Identidad y Misión de la Iglesia

Luis Gómez

Una buena cantidad de iglesias necesitan con urgencia hacer un repaso de la misión delegada originalmente por Dios. Repaso que ha de hacerse desde Génesis hasta Apocalípsis, sin olvidar el contexto real de la Iglesia hoy.    Este esfuerzo por releer la misión original tomando en cuenta la realidad de la Iglesia en la actualidad descubrirá algunos vacíos o espacios olvidados debido a que la Iglesia está alejada de su propia identidad.

El mundo con toda su cosmovisión lucha día y noche por robar, manchar, y destruir la verdadera identidad de la Iglesia, la cual es celestial y terrenal.  Ya que la Iglesia es el pueblo de Dios en la tierra, comunidad de santos redimidos para ser luz y sal, agente redentora en este mundo que está controlado por el príncipe de maldad.

Es necesario estar advertidos que, entre más conscientes estemos del contexto en el que se mueve la Iglesia, más poderosos son los dardos del diablo en contra de su identidad.  El problema es que una vez la iglesia pierde su identidad como el pueblo de Dios con una misión, el mundo se inmiscuye paulatinamente dentro del ser y el quehacer de la iglesia, quitándole la autoridad moral y el poder de convocación. Es por ello por lo que, la iglesia hoy debe volver a la Biblia para conocer y entender nuevamente el significado y el alcance de la misión original de Dios.

Ahora bien, si hay una delegación original de la misión; la que Dios ha diseñado, también deben existir receptores directos de esta.   Hay un emisor original, un receptor original y un mensaje original que es el mismo en todos los tiempos, aunque cambien los receptores y los nuevos emisores.  ¿Cuál es el mensaje de la misión original?  La transmisión de este mensaje experimenta la oposición de una gran cantidad de interferencias las cuales son las responsables de que la Iglesia se pierda en la espesa nube del activismo, modernismo, nueva tolerancia, y del ilusionismo.  Las falsas proyecciones ofrecidas gratuitamente solo vienen a satisfacer los anhelos y los caprichos de muchos, pero no de su vacío espiritual.

Finalmente, es justo reconocer los esfuerzos históricos de transmisión de la misión durante los primeros XX siglos, solo que, por ahora, dichos esfuerzos ya se han quedado cortos y débiles ante los fuertes desafíos postmodernos del cosmos en que vivimos. Ya la Biblia lo anuncio, que, en los postreros días, muchas cosas cambiarían, y ya estamos en esos días, donde muchos según 2 Ti. 4:2-5, aun de los miembros de la Iglesia cambiaran su fe, o simplemente se enfriaran o buscarán lo novedoso, diferente, lo poco exigente y no estarán dispuestos a sufrir por cuidar, defender y proteger la verdad, la doctrina verdadera, la Palabra de Dios.

Todo lo anterior justifica la importancia y urgencia existente en este siglo XXI de seguir transmitiendo la misión divina. Pero esa transmisión debe estar aliada a cuatro paradigmas: obediencia, amor, Espíritu Santo, y la misión.  La transmisión de la misión divina ha de hacerse por medio de la proclamación del evangelio, en el discipulado universal, contextualizado e integral. Un anuncio del evangelio hacia dentro de la Iglesia y del corazón de cada cristiano hasta alcanzar su madurez en Cristo (Ef. 4:13) y desde la Iglesia hacia el mundo entero como buenos testigos de Jesús (Mt. 28:18-20, Hch. 1:8).

Anuncios

Dimensiones de la misión

Luis Gomez

(Mateo 28:18-20)

      ¿Para que existe la iglesia?  La respuesta a esta pregunta da la dirección, el lugar, el tiempo, la misión y el propósito de la iglesia. Pero lo que más revela esta pregunta son los tres objetivos que explican su existencia.  Cuando una iglesia no sabe para que existe, hace muchas cosas pero no siempre hace lo que agrada a Dios.

Los 3 objetivos que describen la misión de la iglesia son: glorificar a Dios (Ef.1:6,12) (doxológico) proclamar el evangelio (Mt.28:18-20) (soteriológico) y  edificar el Cuerpo de Cristo (Ef.4:12-16)(edificativo).  De manera que, todo proyecto, programa, ministerio y actividad de la iglesia debe estar enfocado en cumplir éstos objetivos.   La misión de la iglesia se enfoca en tres dimensiones:

  1. La misión de la Iglesia está enfocada en la madurez espiritual de cada miembro (hacia dentro)

¿Qué relación tiene Efesios 4:12-16 con este enfoque?

¿Cómo describe Pablo a una iglesia madura según 1 Co. 13:13, Ef.1:15, 16,18, Co. 1:3-6?

