¿Contento con la cruz?

Dr. Luis Gómez Chávez
“Señor: ya estoy cansado de llevar la misma cruz en mi hombro, es muy pesada muy grande para mi estatura” Jesús amablemente le dijo:”Si crees que es mucho para ti, entra en ese cuarto y elige la cruz que más se adapte a ti” El hombre entró y vio una cruz pequeña, pero muy pesada que se le encajaba en el hombro y le lastimaba, buscó otra pero era muy grande y muy liviana y le molestaba, tomó otra pero era rugosa y raspaba, buscó otra, y otra, y otra…. hasta que llegó a una que sintió que se adaptaba a él. Salió muy contento y dijo: – “Señor, he encontrado la que más se adapta a mí, muchas gracias por el cambio que me permitiste” Jesús le mira sonriendo y le dice – “No tienes nada que agradecer, has tomado exactamente la misma cruz que traías, tu nombre está inscrito en ella. Mi Padre no permite más de lo que no puedas soportar porque te ama y tiene un plan perfecto para tu vida”.

No busque la cruz que más se ajuste a usted porque entonces dejará de ser cruz.  Dios sabe cuál es la cruz que usted debe llevar y le ha dado todos los recursos para que sea menos pesada, pues en la medida que se someta a Dios, esta se vuelve más ligera y manejable.  La base de todo está en  lo  que dijo Jesús, “no se haga mi voluntad sino la tuya”.   Depender de Dios es permanecer en su voluntad quien soberanamente permite que vivamos diferentes experiencias para cumplir su plan para cada uno en particular.

Muchas veces nos quejamos por las dificultades que hay en nuestra vida y hasta cuestionamos la voluntad de Dios, pero El permite lo que nos sucede porque es para nuestro bien y algo nos enseña a través de eso. Dios no nos da nada más grande de lo que no podamos soportar, y recordemos que después de la tormenta viene la calma y un día esplendoroso en el que veremos la Gloria de Dios.

 

De manera que, llevar la cruz de Cristo, es un privilegio, una responsabilidad y una gran oportunidad para obedecer a Dios, anunciar el mensaje del Cristo crucificado y vivir adheridos a la misión integral de Jesús.  Ser cristianos es un alto privilegio ya que representamos al Rey de reyes, somos embajadores del Todopoderoso y se nos ha concedido el ministerio de la reconciliación. Esto es “llevar la cruz” como un estilo de vida que se disfruta, se goza, y se vive al máximo en la medida que nos conformamos a la voluntad de Dios.

Por favor, no se canse de esperar, no se aflija por no entender lo que pasa y no se desespere por no encontrar salida a su problema, confíe en DiosÉl como su Padre no permite más de lo que no puedas soportar porque le ama y tiene un plan perfecto para su vida.   Esta es una verdad, Dios no miente, él no tarda, ni se olvida de sus hijos.   Nada toma por sorpresa a Dios, él sabe de antemano todo y tiene el tiempo para resolverlo.  Él tiene un plan para cada uno, es por ello que la mejor decisión es vivir satisfechos en Dios en toda circunstancia.

No olvide que, cargar la cruz de Cristo provoca  confusión, burla, insultos, gritos, golpes, rechazos, persecución, y hasta muerte.   ¿Quién de nosotros los cristianos está dispuesto a todo esto por llevar el mensaje de la cruz a todo aquel que necesita saber que solo el Jesús crucificado puede darle vida?   Ser cristiano implica fe, espera con paciencia, dependencia en toda circunstancia, lealtad en medio de una sociedad mediocre, carácter en medio de la tolerancia, firmeza  ante toda tentación insolente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s