.  Esto requiere humildad y amor.

Todo cristiano es necesario e importante y útil en la obra de Dios.   Los dones, las habilidades y las virtudes que Dios le ha dado a cada miembro de la iglesia, jamás deben ser motivo de discusión, celos, y envidia, sino que se deben aprovechar, respetar y usar de buena forma para cumplir el deseo original de Dios, su gloria y la edificación de la iglesia.

Lo que Dios quiere que le dé

#  Un servicio acompañado de amor (12:31-13:3).

Después de saber lo que Dios nos ha dado, el Espíritu Santo y dones espirituales y la manera como El quiere que los cuidemos o usemos, Pablo afirma que lo que Dios espera de nosotros, es una vida de servicio acompañado de amor.  Según Pablo, este es el mejor camino, la mejor decisión y la mejor acción que todo cristiano debe tomar es amar a Dios. ¿Qué pide Dios de nosotros?  Que le amemos, temamos, respetemos, obedezcamos y sirvamos (Dt. 10:12)

#  Una vida caracterizada por el amor (13:4-13)

No solo el servicio debe ir acompañado de amor, sino que toda nuestra vida debe estar identificada por el amor. Los dones no tienen valor, el servicio o ministerio no tienen valor, los títulos, puestos, liderazgos, no sirven de nada, las habilidades y destrezas ayudan poco si no está impulsado, monitoreado, identificado y controlado por el amor. Leamos 1 Co. 13:1-3, 13.

En fin, lo que Dios nos ha dado, no solo es algo especial, sino que es todo lo que necesitamos para tener vidas agradables, y satisfechas.    Sin embargo, debemos recordar que todo lo que somos y tenemos pertenece a Dios y el nos lo ha dado para que cumplamos una función específica que no solo glorifica a Dios, sino que edifica a la Iglesia.  Es un recurso de Dios para lograr el desarrollo pleno de la Iglesia.

Lo que más desea Dios, no es que aspiremos tener los mejores dones, las más altas posiciones o puestos de liderazgo, sino que amemos como Cristo nos ama.  Usted que ya es hijo de Dios, sirva a Dios con lo que Dios le ha dado en la dimensión del amor.  No sé como está, recuerde que debe obedecer y cumplir la función que Dios le ha dado en el Cuerpo: la Iglesia

Importancia de la visitación

Luis Gomez

Desde que comencé el ministerio pastoral en el año 1986, descubrí que la visitación como ministerio pastoral y eclesial es de suma importancia, de gran ayuda y trae muchos beneficios por las funciones que incluye.   Al visitar no solo se anima, consuela, se ora, se lee la palabra de Dios, sino que se edifica y se comparte el evangelio.   Bien es sabido que por medio de la visitación las relaciones entre familias se fortalecen, se estrechan, pero también se realiza un ministerio de servicio, de enfoque social y esto hace que la iglesia se identifique más.

En la Biblia encontramos que Jesús visitó a María y Marta, a Zaqueo, y a otros.   El ministerio de Pablo esta caracterizado por abundantes visitas que hacía.  Es más, la visitación para él se convirtió en una estrategia de consolidación de los creyentes, evangelización de los no creyentes, en una manera natural de discipular.  En este estudio, nos detendremos a enfatizar algunas razones que justifican la importancia de la visitación.

  1. La visitación ofrece oportunidad para una mejor relación familiar.

                 El ministerio de la iglesia, y porque no decirlo, el ministerio pastoral que incluye a los ancianos y los pastores en función, es incompleto si no se realiza la visitación a los miembros de la Iglesia.    Es necesario reconocer que por medio de la visitación se facilita el conocimiento directo y fidedigno de las condiciones particulares de cada miembro. Se facilita el conocimiento personal de cada miembro de la familia, la dirección de su casa y las condiciones en que vive.   La visitación hace que la predicación sea más solida, acertada y aceptada.

Las buenas relaciones entre las familias de la iglesia se enriquecen cuando se visitan mutuamente.  Es interesante reconocer que hay familias de la iglesia que no se conocen y mucho menos saben cómo llegar a sus casas, y como no saben de sus condiciones o virtudes no sienten necesidad de orar por ellas y cuando lo hacen las oraciones no son específicas.

