Estar casado es lo mejor

Día 275
Cantares 4-8
Lectura de Cantares 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Un día, como a las 8:30, mientras hacían  cambio de aceite al carro, yo leía el capitulo 8 y 9 del libro “Love is something you do” escrito por John R. Bisagno.   Es Dios quien hace esto, porque en esta parte de este bello libro encontré mayor explicación sobre un devocional anterior, el proverbista Salomón nos hizo reflexionar, sobre el valor de la virginidad o la pureza de un joven o una jovencita.   Es por ello que yo respondo a la pregunta que si vale la pena esperar, con un claro que si por su significado.

Salomón, no solo por la amarga experiencia que había tenido, aun cuando es el hombre que más mujeres tuvo, según la Biblia, lo cual no significa que Dios estuviera de acuerdo con semejante mal ejemplo ni que por eso Salomón fue feliz, pues él mismo dice que todo eso fue vanidad.  Dios es fiel y coherente con su Palabra, en la Biblia encontramos, principalmente en el Nuevo Testamento que el hombre debe ser marido de una sola mujer y al no serlo, se comete pecado  de fornicación o adulterio.  No se puede justificar que el rey lo hizo por la presión cultural simplemente, sino que lo hizo por estar alejado de Dios, y de los mandamientos de Dios.

La Biblia dice en los 10 mandamientos que el rey conocía perfectamente, “No codiciarás la mujer de tu prójimo”, y eso lo hizo con más de mil mujeres.  Porque a las más de 700 concubinas, si eran vírgenes, les robó la virginidad, les robó algo que ellas nunca podrían recuperar, les robó algo que solo le pertenecía al que sería su esposo, y estas mujeres ya no podrían entregarse con integridad y santidad a sus verdaderos esposos.  Y  si de las más de 300 esposas que tuvo, muchas de ellas las robó de sus esposos legítimos, cometió adulterio, y  fornicación, actos totalmente inmorales delante de Dios. Por consiguiente, aunque fuera una costumbre de su tiempo y de su cultura, delante de Dios era pecado.  La cultura jamás justifica al pecado.

Ahora bien, después de aprender esta lección, el rey enseña los pasos que se han de dar para llegar al matrimonio.   Ya mencione que en los primeros 2 capítulos se describe la etapa del noviazgo donde ambos, joven y jovencita han de respetarse y guardarse en pureza, virginidad e integridad hasta que lleguen al matrimonio.   ¿Por qué esperar hasta el matrimonio para tener una experiencia sexual?   Bueno, porque la Biblia lo prohíbe, y dice que hacerlo significa cometer pecado.

Dice Bisagno, que en una relación sexual, “se experimenta un sentido milagroso de nueva vida en el ser del que se entrega, pues hay entrega de la vida”.  Entonces, cuando un joven tiene  relación sexual antes del matrimonio, está robando algo que solo le pertenece a quien será el esposo, y que la chica jamás podrá recuperar o reemplazar.   Es que cuando una mujer tiene relación sexual con un hombre no solo es una relación física sino que es mucho más, ella entrega su corazón, alma, cuerpo y toda ella.   En ese sentido, el joven le roba a la jovencita la libertad, y la confianza moral de presentarse delante de Dios y de su esposo con honor e integridad.  Si un joven ama a su novia, jamás querrá robar aquello que para ella, su esposo futuro y Dios es invalorable, es lo más precioso que ella guarda como su valioso tesoro. Ella misma, su pureza, virginidad, su integridad y todo su ser que solo le pertenece al hombre que será su esposo, y que es lo que honra a Dios es entregado cuando se da una relación.

Es por esta razón que Salomón, recomienda considerar el matrimonio como la unión más hermosa, complaciente, gratificante y sagrada  que un hombre y una mujer puede experimentar.   Así que desde Cantares 3:6 hasta el final del libro describe, la corte de la boda, la celebración de la boda, la luna de miel y los primeros días después de la boda.   El rey esta tan enamorado, ama tanto a la Sulamita y ella esta tan enamorada y desea tanto que se consuma el amor después de la boda, que su lenguaje, su deseo, su entusiasmo y todo lo que hace la delata. Los principios y los valores en torno a un matrimonio están claramente plasmados en este libro.   Los novios deben respetarse porque se aman, y cuando se viola este principio del respeto, sea porque el joven pide a la jovencita que le demuestra su amor por medio de una relación prematrimonial o ella corresponde a la petición, es porque realmente no se aman verdaderamente.   El amor, respeta, no roba, no abusa, es leal, sabe esperar, sabe aguantar, y lo hace porque ama a la jovencita y  a Dios quien le ordena no faltar el respeto porque hacerlo es pecado.

Otro principio valioso es la confianza y la comunicación hermosa que se ha de dar no solo antes de casarse, sino durante la unión matrimonial, pero mejor cuando se experimenta después de haberse casado, hasta llegar a ser viejos.    Las caricias, el contacto, la cercanía, los besos largos, el acariciarse en lugares solos, oscuros, alejados, no es lo correcto, porque es allí donde el diablo hace su mejor trabajo, y de esas prácticas quedan sentimientos de culpa, desprecio, y otras consecuencias. Esperarse hasta el matrimonio, es honrar a Dios, es respetar a la otra persona, y considerar el matrimonio como la unión más sagrada para toda la vida, que no se basa en un  sentimiento de amor solamente sino en el compromiso y la decisión hecha delante de Dios, las leyes y la sociedad de vivir toda la vida juntos, en cualquiera que sea la circunstancia.

La Biblia dice que el que encuentra esposa haya el bien.   Se puede afirmar con fundamento, convicción y autoridad que el mejor estado civil de un hombre y una mujer es el de estar casados, por todo lo que esto significa.  El matrimonio no es solo para tener relación sexual con libertad, derecho y confianza al saber que no es pecado, sino que es algo sagrado, puro, santo y agradable a Dios por estar dentro del marco permitido por él. El matrimonio es más que esto, es vivir juntos, compartir vidas, unir proyectos, acompañarse, amarse, deleitarse, gozarse, amistad, lealtad, compromiso, etc.

Por esto y mucho más, el matrimonio es la mejor alternativa que Dios creó para formar una sociedad solida, sana, y estable. Matrimonios formados por un hombre y una mujer para que puedan complementarse.  Esta es la verdad divina, y ninguna cultura, pensamiento, ideología, gobierno, o movimiento debe ni puede cambiarlo, porque hacerlo es rebeldía contra Dios y esto trae duras consecuencias.  Solo que para llegar a este estado civil, se debe planear, preparar, orar, buscar bien, estar seguro, y hacerlo con la guía de Dios, para la gloria de Dios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s