$ La iglesia debe reforzar su fe, renovar la esperanza y restaurar el amor.   Se debe trabajar en cultivar una vida de fe dinámica, una vida de esperanza constante y una vida de amor al estilo de Jesús.

Gene Getz ve tres pasos en el proceso de madurez espiritual basado a Hechos 2:42-47: un deseo profundo de aprender de la Palabra de Dios, la experiencia vital de relacionarse los unos con los otros y con Dios y la experiencia vital y personal de testificar al mundo lo que Dios ha hecho en sus vidas.

En resumen: esta dimensión de la misión de la iglesia es dar atención y cuidado a cada cristiano para que progrese en su relación espiritual con Dios hasta alcanzar suficiente madurez que le permita reproducir su vida en Cristo con otra persona.  ¿Qué piensa sobre esta tarea?

  1. La misión de la iglesia se enfoca en la proclamación del evangelio (hacia afuera))

La iglesia ha sido llamada a estar juntos (edificarse internamente) y enviada a cumplir una misión afuera, salvar vidas (extender el evangelio afuera) (Mt. 28:18-20; Hch. 1:8).

¿Qué implica el enfoque “hacia afuera”?

Después de leer  2 Ti. 2.2, 4:1-3,  Jesús dijo “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” para cumplir esta misión, ¿Qué se requiere para cumplir esta misión?

La misión es proclamar el evangelio debe ser: Dinámica y fiel.  Dinámica quiere decir que es consistente, continua, efectiva e integral.  Es fiel también, porque es bíblica, sistemática, honesta, compasiva, contextualizada y universal.

¿Cómo evalúa la proclama que hace nuestra iglesia a la luz de lo anterior?

¿Cuáles considera usted que podrían ser las causas por las que la iglesia no evangeliza de manera dinámica y fiel?

  1. La misión de la iglesia se enfoca en las relaciones interpersonales (circunferente)

El enfoque de la misión no solo está en la madurez espiritual, la proclamación del evangelio sino en la manera como se relacionan los hermanos en la congregación.  ¿Qué cosas nos unen o nos separan como hermanos? ¿Qué cosas nos pueden acercar o alejar?

Los dos pilares que sostienen las relaciones interpersonales son el amor y la comunión.

¿Cómo se debe practicar el amor según los siguientes pasajes Mr. 12:28-30, Ro. 5:5, 1 Jn. 4:11,21?  El amor es el poder, la energía, la motivación y la virtud que hace honesta las relaciones los unos con los otros.  Una iglesia que  ama sinceramente es fuerte.

Del amor nace la amistad, confianza, fraternidad, relaciones comunes, comunión, y vida en común que tienen las personas.  En todos los lados hay buenas relaciones de reciprocidad. ¿Cómo desarrollar estas relaciones interpersonales o de circunferencia en la Iglesia?

1 Co. 12:12-27 apoyandonos unos a otros

Fil. 2:1-4 preocupandonos  unos a otros

Galatas 6:1-2 ayudandonos y soportándonos Ef. 4:2  unos a otros

           ¿Cómo se beneficia la iglesia si todos practicamos esta misión y cultivamos buenas relaciones? ¿Es una obligación, deber, privilegio o bendición el amarnos los unos a los otros? ¿Con qué podemos comenzar a practicar las buenas relaciones dentro de la congregación?

Conclusión: ¿Hay un orden de prioridad en estas tres dimensiones? ¿Cuál es más importante para Dios? ¿Cuál es más necesario? Determinar esto clarifica en cada cristiano la razón de su existencia, su identidad y su tarea.

“Mi compromiso es  con Dios y la iglesia”

Luis Gomez

“UNA VIDA DE COMPROMISO”

Ro. 1:15-17; Gálatas 2:20; Fil. 1:21

Introducción

RETO: Mover  a cada persona al siguiente nivel.

1. La comunidad son los que asisten unas 4 veces al año.

2. La multitud asiste regularmente los domingos.

3. La congregación es la lista oficial de los miembros de la iglesia y más responsables. Toman  la clase 101

4. Los comprometidos son las personas que toman con seriedad: orar, diezmar y discipular. Toman la clase 201.

5. El núcleo son las personas que están desarrollando algún ministerio. Clase 301.

6. Para cada nivel, hay una clase que tomar y un contrato que firmar.

He estado leyendo sobre la filosofía ministerial de Rick Warren y me parece muy interesante el insistir en que cada persona que llega a la iglesia adquiera compromisos.   En una iglesia hay diferentes niveles de compromiso, pero el reto es que cada uno avance a los niveles más profundos y serios de estos.   Una iglesia saludable es aquella en la que cada integrante tiene una vida de compromiso.   Observe los niveles que hay en una iglesia:

