Quien vive en el poder del Cristo Resucitado…

Luis Gomez

Col. 3:1-4

Introducción    

           Este día nos unimos a la serie de MBC en el libro de Colosenses.   El domingo pasado el pastor Buckles habló acerca de vitalizar la vida cristiana al hacer las cosas no por religiosidad, a no ser influencias por acciones que nos hacen perder la recompensa en el futuro y a no enfocar la vida en lo que se debe evitar.

Viendo la porción del capítulo 2 hasta el 4, Pablo habla sobre la conducta de tener todo hijo de Dios. En la porción anterior, Pablo ha enseñado que cuando recibimos a Cristo morimos a los preceptos y cosas (tabúes) de este mundo (2:20-23). En otras palabras, al morir a las cosas de este mundo es dejar de estar bajo el poder del pecado, porque ya no tiene dominio sobre nosotros.

  1. Busca con el corazón las cosas de arriba (v.1) 

Las frases: buscad a Cristo, Poner la mirada con el corazón en Cristo corresponde a He. 12:1-2, y Mt 6:33. La primera frase tiene que ver con esfuerzo y la segunda en concentración.  Ambas frases usan la misma palabra en Ingles, “set” que se traduce como “pon” “poner”. ζητειτε (buscar) (mirar).

El texto comienza con “ya que han resucitado con Cristo”. La versión RV dice, “Si habéis resucitado con Cristo”.  Hay una condicional “Si” (de tercera clase, que podría decirse, “Si tú ya aceptaste a Cristo como tu Salvador personal”.    Es la misma idea que nos da (Ga. 2:20), es una expresión simbólica, tal como la expresión que ‘ya hemos sido resucitados con Cristo”. Sencillo, si ya eres un hijo (a) de Dios por haber recibido a Cristo como tu Salvador, ya tienes el poder, la fuerza, el dominio y la autoridad del Cristo resucitado para buscar las cosas de arriba.

a. No busques en la tierra donde domina Satanás.   El hombre natural o sin Cristo piensa y busca lo material y terrenal, que solo satisfice la carne.

b. Debes esforzarte en pensar y buscar lo que agrada a Dios.   Esperar solo en Dios y vivir solo para agradar a Dios.

El buscar las cosas del reino es un esfuerzo, porque implica mirar con el corazón hacia arriba donde esta Cristo sentado a la diestra del Padre.    Mirar con el corazón, es desearlo con mucho anhelo, con firmeza y con mucha fe (He. 12:1-2).

         Ilustración: Las palabras “buscar, mirar y poner” (set en inglés) se comprenden mejor si lo comparamos con el trabajo de un minero que busca el preciado oro.  Este minero trabaja incansablemente con los ojos muy abiertos y con el corazón deseoso por encontrar el oro.   Hay fe, esfuerzo, disciplina y mucha perseverancia.  Así debemos buscar las cosas que agradan a Dios como hijos  del Cristo resucitado.           

  1. Invierte tu vida en los valores del reino (v.2) 

         La frase “poned la mira con el corazón en las cosas de arriba”, implica esfuerzo físico, mientras que el poner la mirada con la mente tiene que ver con una actitud interna, requiere concentración.   Se busca y se mira con los ojos, pero se busca mejor cuando se tiene definido en el corazón y la mente lo que se está buscando, la razón y los beneficios por lo cual se busca.   Una vez determinado lo que se desea, se anhela, y se busca, se invierte todas las fuerzas, el tiempo y los recursos.

El llamado es a concentrar el interés en lo eterno y no en lo temporal.   Significa no mirar las cosas que se ven, sino las que no se ven, y esto es fe, según Hebreos 11:1. Es conducirnos como lo hizo Abraham que obedeció sin saber a dónde iba, pero puso su mirada, y confianza en Dios quien e ordeno salir.  Lo que miran nuestros ojos es temporal, se termina, se acaba, no dura, pero lo que no ven nuestros ojos son eternas (2 Co. 4:18).

Aplicación: La similitud de los dos mandatos refuerza el impacto que Pablo desea dar.  No basta con hacer lo que hacemos físicamente para Dios, es necesario tener una actitud correcta al hacerlo, significa involucrar el cuerpo y el corazón.

  1. Nuestra fortaleza está en el Cristo resucitado (3-4) (1 Co. 15)   

La razón por la que Pablo dio estos dos mandamientos es porque habían aparecido movimientos falsos como el epicureísmo o eutiquismo o los mismos gnósticos que hacían separación entre las cosas materiales y las espirituales.    El problema acá no es que las cosas materiales son malas, sino que estas son temporales y se terminan, mientras que, si gastas tu tiempo, esfuerzo, vida, salud y dinero para hacer tesoros en el cielo, esto es eterno, tiene recompense eternal.     

         Para tener dominio sobre la carne, solo es posible con el poder del Cristo resucitado.   Las cosas que se deben evitar son las del v. 5 las que conducen a la inmoralidad.    El decir que todas las cosas son malas es un gnosticismo, porque Dios mismo ha hecho todas las cosas, el problema es cuando impulsados por la carne se hacen cosas que Dios rechaza.

La maravilloso es que, en el momento de creer en Cristo para salvación, morimos a la carne o naturaleza pecaminosa (Ro. 6:3-8) y nuestra vida esta escondida, protegida, justificada, amparada y asegurada por el Cristo resucitado.  Ya usted no vive para usted, sino para Dios en aquel que con su gran amor perdonó sus pecados y lo libró de la condenación eterna. Y aunque mientras estemos sobre a tierra enfrentaremos muchos ataques del diablo, y la carne muchas veces se rebela, pero estamos seguros en Cristo (Ro. 8:32-35), y cuando Cristo regrese (2 Tes. 4:13-17), seremos glorificados para siempre y seremos semejantes a El (1 Jn. 3:2). Leer el v.4, Fil. 3:20, 21.   Debemos esperarlo con un corazón y una mente limpia.

Conclusión:

La invitación en esta ocasión es a buscar con todas las fuerzas (el corazón) y mirar con toda concentración (mente) el hacer todo aquello que agrada a Dios, aquello que tiene valor eterno, aquello que nos lleva a asemejarnos a Cristo.

Acción:   Si usted está luchando todos los días con algo que no le agrada a Dios, hoy tome la decisión de dejarlo para siempre.   Hoy tiene la oportunidad de hacer tesoros en el cielo involucrándose en el servicio comunitario del próximo domingo 22.  Firme hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s