Cuando la visitación es realizada por el pastor, los ancianos, los diáconos y los diferentes ministerios; las relaciones familiares se fortalecen.   Y cuando todas las familias se sienten tomadas en cuenta, y ellas mismas participan en este ministerio que no es exclusivo, hay armonía, unidad y esto moviliza el crecimiento.    La visitación ayuda a tener comunión, amistad, meditación, oración, consejería,  y alabanza.    No olvide, cuando nos visitamos los unos a los otros, las relaciones familiares se fortalecen.

  1. La visitación ofrece la oportunidad para servirnos unos a los otros.

1 Corintios 4:1-2 dice: “Ténganos los hombres por servidores de Cristo…”, Gá. 6:10 dice: “que debemos hacer el bien, especialmente a los de la familia de la fe”.   Y en la visitación hay buenas oportunidades de ayudar a muchas familias y de servirles en el nombre de Cristo.

# La ayuda puede ser moral.-

Algunas veces  la familia que es visitada está pasando momentos de pesar, duelo, dolor, sufrimiento o de desilusión.   Por ejemplo cuando Jesús visito a María y Marta, hermanas de Lázaro (Juan 11:38-42). Es Dios quien envía a visitar familias que necesitan consuelo y palabras de ánimo que levanten la moral.   Esto, para el visitador es de gran satisfacción al haber llegado en el momento más oportuno y al saber que ministró en la necesidad apremiante de la familia.

Tome en cuenta los resultados que se dan por la visita.  Una familia es ganada, pues esta jamás olvidará esa visita.  La iglesia realiza un testimonio de servicio.   Una familia más que estará agradecida con la Iglesia y con los hermanos que les visitaron.  Generalmente, la familia visitada en gratitud, decide asistir más fielmente a los servicios de la Iglesia.

# La ayuda puede ser espiritual.-

Esto ya se ha dado que miembros muy serviciales de pronto dejan de asistir por x situación.  Sin embargo, para el ministerio de visitación, no todo se ha acabado, y deciden visitarlos, logrando así su restauración (Gá. 6:1-2,5; Stg. 5:19-20). Jesús visitas a Saque (Lc. 19:1-10) y Saqueo creyó en Jesús como su Salvador.

# La ayuda puede ser económica.-

El ministerio de la visitación nos ofrece la oportunidad de conocer y ayudar a  las familias  necesitadas de la iglesia.   Dios usa este ministerio para que sean los diáconos, ancianos, mujeres, jóvenes, u otro grupo llegue en el momento preciso, el de crisis o necesidad.  Es muy agradable cuando unido a las palabras de ánimo, se acompaña con una canasta de víveres, y alguna otra ayuda según las posibilidades que aunque no cubre las necesidades, esta acción se convierte en una motivación, antídoto que produce nuevas esperanzas, nuevas fuerzas.     La visitación es una manera de servir en diferentes maneras dentro de la iglesia.

La visitación ofrece la oportunidad para orientar, aconsejar y resolver algunos problemas y contestar preguntas y dudas.    Por estas primeras dos razones, el ministerio de la visitación de la iglesia y en la iglesia debe ser constante e incesante para mantener en armonía a toda la iglesia.    Con la visitación se sirve a Dios, al prójimo, y se expande el evangelio. 

  1. La visitación es una manera práctica de expandir el evangelio de salvación. 

Es probable que la familia no todos sean hijos de Dios por no tener a Cristo en su corazón.  Por consiguiente, cuando un equipo de hermanos de la iglesia visita a alguna familia como esta, tienen la gran oportunidad de presentar el evangelio de salvación.   Lo especial de este ministerio es que tienen el apoyo de estar haciendo un evangelismo práctico, con hechos.

Si permitiésemos dar testimonio de las personas que han recibido a Cristo, o por lo menos los que han escuchado el evangelio en una visita, creo que la lista sería muy larga.   Es que la Palabra de Dios que se siembra nunca regresa vacía (Isa. 55:11), sino que germina hasta dar frutos.   Nuevamente, la visitación no solo sirve para animar, consolar, ayudar, orar, servir, cantar, leer la Biblia, confraternizar; sino que esta es una hermosa y oportuna ocasión para compartir el evangelio de Cristo (2 Ti. 4:2).