  1. EJEMPLOS DE UNA VIDA DE COMPROMISO EN LA BIBLIA

             Un cristiano es mejor cristiano y disfruta más espiritualmente si vive comprometido con Dios, el evangelio, el ministerio y la iglesia.  El reto de esta tarde es que reflexionemos sobre el nivel de compromiso que cada uno tiene con Dios, el evangelio, la Palabra, el ministerio y la iglesia. Cuando no hay compromiso, la vida cristiana es simple, rutinaria, fría, improductiva e indiferente y sin variaciones. Veamos algunos ejemplos en la Biblia de personas que se destacaron por vivir comprometidos con Dios.

1.1. Nehemías

El pueblo judío fue llevado por Nabucodonosor cautivo a Babilonia en los años 605-586 a.C. Dios en cumplimiento a su promesa que sería liberado pasados 70 años, levanta a Nehemías durante el reinado de Artajerjes.  El corazón de Nehemías estaba totalmente entregado en honrar a Dios pues había adquirido un compromiso con Dios, de vivir solo para hacer su voluntad. ¿Cómo sabemos que eso es verdad?

  1. Nehemías era un hombre de oración, todo lo resuelve en el trono de Dios (1:4; 2:4; 4:4). Esta es la primera parte con la que debe comprometerse cada cristiano, tener un devocional diario de oración y meditación de la Biblia.
  2. Nehemías era un hombre de acción, preparó un plan de trabajo por fe (1:11; 2:4-20). Mientras oraba, su fe accionaba o trabajaba para lograr el fin.
  3.      Nehemías era un hombre de convicción, determinación y firmeza en el ministerio que Dios le había encomendado, pues nada lo hizo dejar el ministerio, al contrario, siempre se esforzó y defendió con valor ( 2:10, 19, 4:1,6-20; 6:1-14).

Dice la Palabra de Dios en Neh. 6:15 que en solo 52 días terminó la obra que Dios le mandó hacer.  Enfrentó toda clase de enemigos, pero Nehemías sabía lo que quería y quien estaba a su lado. “Si Dios es con nosotros, quien contra nosotros”. ¿Qué sintió, pensó y vivió mientras cumplía el compromiso? ¿Es fácil ser personas vivir comprometidos?

     1.2. Rut

             Esta mujer es descendiente de Moab, uno de los hijos de Lot después de la destrucción de Sodoma y Gomorra.  Sus dos únicas hijas, viéndose imposibilitadas de mantener el nombre de su padre que ya era viejo, lo emborracharon y tuvieron relaciones íntimas con él de donde nacieron Amon y Moab.   Rut era descendiente de Moab, una descendencia pagana, idólatra y no temerosa de Dios.  Pero Rut se casó con un hijo de Noemí y Elimelec, descendientes judíos y temerosos de Dios, pero muy pronto quedó viuda.  Noemí, quedando viuda también, decidió regresar a su tierra Jerusalén dejando en libertad para que sus nueras se quedaran y se volvieran a casar.

Rut 1:11-18 describe el compromiso que Rut tomó el cual la marco para toda su vida.  Esta es una mujer que desde que creyó se comprometió a ser fiel a Dios (1:8-9,14-17). Esto es parecido al compromiso que un hombre y una mujer adquieren cuando se unen en matrimonio, se prometen lealtad para toda la vida. ¿Cuáles son las señales de su vida de compromiso?

  1. La decisión de no apartarse de su suegra (Lealtad a una relación personal)
  2. La decisión de vivir donde  viva a su suegra Noemí (Renuncia de su tierra)
  3. La decisión de ir a otro país (Renuncia de su propia familia)
  4. La decisión de creer en el Dios de Noemí (Lealtad a otra relación espiritual)

La vida de compromiso está ligada a las decisiones profundas que tomamos en cuanto a nuestra relación con Dios.   Rut dice: “Nadie nos separará, solo la muerte” “y nada de lo que nos venga podrá impedir que estemos juntas” (1:16-17)Este es el nivel de compromiso que nos hace productivos, y que da satisfacción. Un compromiso que nos reta, desafía, nos hace producir más de lo que estamos acostumbrados, nos lleva a hacer cosas para Dios que nunca creíamos hacer, y nos permite experimentar cosas jamás soñadas. Ella cumplió al pie de la letra el compromiso y Dios se encargó de recompensarla, pues la hizo instrumento de donde vendría Jesús, nuestro Salvador.  Todo comienza en la decisión firme de vivir comprometida con Dios y Nohemí. Nota: Dios recompensa cuando hay compromiso y lealtad.

