Más sobre contentamiento

Filipenses 4:11-13

Estos dos versículos contienen toda la teología de la virtud del contentamiento.   Después de leerlo una vez, observe las siguientes frases. “He aprendido a contentarme”  “Se vivir” “Estoy enseñado”.   ¿Qué le hacen pensar estas tres frase escritas por Pablo, y que hacen referencia al estilo de vida que personalmente experimento. Esto se queda corto si no agregamos el v.13, “Todo lo puedo en Cristo quien me fortalece”.

               Para llegar a expresar estas frases con convicción y seguridad, se requiere un nivel espiritual maduro, nivel que se basa en la intima relación con Dios, en un profundo conocimiento de Dios y un claro acercamiento a Dios.  No podemos llegar a sentirnos tan tranquilos, confiados, seguros, satisfechos mientras estamos en circunstancias difíciles, mismas que no comprendemos, a menos que estemos seguros que hay alguien mayor y poderoso que nos sostiene y que se ha hecho responsable de nosotros.

Hay 3 enseñanzas a priori sobre el contentamiento después de leer estos tres versículos. Primero, el contentamiento es un estado de vida espiritual que se aprende, y se alcanza por medio de un proceso.  Segundo, el contentamiento es no solo un conocimiento de las Escrituras sino también una experiencia de la madurez espiritual que tenemos en c Dios.  Tercero, la base del contentamiento está en la buena relación que tenemos con Dios.

Podemos decir con seguridad, que Pablo aprendió a contentarse en toda circunstancia de la vida porque aprendió a vivir en la fe y fue enseñado a saber vivir gozoso, satisfecho, contento en el proceso que Dios lo llevaba.    Dios nos tiene en la escuela del contentamiento, en el proceso de formación espiritual que no es más que la escuela de madurez espiritual.

Por todo lo anterior, es necesario tener convicciones, cultivar la relación personal con Dios, y hacer las cosas que contribuyen al desarrollo del contentamiento personal.  Cuando alcanzamos una relación adulta con Dios, donde llegamos a conocer a Dios tal como él es, y todo lo que él puede hacer, y su control soberano sobre todo, podemos decir como Pablo, “Todo lo puedo en Cristo quien me fortalece”, pues él es nuestra porción, sustento, abrigo, guía, dirección, proveedor, él sabe todo lo de nuestra vida.

No importa la situación en que este usted, le invito a que haga suyo estos tres textos, pero créalos y vívalos.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s