Exégesis del amor de Dios

Luis Gómez Chávez

Hablar del tema del amor de Dios, es incursionar a un tema interminable, inexplicable e incomprensible en todas sus dimensiones cuando se refiere a Dios.  Tratar de entender las dimensiones del amor de Dios, es imposible.  En 1 Jn. 4:7-21 podemos hacer una breve exegesis para descubrir las abundantes enseñanzas que allí hay sobre el amor de Dios.  La primera sorpresa es la frecuencia de la palabra amor como verbo, sustantivo y adjetivo.  Hay verbos en tiempo presente, pasado, pasado perfecto, y también hay gerundios y verbos en modo imperativos y genitivos.  Hay pronombres personales y de reciprocidad.  También un fuerte llamado a demostrar el amor de Dios como un estilo de vida, porque ya somos hijos de Dios, a quienes nos hizo para amar.

Observe cuidadosamente el pasaje de 1 Juan 4:7-21 porque solo en estos  catorce versículos encontramos quince veces la palabra amor en forma de verbo, dos en forma de adjetivo y doce en forma de sustantivo.  La frecuencia habla de la preponderancia del tema del amor en todo el pasaje. Pero también sobresale una frase con una imponente enseñanza que contiene el llamado para que vivamos saturados de ese amor como un estilo de vida.  Por ejemplo, vea las frases resaltantes: “amémonos unos a otros” “el amor es de Dios” “todo el que ama es nacido de Dios” “Dios por amor envió a Jesucristo”.  Esto tiene que ver con la demostración del amor de Dios en nuestras relaciones interpersonales, en nuestras relaciones diarias, en nuestras acciones cotidianas.

Juan es bien específico, “si decimos que creemos en Dios, debemos  tener y demostrar ese amor hacia Dios y hacia los demás. Sin embargo, la frase sobresaliente que sirve de parámetro para nuestro comportamiento es “Dios es amor” por naturaleza y esencia.  Nada de lo que Dios hace esta separado de su misma naturaleza de amor. Es así que cada hijo de Dios y la iglesia misma que dice creer en Dios, es fruto del amor de Dios y su tarea sublime es mostrar y compartir ese amor a los demás que aun no lo tienen.   Dice el v.9 y 10, “En esto se mostro su amor” “En esto consiste el amor” ¿En qué consiste en amor de Dios y como lo demostró él? (v.9-14, Jn. 3:16, Ro. 5:8).  ¿En qué otras formas cree usted que Dios ha demostrado y sigue demostrando su gran amor por nosotros?

¿Cómo puede explicar, entender, y describir el amor de Dios según Efesios 3:14-21? La medida, la anchura, la profundidad y el alcance del amor de Dios no puede ser determinado.  Es que el amor de Dios es grande, sublime y eterno.   Ese mismo amor, la Biblia dice que es derramado en el corazón de la persona en el momento que cree en Jesús como su salvador personal.  Es eso mismo, impulsado por el Espíritu Santo es lo que nos hace cambiar en la forma de pensar, sentir, hablar, y actuar. Algo divino es milagrosamente implantado dentro del corazón del que cree que hace que su mente tenga una perspectiva diferente hacia este mundo,  la vida y  la forma de vivir.

¿Cómo entender las verdades que Juan enseña en los vv.8, 11, 13, 15,16, y 20-21?   Primero, los vv.8, 13, 15 establece que todo el que ha creído en Jesús como su Salvador, se convierte en morada del Espíritu Santo, quien en esencia es amor.   Segundo, los v.11, 16,20, y 21 declara que es obligación de todo cristiano amar como Dios le ha amado; primero a Dios, luego a su familia biológica, luego a la familia de la fe, y finalmente al prójimo, que no necesariamente son amigos, se debe aprender a amar hasta al enemigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s