Mi crecimiento espiritual

Reflexión del Dia

Heb. 4:11-16

Uno de los fenómenos que puede experimentar todo cristiano sin tan solo se descuida un poco es el estancamiento espiritual.    ¿Qué es el estancamiento espiritual?   Es el estado de no crecimiento por mantenerse estático, sin movimiento de mejora y que en vez de avanzar,  mengua paulatinamente al dejar de orar, leer la Biblia, dejar de asistir regularmente, al permitir que ideas negativas, pensamientos inmaduros lo llevan a enfriarse, e incluso hasta la parálisis espiritual por causa de la decadencia espiritual.

Al leer los versículos 11-14 debemos responder la siguiente pregunta, ¿Por qué hay estancamiento espiritual?  Primero porque no se hace el esfuerzo por crecer.  Segundo, no se tienen las disciplinas elementales que hacen crecer como: orar, estudiar la Biblia, meditar en ella, y estar involucrado en todo lo de la iglesia comenzando con el asistir a los cultos con una actitud de agradecimiento, servicio, adoración, y una mente dispuesta a aprender.  Cuando no hay alimentación solida, se vuelve fenómenos espirituales.

Hay cosas  claras que impiden que crezcamos espiritualmente.  Primero, el no dar seriedad a la vida cristiana de santidad.  Segundo, el no abandonar o dejar todo aquello que nos engaña y que no agrada a Dios, orgullo, autosuficiencia, rebeldía, resentimientos, enojos, actitud negativa, y soberbia.  Tercero, la no entrega total al Señor.

Tomando en cuenta lo dicho en los dos párrafos anteriores, ¿puede usted responder a las siguientes preguntas?  ¿Qué nivel espiritual  considera usted que ya alcanzado? ¿Qué importancia tiene para el crecimiento espiritual la oración, el estudio de la Biblia y el congregarse?  ¿Cree usted que ya dejo de ser un niño espiritual?  Con todo, aunque usted ya no sea un niño porque ya se considera espiritualmente maduro, para no estancarse, y/o llegar a la decadencia o parálisis espiritual, es necesario que hoy más que nunca, debe leer la Biblia, orar con sinceridad y gratitud, y congregarse con los hermanos, dejando todo aquello que es fruto de la carne, y entregarse solo para agradar a Dios.

En los versículos 14-16, el proponerse en conocer más a Jesucristo el Hijo y a Dios el Padre es una, o la mejor manera de crecer espiritualmente.    Jesucristo es quien al resucitar atravesó los cielos y ahora como Sumo sacerdote esta a la diestra del padre intercediendo, defendiendo a todos sus hijos.  Él mientras estuvo en la tierra fue tentado, pero fue fiel y se mantuvo sin pecar.  Dios el Padre de Jesús, está sentado en el trono, dispensando su gracia, ofreciendo misericordia a todo el que se la pida.

¿Qué aspectos salen a relucir cuando estamos cara a cara con nuestro Dios?  Que todos los días necesitamos de Dios, nuestra fe depende de él, y se fortalece en él.  Somos débiles en todo sentido y necesitamos de la ayuda de Jesús nuestro Salvador.   Por ser humanos, estamos expuestos al pecado, y somos pecadores, lo cual nos obliga a estar en el trono de Dios todos los días para pedir perdón y asa mantenernos en santidad, apartados del pecado y en buena relación con Dios.  Es por eso que necesitamos que Jesús se compadezca de nosotros y por su gracia y misericordia nos perdone, nos guie, nos fortalezca, y nos ayude a sentir el deseo todos los días de crecer en la fe, en  la vida cristiana, en la relación con Dios.

El llamado hoy es a acercarnos a Dios con mucha confianza, libertad en la dimensión de buena confianza, limpieza, santidad, sinceridad y hambre espiritual.   Dios mantiene siempre el deseo profundo de que todos sus hijos, crezcamos  en nuestra relación espiritual con él, avanzando, y siendo estables en la fe, convicciones, y por nada dejar de ser fieles a Dios en todo.  Si usted se siente estancado espiritualmente, es porque usted así lo decide, pero una vez usted, tenga una vida de oración, de estudio de la Palabra, congregándose fielmente, y estando con disposición de servir donde Dios lo ponga, usted siempre estará en una buena relación con Dios.   Si algo lo detiene, pida perdón a Dios, si es con personas, pídales perdón, y vuelva a Dios.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s