     1.3. Pablo

De perseguidor, blasfemo e injuriador de la Iglesia, Dios lo cambió en el más fuerte predicador, apóstol y misionero de todo el N.T.   Así como estaba decidido a exterminar a los cristianos, cuando se convirtió a Cristo, Pablo adquirió el compromiso de predicar el evangelio a toda criatura y vivir solo para hacer esto desde su conversión.  Fue tal el compromiso con Dios y la palabra que prefirió seguir en la tierra con tal de predicar el evangelio, aunque esto implicaba sufrimiento.   Estos pasajes confirman el nivel de compromiso de Pablo:

  1. Ro. 1:15-16 “Estoy pronto a anunciar el evangelio” “No me avergüenzo predicar el evangelio”
  2. 1 Co. 9:16 “Me es impuesta necesidad de anunciar el evangelio y ay de mí si no lo hago
  3. Fil. 1:21 “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia
  4. Fil. 4:13 “Todo lo puedo en Cristo quien me fortalece”
  5. Gal. 2:20 “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más Cristo vive en mí”

Hasta la fecha, no ha existido hombre con mayor compromiso con Dios, el evangelio, la Palabra y el ministerio, que el apóstol Pablo.  No hay persona que más impacto haya causado en la historia del cristianismo después de Jesús que no sea Pablo.  Todo esto se debe al nivel de compromiso que tuvo.

  1. ELEMENTOS PARA UNA VIDA DE COMPROMISO CON DIOS

2.1. Amor total hacia Dios (Mr. 12:29-34)

Un cristiano que adquiere un compromiso debe amar a Dios, conocer a Dios y obedecer a Dios.  Esto es lo que Nehemías, Rut y Pablo demostraron tener.  Pablo dice en 1 Co. 2:1-2; Fil. 3:7-15 que se ha propuesto conocer solo a Jesús, y está dispuesto a dejar todo, hasta morir con tal de conocer a Jesús.  El amor aumenta en la medida que nos conocemos, pasamos tiempos juntos, hablamos, descubrimos las debilidades y fortalezas.   Cuando hay amor, obedecemos sin reparo, amar es un compromiso de lealtad.

2.2.  Entrega sincera y total en hacer la voluntad de Dios (Ro. 12.1-2)

Nehemías y Pablo “sintieron una pesada carga por hacer la voluntad de Dios”.  Nehemías dice el cap. 1:3-6 que lloró, se entristeció, lamentó y oro durante cuatro meses por la crisis de su pueblo, pero al mismo tiempo planificó como cumplir la voluntad de Dios.  Lo mismo que Pablo en 1 Co. 9:16 “me es impuesta necesidad” una carga pesada siento en mis hombres, debo predicar, ay de mí si no lo hago.

2.3.  Reconocimiento de la obra de Dios en la vida (Ef. 2:1-8)

¿Qué era Rut, Nehemías y Pablo?  Rut una viuda gentil y pagana.  Nehemías un eunuco cautivo judío y copero del rey.  Pablo, un blasfemo, injuriador y perseguidor, él se consideraba basura, LA Biblia dice, menos que nada (1 Co. 1:27).  Todos sin Dios eran simples cadáveres inservibles, sin valor, estaban muertos, esclavizados y condenados, más cuando creyeron, Dios no solo les dio vida eterna, sino que les dio identidad, valor, posición y una razón de vivir.  Ese reconocimiento de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas debe ser suficiente motivación para vivir comprometidos en vivir solo para él y cada día buscar ser mejores cristianos, y buscar los niveles más superiores de compromiso. ¡Esto agrada a Dios!

2.4.  Disposición profunda por obedecer

Si una cosa describe el compromiso de un cristiano maduro es el grado de obediencia hacia Dios.  Observe la obediencia de Nehemías, Rut y Pablo, los tres estuvieron dispuestos hasta morir con tal de cumplir la tarea para la cual Dios los llamó.   Un ejemplo: Rut 1:17 “No me pidas que te deje, porque tu Dios será mi Dios” ; Nehemías 6:8-14 ¿Un hombre como yo ha de huir para salvar su vida?; Hch. 9:5-6 ¿Qué quieres que yo haga?  Son frases de convicción y disposición profunda por obedecer todo lo que Dios ha mandado hacer.

