LEC.  3     ¿Quién es el que vive en el Espíritu?

MINISTERIO ACTUAL DE LA IGLESIA

VOL. 6     Vivamos en el Espíritu

TEXTO     1  Co. 3:1-4-7

INTRODUCCIÓN

La iglesia, el grupo de crecimiento, la familia, el matrimonio y cada cristiano tendrán más bendición e impacto si permite que el Espíritu le guíe. ¿Qué se necesita para que el Espíritu le guíe?

1.  NO PUEDE SER EL HOMBRE NATURAL 

¿Quién es un hombre natural? ¿Por qué no puede vivir en el Espíritu?  ¿Cómo vive el hombre natural? ¿Cuál es el final de este?

2.  NO PUEDE SER EL HOMBRE CARNAL (V.1-4)

2.1. En él predomina los deseos del “ego”. ¿Qué significa predominio del yo en la vida del cristiano? ¿Afecta al crecimiento de la vida cristiana?

2.2. La forma de conducirse muy poco se distingue a la del incrédulo (v.3).  Tienen pensamientos (celos), palabras (contiendas) y obras (disensiones) que corresponden al comportamiento, conducta y actitudes del que no tiene a Cristo en el corazón.  Del corazón impuro brotan los pensamientos que se expresan en palabras, obras y actitudes que no agradan a Dios.

¿Conoce usted a cristiano que se conducen así?

2.3. Su poco nivel espiritual lo manifiesta en que aún son niños en Cristo (v.1).

Es más fuerte el poder de los criterios humanos que el poder del Espíritu que desea guiarlos.  Son incapaces de asimilar la Palabra sólida y nutritiva.  Son niños en contraste a los maduros (Ef.4:12-16).  No han crecido espiritualmente, aún son pequeños.

2.4. Tienen criterios y mentalidad como la del mundo (v.4).

En vez de permanecer unidos para edificar el Cuerpo se han separado en grupos, no dan la prioridad a Cristo. He. 12:2 “puestos los ojos en Jesús” y Fil.3:14 “Prosigo a la meta”.  Cuando nos desviamos de Cristo y  nos agruparnos, seguimos el modelo del mundo.

            ¿Por qué cristianos que tienen al Espíritu son carnales?

2.5. Aún no han muerto al pecado (v.3) (Col. 3:5-17).

Los frutos de la carne le están dominando.  Hay cinco cosas que deben hacer para ya no ser dominados por la carne (v.5, 8-9, 10, 12,14). ¿Puede mencionarlas cada una por nombre?

2.6. Aún no se han alimentado con la enseñanza elemental (v.2).  No hay interés, disposición y entrega para oír, leer, memorizar, meditar y aplicar la Palabra  para aceptarla como el Manual de conducta, el pan espiritual, lámpara que alumbra la vida.  Son incapaces de discernir entre lo que es mejor para sus vidas e incapaces de comprender las verdades profundas, bellas y necesarias del Evangelio.

2.7. Aún no se dejan controlar por el Espíritu Santo. ¿Qué cosas de este mundo son apetecibles para mi carne pero que no agradan a Dios? ¿Qué clase de pecados que comete el cristiano lo convierten en carnal? ¿De qué manera afecta al crecimiento, visión y expansión de la iglesia  la existencia de cristianos carnales?

                Enseñanza: La carnalidad no agrada a Dios, no es normal en el cristiano, no permite la alimentación sólida, fuerte y profunda de Dios, estanca el avance y crecimiento de la iglesia y del creyente.

3. ES EL CRISTIANO ESPIRITUAL (3:1-4, 2:14-16) 

  • Ha alcanzado un nivel adulto en su relación con Dios.

Se esfuerza cada día por agradar a Dios, da el primer lugar a Cristo.  Está orientado en hacer las cosas espirituales y se rige por el Espíritu Santo.

  • Asimila las cosas espirituales (3:2, 2:14).

Recibe, discierne y dirige el alimento (enseñanza) sólida del evangelio.  ¿Cuál es la enseñanza sólida que puede recibir y digerir? Mantiene hábitos espirituales que le hacen crecer.

  • Está orientado (proyectado) en los asuntos del reino de Dios como la prioridad de su vida (Col. 3:1-3; Fil. 3:8).
  • Vive de acuerdo a la dirección, poder, plan y voluntad del Espíritu (Ga. 5:16) “Andar en el Espíritu”, (Ef. 5:18) “Sed controlados por el Espíritu” y (Jn. 14:26) “Él os enseñará y os recordará”. Vive de acuerdo a la Palabra y conforme a la voluntad del Espíritu (Ro. 8:1,4,5-9).

CONCLUSIÓN

Dios desea que cada cristiano viva y experimente la vida cristiana en toda su  plenitud.   Que viva como un verdadero hijo de Dios, genuino cristiano al imitar a Jesús.   En la medida en que permitimos que el Espíritu nos guíe, así será la calidad de vida cristiana que tendremos.  Hay muchas bendiciones cuando el Espíritu nos guía.

¿En cuál de los tres grupos se encuentra usted?

¿Se siente satisfecho en el puesto en que está?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s