Mi viña querida

Dr. Luis Gómez Chávez

En la Biblia se menciona la palabra viña más de 59 veces porque era parte de la campiña oriental y tenía significados importantes para la vida de los judíos.  Un viñedo era el lugar donde sembraban generalmente uvas.    Deuteronomio 23:24 “Cuando entres en la viña de tu prójimo, entonces podrás comer las uvas que desees hasta saciarte, pero no pondrás ninguna en tu cesto”, declara que en  la viña se sembraba uvas.  Uno de los productos más comunes entre los judíos era esta, aunque sembraban otros frutos, y Dios utiliza este lugar y este fruto  para ilustrar y para enseñar.

Génesis 9:20 es una de las primeras menciones y en este caso hace referencia al lugar donde se cultiva uvas. Entonces Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña.  Cuando leemos Deuteronomio 6:10-11 parece que la viña se refiere no solo a la plantación de uvas porque distingue la planta de Olivo y esto lo repite en 28:39.  Hay otros pasajes que indican que se sembraba uvas 2 Reyes 19:29 pero era el lugar donde no solo se sembraba uvas, sino también otros frutos para comer, esto lo confirma Levítico 25:3-4.

Muy bien, independientemente de la conclusión que se dé acerca de si un viñero era un lugar exclusivo para plantar uvas o que se aprovechaba para sembrar otro tipo de producto, Dios lo utiliza la viña metafóricamente  para referirse a la familia como la viña más importante y más querida.  Es Salomón en el libro de Cantares donde se intuye el sentido figurado de la viña que toma de base la viña como lugar para ilustrar a su familia como su viña querida, la primera que debía cuidar.

Primero se refiere al lugar y la planta de uvas físicas.  Como una regla, una parra tierna se poda y no lleva fruto sino hasta los tres a años. La flor de la vid aparece en abril y mayo y expide una aroma dulce y delicada. El Cantar de Saloman dice: “Y las vides en cierne dieron olor” (2:13).  Pero Cant. 1:6b “Me pusieron a cuidar las viñas, y mi viña,  que era mía,  no cuide “guarde””. Y en el 8:12 dice: “Mi viña,  que es mía, esta delante de mi” podemos intuir que ilustra a su matrimonio, como la viña más querida a la cual debe cuidar, proteger, guiar, y amar.

Según Cantares 8:12 significa “colocarse delante de los hijos para guiarlos y ofrecerles un camino mejor”. La idea primordial es la de “vigilar y gobernar la familia de manera sabia para agradar a Dios”.  La familia es la más pequeña y completa unidad existente que da solidez a la iglesia, a la sociedad y al estado.  Para poder cuidar bien la familia, es necesario depender de Dios y entregarnos a obedecer los lineamientos prescritos por Dios en su Palabra.  Es una tarea grande y un privilegio fundamental que no debe ser descuidada.   Implica atender, vigilar, desvelar, esforzarse y sacrificarse para lograr que la familia esté segura y firme en la fe cristiana, en las relaciones, en los profundos valores y convicciones cristianas.

Cada miembro de la familia: papá, mamá e hijos es responsable de cuidarse para Dios y cuidar  su familia para y con Dios.  La primera responsabilidad que tenemos los padres es cuidar nuestra familia ante Dios, antes que cuidar las otras familias del mundo.    Invierta, gaste, de lo mejor en la familia antes que los amigos, relativa, empleos, actividades, etc.  Si cuidamos nuestra familia como prioridad, Dios nos bendecirá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s