2.5. Firme determinación por servir (Fil. 1:21)

Rut es un ejemplo de su determinación firme en vivir para cuidar a su suegra Noemí y lo cumplió.  Nehemías es ejemplo de un líder determinado por vivir solo para servir a Dios.  Ya no se diga Pablo, él determinó que si Dios le dio vida después de su conversión, él la dedicaría solo para el cumplimiento de la voluntad de Dios Hechos 20:18-19, Fil. 1:21, 3:7-16, Ga. 2:20.

  1. FRUTOS DE UNA VIDA DE COMPROMISO DIARIO (Josué 24:15-16)

3.1. A nivel personal: satisfacción, razón para vivir, valor a la vida y retos.

3.2. A nivel familiar: satisfacción, mejores logros, armonía, realización, etc.

3.3. A nivel eclesial: armonía, crecimiento, servicio, buen ambiente y acción.

3.4. A nivel espiritual: íntima y agradable relación con Dios y cumplimento fiel.

CONCLUSIÓN

Vivir bajo la presión de un compromiso, guiados por Dios y monitoreados por el Espíritu Santo, nos hace productivos, felices y satisfechos.  La iglesia tiene el gran reto de vivir comprometida a cumplir la misión por la que Dios la creó.  Ga.2:20 es el ejemplo.  Una iglesia comprometida con la causa de Dios no solo es saludable e impactante, sino productiva e influyente.

El ideal del cristianismo y el deseo de Dios es que vivamos identificados y comprometidos con la causa divina, la de llevar el evangelio a toda criatura por medio de una vida que agrada a Dios y apegada a la Biblia.  Dios desea que los de la comunidad pasen a la multitud, y los de la multitud pasen a la congregación, y los de la congregación pasen a los comprometidos, y los comprometidos pasen al núcleo de los servidores de Dios.

¿Cuántos quieren pasar de la multitud a la congregación por medio de aceptar a Jesucristo?

 

¿Cuántos se comprometen a tener un devocional diario, diezmar fielmente e involucrarse a un grupo de crecimiento?

 

¿Quiénes quieren convertirse en siervos de Cristo a partir de hoy involucrándose  a un ministerio en específico?

 

¿Cuántos de los que ya sirven a Dios quieren prometerle cumplir el ministerio con fidelidad?

 

Himno, “Hombres de valor necesita Dios

“El valor del compromiso”

Luis Gomez

“Mi compromiso personal es con Dios y la familia”

El compromiso es un valor que da  personalidad, identidad y credibilidad. Comprometerse va más allá de cumplir con una obligación, es poner en juego nuestras capacidades para sacar adelante todo aquello que se nos ha confiado. Dios no solo nos ha confiado una tarea sino que nos ha dotado de capacidades. El compromiso que tenemos es doble, ser fieles administradores de los recursos y  de cumplir la tarea que se nos ha encomendado. Por tanto, ninguno tiene salvedad, todos somos responsables, nadie puede escaparse,  estamos obligados, y como parte de la iglesia que somos, todos estamos comprometidos a ser fieles a Dios, a la fe, al evangelio, y a la Palabra.  Una persona comprometida es aquella que cumple con sus obligaciones haciendo un poco más de lo esperado.

Buscando encontrar una manera práctica y sencilla de aplicar el significado pleno de “compromiso” fui llevado a reflexionar  sobre los compromisos que toda persona tiene cada día, desde que se levanta hasta que se acuesta.   Como padres de familia: No basta con proporcionar los medios materiales, los hijos necesitan que los padres les dediquen parte de su tiempo para jugar, conversar y enseñar. ¿Cuántas veces hemos cancelado un compromiso personal para estar con la familia?  Parte del compromiso de ser padres, implica buscar la amistad de los hijos, pero más que ello, ser modelos a seguir. ¿Cuándo fue la última vez que usted se acercó a su hijo (a) y le dio un abrazo, lo (a) besó y le dijo, hijo (a) me siento súper orgulloso (a) de ti, te amo y recuerda, puedes contar con migo siempre?   Papás, delante de Dios y la sociedad que nos vigila como atalayas nocturnas, tenemos un compromiso, el de ser padres modelos, ejemplos para nuestros hijos.  No hay mayor compromiso que mostremos a nuestros  hijos el camino hacia la vida eterna en Cristo (Prov. 22:6; Sal. 127:1).

