Cambia tu forma de pensar

Día 281
Job 1:1-11
Lectura de los libros poéticos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Son solo dos veces en la Biblia donde Satanás  entra a la presencia de Dios para acusar a los hijos de Dios y están en Job 1,2. Lo hace porque la forma de pensar de Satanás es muy diferente a la forma de pensar de Dios y la forma de pensar de nosotros sus hijos ha de ser diferente a la forma de pensar de Satanás. La perspectiva que tiene Satanás sobre la vida, sobre la fidelidad, y sobre la lealtad de las personas hacia Dios es muy diferente a lo que Dios define como lealtad.

Conozca a Job, su vida y su familia.  En el capitulo uno Dios dice que Job era un varón perfecto, temeroso y apartado del mal.   Era un padre de familia que velaba por la vida espiritual de sus hijos como un verdadero sacerdote.  Además, era uno de los hombres más ricos de toda esa tierra. ¿Qué le hacía falta a Job para vivir bien? Era gran amigo de Dios, era reconocido por todos, y sus hijos lo tenían en gran estima. Solo había alguien que no lo tragaba, y era Satanás quien la agarro contra Job, al acusarlo delante de Dios.

Todo ser humano está expuesto al sufrimiento a partir del pecado de Adán y Eva porque a todos se nos imputó la naturaleza pecaminosa, y por ende, todos sufrimos.   En parte es una pronunciada maldición del huerto (Ge. 3:17-20), Por cuanto desobedeciste, maldita será toda la tierra y con dolor comerás todos los días de tu vida.

Hay personas que creen que el sufrimiento siempre es resultado del pecado.  Esto no es totalmente cierto, aunque sí se sabe que la paga del pecado es sufrimiento no solo temporal sino eterno y no solo interno sino externo, mediato e inmediato.  No es imparcial sino universal.   De manera que nadie, ni aun el justo, aunque sea bueno, recto está libre del sufrimiento.  Es más, la Biblia dice que felices los que sufren por causa de Cristo.  Por otro lado, Jesús nos dejó el más alto ejemplo de sufrimiento y en el caso de él no fue por su pecado sino por los nuestros.

Recuerde que Dios no contesta la pregunta, pero Job aprendió a no preocuparse por el porqué, ya que ha conocido a Dios y ha entendido que Dios es su porción suficiente y que teniéndolo a él está completo.  Ha entendido que Dios es soberano y suficiente para controlar todo.  Solo queda confiar en él.  Al final la pregunta de Job es para qué, cual es el propósito de toda la prueba que le ha venido.

Vida ejemplar o carácter de Job (1:1-5).  Dios tomó como modelo de lealtad a Job para demostrar a Satanás que la lealtad del hombre que teme a Dios no depende de lo que tengan o de lo que Dios les da, sino de la relación personal con él.  Ante ello, Satanás promueve un concepto inadecuado sobre la lealtad o la justicia.  Estos dos conceptos venidos de los dos seres más fuerte, Dios y Satanás dan inicio al conflicto celestial.

¿Cómo era, vivía y tenía Job en el momento de ser tomado como modelo de lealtad?  En carácter (1:1) era recto, perfecto, temeroso y apartado del mal.  Uz era un pequeño poblado al sur de Palestina, cerca de Madián donde vivió Moisés.  Job era conocido por su vida ejemplar.  Recto porque reconocía la autoridad de Dios y se esforzaba por agradarlo.  Perfecto en el sentido que no tenía nadie que lo señalara, era íntegro e irreprensible en su relación con Dios y en su relación con el prójimo.  Temeroso y apartado del mal ya que andaba diariamente en comunión con Dios.  Dios lo llama justo  y es porque era justo.

Unido a su carácter, estaba la gran prosperidad y la gran familia que tenía (1:2-5).  Un resultado de la fidelidad a Dios es los bienes materiales.   La obediencia resulta en bendición y esta se extiende hasta su familia.  Su riqueza era mayor que todos los de su región.  Sin embargo era rico espiritualmente.  ¿Qué tenía materialmente?    La riqueza no lo hacía olvidar su papel sacerdotal como padre de familia. Su familia estaba unida, había compañerismo, amistad, buena relación.  Job como sacerdote rogaba a Dios por su familia.  Era padre ejemplar, buen hijo de Dios, hombre modelo y siervo de Dios.

Sin embargo, el concepto incorrecto de Satanás sobre la “lealtad” “sufrimiento” “pecado” “Dios” entra en escena (1:6-11).  “Satanás creía que Job era perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal porque (le conviene) Dios le ha dado todo lo que necesita y desea.  Por eso es fiel porque tiene todo, pero una vez Dios se lo quite, entonces será infiel y desleal a Dios”.  La teología de Satanás es incorrecta.  Sobre la lealtad, “alguien es leal mientras tiene todo”. Sobre el sufrimiento, es el medio para ser infiel a Dios.  Sobre el pecado, siempre produce sufrimiento.  Sobre Dios, él soborna para que las personas sean fieles, les da todo.

Esta es la manera de pensar de Satanás y que algunas veces ha llegado a ser la forma nuestra de pensar también.   Una manera muy humana, y muy diferente a la de Dios y la de la Biblia.    Algunas veces se da, el hecho de que hay personas  que solo son fieles a Dios mientras Dios los bendice, los prospera, pero cuando no los prospera, se olvidan de Dios, esta es una manera humana y carnal de proceder.    Mis queridos hermanos, debemos ser fieles a Dios en todo tiempo, en medio de toda circunstancia, porque Dios nunca nos falla, él siempre vela por nosotros y busca el bien de nosotros.    Por favor, piense como Dios piensa, y será fiel y leal e invencible como lo es nuestro Dios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s