UNIDOS NOS VEMOS MEJORES 

Luis Gómez Chávez

Hay un dicho muy real que dice: “En la unión está la fuerza”.  Esta es la verdad que deseo enfatizar, que solo cuando la iglesia se une alcanza el triunfo.   La pregunta inicial es, ¿por qué y para qué necesitamos unirnos como iglesia si cada uno puede vivir muy bien estando separado? Primero, porque la Iglesia como Cuerpo de Cristo tiene un enemigo común y está viviendo en constante lucha la cual no puede ser defendida aisladamente o por separado.  Es por ello que, la iglesia necesita estar unida para hacerle frente a los ataques del enemigo. Segundo, porque cuando la Iglesia une sus fuerzas, la iglesia multiplica su poder, fuerza y la carga individual se vuelve más ligera.   Además, en esa dimensión de unidad, se aprovecha las virtudes de los demás de tal manera  que  no queda tiempo para mirar los defectos de los demás.

La base de la unidad de la Iglesia es nuestra unión con Jesucristo. Juan 17:20 confirma que esta necesaria unión solo es posible por la fe en Jesús.  El mismo Señor ya ha dicho en Juan 15:4 que es necesario permanecer en él para ser triunfadores.  Para estar  “unidos, aliados, ligados” a Cristo, es necesario creer en él como Salvador (Jn. 3:3) y obedecer a él como Señor por medio de una vida de entrega (Ga. 2:20).   El fruto  de nuestra unidad con Jesucristo es la unión con la Iglesia. Solo  unidos a Cristo y unidos nosotros como un solo Pueblo es que alcanzaremos el triunfo, y se hace un buen ministerio.

El costo a pagar para estar siempre unidos es elevado porque demanda humildad, entrega, amor, obediencia, disposición y mucho trabajo en equipo.    Es en esta parte donde corresponde a cada uno tomar decisiones firmes, ser obediente a la Palabra, participar al cumplir con la función individual que Dios le ha dado dentro del Cuerpo (Ef. 4:13-16), ser humilde al seguir las instrucciones de quien es la Cabeza, Cristo o quienes nos dirigen, y no olvidar que somos hijos de Dios por Su gracia soberana y no por merito humano.

De tal manera que, el triunfo cristiano y el buen ministerio están ligados  a la unidad de la iglesia, a la obediencia a Cristo, en vivir el evangelio correctamente, en amar a los demás, en trabajar en equipo y en la disposición por servir al Señor como prioridad.   Esto son desafíos que no pueden ser pasados por alto, porque como hijos de Dios que somos y miembros del Cuerpo de Cristo, es nuestra responsabilidad cumplirlos. ¡Vamos hermanos, todos tenemos algo que hacer y si cada uno es fiel a lo que le corresponde hacer, haremos un buen ministerio! (Ef. 4:16).

Lo más maravilloso es que cuando estamos unidos y vivimos unidos no solo somos mejores, y nos vemos mejores sino que somos vencedores.    La Biblia dice que la Iglesia no podrá ser vencida por nada, por lo cual, es necesario que notos los días nos esforcemos por estar unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s