           Como esposos: Partiendo de la fidelidad como algo  indispensable, es necesario avivar el amor y la comprensión: cuidar el aspecto personal como antes de casarse; hacer pequeños obsequios: flores, dulces; salir juntos al cine o a cenar; terminar una pequeña riña con un beso y un abrazo… detalles que parecen olvidarse con el paso del tiempo y que están incluidos en los votos de compromiso que nos hicimos cuando nos casamos. Con frecuencias se escuchan palabras de insatisfacción, “mi esposo es más seco que saber que” “siquiera que mi esposo fuera así”.   Hombres casados, hablemos como colegas, yo tengo curiosidad en saber, ¿Cuándo fue la última vez que le regaló flores a su esposa o la llevó a un restaurante, o le susurró al oído palabras bonitas o simplemente le dijo, ¡que linda estas en este día!  Si un compromiso tenemos que cuidar con fidelidad delante de Dios es este, no dejar que se apague el amor.  Proverbio 5:15 al 19 en una versión diferente a la Reina Valera dice: “Si quieres disfrutar del amor, disfrútalo con tu esposa.  Guarda tu amor solo para ella! ¡No se lo des a ninguna otra!  No compartas con nadie el gozo de tu matrimonio. ¡Bendita sea tu esposa! ¡La novia de tu juventud! ¡Es como una linda venadita; deja que su amor y sus caricias te hagan siempre feliz!       

         Como hijos: Además de la sinceridad, la obediencia, la ayuda en el hogar y el esfuerzo en los estudios, ¿qué otra cosa haces? Los padres también necesitan cuidados, detalles de cariño y pequeños servicios, los cuales no piden y sin embargo, estarían muy agradecidos de recibirlos. ¿Hasta qué edad los hijos tienen compromisos hacia sus padres? Ustedes los hijos, lo mejor que pueden hacer para sus padres es ser temerosos de Dios, dedicados al estudio, respetuosos de los demás, y orgullosos de sus padres. ¿Cuándo fue la última vez que su hijo le dio un beso y le dijo, papito, mamita, te amo?  Muchachos, porque no se animan hoy y le hacen un regalito a su papá o a su mamá. ¡Piense! ¿Qué le gustaría a su padre recibir de usted? “Honra a tu padre y a tu madre porque es el primer  mandamiento con promesa para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra” (Ef. 6:1-3).

Como cristianos: Dios no solo espera que asista a todos  los cultos del domingo, que de fielmente el diezmo y esté involucrado en un grupo de crecimiento, más que eso, lo que Dios desea y espera de cada uno de los cristianos es que viva en santidad, manteniendo una vida de integridad, apartada del pecado, y fortalecido por una estrecha, sincera, transparente y fresca relación con Jesucristo.   Más que lo que usted hace y tiene, Dios está más interesado en lo que usted es. ¿Qué pide Dios de usted?  Que le ame, obedezca, sirva, adore y que le tema con toda la fuerza (Dt. 10:12-13).

El gran reto para usted apreciado oyente es que no se quede en el nivel de compromiso que ya ha alcanzado.  Esfuércese por buscar los niveles de mayor compromiso con Dios y nunca se arrepentirá de haberlo hecho.  Esto requiere, fe, amor, entrega, disposición, reconocimiento y mucho esfuerzo disciplinado. ¡Vamos, busque otro nivel de compromiso aunque implique cambios de horarios, hábitos, disciplinas, amistades, relaciones, y despojos!  Son los valientes y atrevidos los que desafían lo desconocido y solo el que se arriesga tiene la probabilidad de triunfar.

Hoy lo desafío, lo reto de  permanecer en el nivel de los comprometidos de la iglesia practicando tres hábitos espirituales durante tres meses a partir de este día: tener un devocional todos los días de por lo menos 10 minutos, oiga, todos los días.  Segundo, dar no el diez por ciento sino el 11% de lo que Dios le da al mes. Último, involucrarme en un grupo de crecimiento  con todo interés para que el grupo crezca y mejore.

LEC.  12      ¿Qué hace el Espíritu en el cristiano?  III    

         MINISTERIO ACTUAL DE LA IGLESIA

VOL. 6          Vivamos en el Espíritu

TEXTO            16:13-15; 1 Co. 2: 9-10

INTRODUCCIÓN

Repitamos el texto memorizado en el estudio anterior, Jn. 14:26.   Hasta este punto hemos estudiado tres ministerios que realiza el Espíritu a favor del creyente: ____________ ____________ ________________.  ¿Alguno desea compartir como le fue en la semana en cuanto al reto obedecer y vivir más la Palabra?

  1. INSTRUYE, RECUERDA, GUÍA Y HACE SABER (Jn. 16:13-15) 

             1.1. La frase “os lo hará saber” se repite dos veces más.

En el v. 13 dice “os lo hará saber las cosas que habrán de venir”.  El v. 14 “tomará de lo mío y lo hará saber a vosotros” y v. 15 “Tomará de lo mío y os lo hará saber”. ¿Qué significado tiene el hecho de que se repite en tan poco espacio y lo que se repite?

