Hacia la transformación en Cristo

2 Corintios 3:18, 2 Pedro 1:5-9
Reflexión del día
Dr. Luis Gómez Chávez

¿Cuál es la acción que debe dar todo cristiano para experimentar transformación en su vida en Cristo?   a) Mirar con el rostro descubierto, b) Reflejar la gloria del Señor  como en  un espejo.   Esto podría relacionarse con Hebreos 12:1 puestos  los ojos en Jesús el autor y consumador de la fe.   Primer paso es  mirar a Jesús con fe para creer y segundo, que sea Cristo en nosotros quien se refleje ante el mundo.

¿Qué implicaciones hay como resultado de mirar  a Cristo con el rostro descubierto, y reflejar la gloria del Señor como en un espejo?  Definitivamente, acá esta el significado de la transformación que toda persona que Cree en Cristo experimenta cambios internos.   Lo que se espera en toda persona que cree en Jesús genuinamente, como su Salvador, ha de experimentar cambios de conducta, pensamiento y de acciones.   Es lo que afirma 2 Corintios 5:17 “de modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí, todas son hechas nuevas”.

¿Qué significa el hecho de que Cristo nos va transformando a su imagen, por la acción del Espíritu Santo?    Cuanto creemos en Jesús, el Espíritu Santo viene a morar en nuestro corazón con el firme propósito de guiarnos, mantenernos separados de la vida pecaminosa,  y ayudarnos para que cada día nos parezcamos más a nuestro Salvador.  Este proceso de mantenernos separados del pecado, y apartados solo para agradar a Dios es lo que se llama la santidad progresiva.

Mis amados, ¿Qué es lo que Dios espera que hagamos para experimentar la transformación en Cristo? a) Obediencia b) Obediencia c) Entrega d) Entrega. Eso nos lleva a preguntarnos, ¿Qué cambios ha hecho el Espíritu Santo en mi vida desde que creí en Jesús como mi Salvador? ¿Mantengo y practico cosas aun sabiendo que a Dios no le agradan, que están en contra de la Biblia, que no dan buen testimonio del evangelio y que no me ayudan a crecer espiritualmente?

Si usted desea ser honesto (a) con Dios, hoy mismo en oración, dígale a Dios las cosas que hace que están afectando el proceso de transformación que él comenzó en su vida desde que creyó en Jesús. En la medida que seamos honestos o sinceros (as) con Dios y miremos a Cristo con cara descubierta, es entonces donde Cristo se reflejará más en nuestra vida, y el mundo podrá ser impactado. Vamos, ore a Dios, pida perdón por las cosas malas que aun hace y dígale que desea que él le siga cambiando hasta llegar a la imagen de Cristo (Ef. 4:13).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s