Más sobre Contentamiento

Reflexión del Día

Primero es bueno leer Lucas 3:14-22.   Una de las cosas que más produce inconformidad, insatisfacción y descontento es el factor dinero, y específicamente el salario.  La económica en nuestros países menos desarrollados es tan fluctuante, que el salario mínimo es tan poco que no alcanza  para sobrevivir, ya que no es suficiente, y con frecuencia es congelado.  Aunque esto es una realidad, la inconformidad por causa de la insuficiencia económica o de salarios, es un problema que ha estado desde el inicio de la humanidad.

Jesús, quien está enseñando  en este pasaje acerca de la necesidad de estar contentos con lo que recibimos como salario a cambio del trabajo que hacemos.  ¿Estoy satisfecho, conforme, contento, con lo que recibo para vivir?  Cuando se está conforme, contento, satisfecho en lo económico, la perspectiva sobre la vida es otra.   El reto es que como cristiano, debemos aprender a saber vivir  confiando en Dios, agradecidos con Dios en toda circunstancia, contentos, satisfechos, sabiendo que Dios está en control de todo.   San Pablo dijo: “he aprendido a saber vivir en toda circunstancia, bonanza o escasez”.

 

¿Por qué algunas veces vivimos solo con quejas, llanto, lamento delante de Dios por la situación en que están pasando?  Nunca se logra la satisfacción y es porque no se ha aprendido a confiar en Dios, y a saber vivir la fe en Dios.  Personalmente, todos no estamos ajenos a este mal, y debemos pedir perdón a Dios por las muchas veces caemos en la tentación de la inconformidad.  Lograr el nivel de satisfacción en ti, es de gran bendición ya que internamente hay un estado agradecimiento y una actitud muy positiva sobre la vida.

Amado Dios, perdóname porque no una sola vez he caído en esta tentación de no solo pensar en quejarme por lo que me falta sino que  hasta he llegado a llorar por lo que estoy pasando. Cuando tu me has enseñado que todo está en confiar, depender y esperar en Dios, quien eres soberano, y dueño de todo, y velas por mí en todo tiempo (Fil. 4:4-6, 13,19).   Reto a todos para que cada día nos esforcemos por practicar la gratitud delante de Dios y vivir con una actitud positiva en vez de queja.

Salmo 37:3-7a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s