Jesús modelo en la oración

Pastor Luis Gomez 

Antes de todo, por favor lea los siguientes pasajes de la Biblia, Mateo 6:6, 14:23, Marcos 1:14, Lucas 5:16.  ¿De qué están hablando estos pasajes? ¿Qué dicen acera de los que están hablando?   Cuando aprendemos a responder estas dos preguntas, dejamos que el texto mismo hable, y nos cuenta sobre lo que esta hablando.   Los textos dice: “tu cuando ores, entra a tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto”.  “Levantándose muy de mañana, siendo aun oscuro, salió y se fue a un lugar desierto y allí oraba”.   Ahora responda las preguntas, ¿de qué están hablando estos textos? ¿Qué dicen acerca de lo que están hablando?

Jesús siendo Dios mismo, nos da el ejemplo más bello, es el modelo más claro acerca de la importancia, necesidad, y responsabilidad de orar como seres humanos que somos.   Nos enseña también sobre como orar, cuando orar, en qué lugares orar y porque orar.   La oración es de mucho valor para la vida espiritual para cada hijo de Dios, pero también para el matrimonio, la familia y la iglesia en general.   Es uno de los grandes vacios que se convierten en retos por lo cual luchar cada día en este tiempo abarcador, el orar de esta manera como lo hacía Jesús.

Una oración se hace mejor, no que tiene más poder, sino que se hace mucho mejor, y es cuando se está solo  ante Dios.   Estanos uno en la misma presencia de Dios, allí se habla  y se escucha muy bien, la oración se desarrolla ya no como un dialogo en confianza, sino la relación personal con Dios se fortalece.   Esto nos enseña que (1) es necesario que diariamente debamos apartar tiempo y en un lugar exclusivo, apartado de los demás, para experimentar una mejor oración, sin distractores.  (2)  Cuanto más tiempo  dediquemos para estar a solas con Dios, más tiempo dedicará Dios para encargarse de mis necesidades, retos, sueños y  anhelos.   (3) Más tiempo con Dios significa menos tiempo para nuestras actividades, resulta en más bendiciones.

Seguir el modelo de Jesús en cuanto a la oración, requiere disciplina, esfuerzo, y por sobre todo convicción o seguridad que es la expresión más completa del significado de la fe.  Al orar como Jesús lo hacía, tomando en cuenta la hora, el lugar, las razones, y la forma en que oraba, sin duda alguna, hacer esto, seguir este modelo, traerá cambios a la vida a quien se atreve a hacerlo.   Orar como Jesús lo hacía nos hace más fuertes, dependientes, seguros, y contentos en el sentido que aprendemos a confiar y vivir satisfechos con Dios.

Bueno, mis amados, les dejo el reto de seguir el modelo de Jesús, el cual ha de comenzar con mi persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s