1.2.  La frase “las cosas que habrán de venir”.

Unos sugieren que esto se refiere a la promesa de que los discípulos escribirán a cerca de cosas futuras por la inspiración del Espíritu Santo.  Otros consideran que se refiere a las profecías de los eventos futuros relacionados con el regreso de Jesucristo. Y un tercer grupo creen que se refiere al futuro inmediato de los discípulos.

En fin, lo que para los discípulos era “futuro” para la iglesia  es “presente” y se refiere a lo que ya está escrito en la Biblia.   Jamienson en el comentario exegético afirma que se refiere especialmente a las relaciones parciales de las Epístolas y totalmente a Apocalípsis donde hay una revelación clara del reino de Dios.

¿Qué diferencia hay entre “recordar las cosas y hacer saber las cosas que habrán de venir? ¿Qué tan importante es esto?

  1. INSTRUYE, RECUERDA, GUÍA, HACE SABER Y REVELA   

Dios se ha revelado por la naturaleza (Sal. 19:1-6), por la providencia (Dt. 30:1-10; Ro. 11:13-29), por la preservación (Col.1:16-17).  El nombre Shaddai, Todopoderoso transmite la idea de que Dios sostiene todo lo que ha creado (Jn. 1:14,18). 

2.1. ¿A qué revelación se refiere  1 Co. 2:9-10; 1 Pe. 1:21?

2.2. ¿Quién es el instrumento por el cual Dios se revela?

“Las cosas que ha preparado” (v.9), “lo profundo de Dios que el Espíritu escudriña” (v.10), “Lo que Dios nos ha concedido” (v.12) y “Las cosas que son del Espíritu” (v.14). Lo hermoso es que el Espíritu está al servicio del creyente y debemos aprovecharlo.

2.3. Lo que el Espíritu revela y descubre de Dios nos hace conocerlo más y eso da mayor responsabilidad espiritual.

Revelar es quitar el velo que cubre algo.  El Espíritu quita lo que cubre nuestros ojos, entendimiento, corazón y nos guía a conocer y amar más a Dios. ¿Qué es lo que impide que conozcamos más a Dios y crecer espiritualmente?   ¿Cuánto conoce a Dios?  Cuanto más conozcamos a Dios, así será la solidez espiritual que tendremos.

CONCLUSIÓN

       Hay dos maneras de conocer más a Dios: por la Palabra escrita y por el Espíritu que nos enseña, instruye, guía, revela, y hace saber.  En otras palabras, el Espíritu ilumina nuestra mente para entender, discernir lo que leemos.  ¿Desea conocer más a Dios para amarlo?

Amigo, recíbalo en el corazón, hermano obedézcalo con el corazón.

 

LEC.  11      ¿Qué hace el Espíritu en el cristiano?  II       

MINISTERIO ACTUAL DE LA IGLESIA

VOL. 6         Vivamos en el Espíritu

TEXTO          Jn. 14:15-16, 16:12-15 (clave v.13).

INTRODUCCIÓN

Conocer y entender el ministerio del Espíritu es descubrir la fuente de un ministerio poderoso a nivel personal y eclesial.  El desafío es: conocerlo y entenderlo, pero más aún, es someternos a su gobierno.  Por favor repitamos el pasaje base de este volumen y luego Hechos 1:8.  Así que, ¿qué más hace el Espíritu En la vida del creyente y de la iglesia?

  1. NO SOLO INSTRUYE SINO QUE HACE RECORDAR

                1.1. Jn. 14:25 ¿Qué cosas hace recordar?

1.2. ¿Qué significa recordar según Jn. 14:26?

Se usa la palabra upomhesei (upomnesei) la misma que se usa para memoria (menstenai), “tener en mente un memorial”. Sirve de raíz para “menma” que significa “sepulcro, tumba, monumento”. Significa pues, que mantengamos como un monumento o un recuerdo en mente y en el corazón las cosas que Jesús enseñó.

Es el Espíritu quien nos hará tener  siempre en la memoria como un tesoro valioso e incalculable las cosas que Jesús enseñó.  Esto nos ayudará para el desarrollo y crecimiento espiritual de nuestra vida. Él nos lo hará entender y lo aplicará a nuestra vida diaria.

¿Qué cosas enseñó Jesús que el Espíritu nos lo recuerda hoy en su Palabra? ¿Qué cosas necesitamos que el Espíritu nos lo recuerde  en cada momento de nuestros  días?

  1. NO SOLO INSTRUYE Y RECUERDA SINO QUE GUÍA 

2.1. El significado del término “guiará”

            Que el Espíritu “va delante de nosotros para indicar el camino”. Él nos guía, muestra y nos lleva a lugares desconocidos pero seguros como lo hace el buen Pastor en el Salmo 23.

