La mejor manera de vivir mientras Cristo no regresa

Reflexión del día

2 Pedro 1:5-9

Dr. Luis Gomez

¿Quién es el que nos guarda, nos cuida, y vela por nosotros mientras vivimos sobre la tierra?  ¿Cuál debe ser la actitud de todo cristiano debe mantener mientras viva sobre la tierra?  Es mejor tener una actitud positiva, de contentamiento, de alegría y de agradecimiento independientemente de las circunstancias en que viva, en vez de quejarse, amargarse, y ser negativo y pesimista.  La clase de tiempo que estamos viviendo se presta para las dos actitudes, pero cada uno decide como vivir, independientemente de las circunstancias en las que se mueve.

El texto nos lleva a levantar la frente y vivir en alegría aun cuando se esté en medio de la prueba (v.6, 8).    Alegría como una convicción profunda e intima que es producida por el Espíritu Santo cuando se está en buena relación con Dios.  Este se debe tener en mente que cada prueba que bien a nuestra vida tiene un propósito definido, y es probar nuestra fe, para ayudarnos a crecer y para dar honra a Dios quien la permite.  No podemos negar que es muy difícil estar alegres, felices, contentos cuando estamos pasando duras crisis, cuando todo parece estar en contra de nosotros, cuando todo parece salir mal, cuando nos llueve sobre mojado.     Sin embargo, Dios merece ser glorificado por las mejores cosas que nos ha dado, la salvación, la fe y las pruebas; pues tenemos la seguridad que todo nos ayuda a bien.

Es por eso que, la mejor manera de vivir en esta tierra mientras Cristo no regresa por nosotros es con alegría y contentamiento.    Y claro, hay momentos y cosas  en la vida que no entendemos porque nos vienes, sin embargo, todo tiene un propósito, por lo cual, debemos descubrir el para que nos viene, la enseñanza que esto nos tiene, y esto nos ayudara a vivir mejor.     Dios desea que aprendamos  a confiar en él en cada prueba, que dependamos de él con alegría, y esperemos porque al final, y el final, siempre será bueno, según la promesa de Dios.

Señor, ayúdame a vivir en contentamiento, alegría, y confiar en ti, todos los días de mi vida, sea que vengas mañana, pasado, la otra semana, el próximo mes, en 10 años, en 100 años.   Ayúdame a vivir alegre, satisfecho, positivo, optimista, sin quejarme, sin renegar, sino solo en agradecimiento no importa que viva en circunstancias de agonía y de dolor.   La actitud positiva y de agradecimiento ayuda a sobrellevar las pruebas, porque Dios siempre está con nosotros para ayudarnos. No sé cómo este tu este día, no sé lo que estás viviendo, pero si se que si confías verdaderamente en Dios, todo será mejor, ligero y pasajero. Vamos, ven a su trono, y cuéntale lo que tienes, sientes, y él te ayudará. Es dolor, enfermedad, soledad, e incomprensión, ven a él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s