 2.2.  ¿Qué relación hay entre la acción de guiar con Efesios 5:18?

2.3.  Él nos guía a toda verdad.

             El Espíritu  oye del Padre (Jn. 16:13), toma del Hijo (Jn. 16:15) y lo comunica a los creyentes.  El Espíritu está en armonía con lo que Jesús desea enseñar a sus hijos y en la medida que nos sometemos, él nos guía y nos enseña la voluntad de Dios. Toda verdad es toda la revelación de Dios.

¿Qué se demanda del creyente para ser guiado por el Espíritu?

¿Qué cosas o aspectos de su vida no ha dejado que el Espíritu lo controle ?

¿En qué aspectos de su vida le cuesta dejarse guiar por el Espíritu?

CONCLUSIÓN 

Hemos aprendido que el Espíritu nos instruye, recuerda y guía a vivir en toda verdad (Palabra). Roguemos al Espíritu que nos guíe en esta semana a obedecer y vivir más su Palabra.   Haga esta oración usted, y prometa apegarse a la Palabra.

¿Desea hacer una decisión en cuanto a este reto o pedir que Dios lo transforme?

LEC.  10      ¿Qué hace el Espíritu en el cristiano?  I   

MINISTERIO ACTUAL DE LA IGLESIA

VOL. 6        Vivamos en el Espíritu

TEXTO        Jn. 14:26, 16:12-15; 1 Co. 2:10-13

INTRODUCCIÓN

¿Cuáles son los tres obstáculos de la vida en el Espíritu? ¿En cuales de estas ha mejorado?  Corresponde en esta oportunidad conocer parte del ministerio del Espíritu Santo, lo cual ayuda a dar mayor importancia.  ¿Cuál es el principal ministerio del Espíritu en el cristiano?

  1. UNA LISTA GENERAL DE MINISTERIOS DEL ESPÍRITU

1.1. Jn. 14:26 _________________________________________________

__________________________________________________

1.2. Jn. 16:12-15 ______________________________________________

__________________________________________________

1.3. 1 Co. 2:10-13 ______________________________________________

_________________________________________________

Resumen: Participemos todos y clasifiquemos el ministerio actual del Espíritu  según estos pasajes en cinco áreas importantes:  ____________________________ ___________________________.

  1. ESPÍRITU PARTICIPA EN LA FORMACIÓN DEL CREYENTE

                2.1.  Él  instruye al  creyente (Jn. 14:26)

a. La palabra enseñar “didaxei” viene de didáctica e incluye la idea de “instruir” “dar un discurso” “explicar una verdad”. Lo importante es que comunica la verdad de Dios en nosotros.

b. La extensión de este ministerio (Jn. 14:17,26)

  • Primero se extiende a “vosotros” los discípulos
  • Segunda instancia a  “vosotros” los cristianos.

2.2. ¿Quiénes son instruidos por el Espíritu? (1 Co. 2:14-15; 3:1-2)

Solo los espirituales que han nacido de nuevo y son controlados por el Espíritu (Ga. 5:22; 5:16; Ef. 5:18) pueden recibir y entender las cosas del Espíritu (1 Co. 2:14-15).  Solo quien tiene una vida con autoridad moral o coherencia espiritual es el que puede “juzgar” “examinar” “discernir”.  El carnal no puede ser ministrado por el Espíritu.  ¿Es usted un cristiano? ¿Es usted un espiritual o carnal? ¿En qué forma el espiritual es instruido o guiado por el Espíritu?

2.3. La instrucción es completa “os instruirá en todas las cosas”

Leamos 1 Co. 2:10; 1 Jn. 2:20-27 ¿Qué significa “todas las cosas y toda verdad”?  Para ampliar la idea, Jn. 16:13-15 declara que el Espíritu instruirá lo que Dios ha concedido, lo profundo de Dios, lo de Cristo (1 Co. 2:10,12).   No se refiere a verdades universales, ni solo a verdades sobre la redención, sino son verdades relacionadas con Dios, su persona y su plan para el hombre.    En fin, el Espíritu nos enseñará el conocimiento de Dios, su amor, su poder y su plan eterno que está registrado en su Palabra.

CONCLUSIÓN 

         Cada cristiano y la iglesia en general debe esforzarse e interesarse por conocer más del Espíritu Santo y de entregarse a él dándole mayor importancia.  La razón es porque solo así seremos más espirituales, maduros, victoriosos, triunfantes y conocedores de “toda la verdad de Dios”.

¿Qué piensa hacer usted en relación al Espíritu Santo?