El noviazgo nunca debe terminar

Día 271
Cantares 1:1-6
Lectura de Cantares 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Quienes ya estamos casados  recordamos con emoción el tiempo de nuestro noviazgo. Realmente no todos  aprovechamos ese tiempo para cumplir el propósito de esta etapa de una relación entre un nombre y una mujer.   Para que un joven y una señorita lleguen a la meta del matrimonio al estilo de Dios, han de pasar por varias etapas.   La etapa del pre noviazgo compuesta por tres partes: camaradería, compañerismo y amistad.   Y todo esto es el proceso progresivo de conocerse mutuamente.   La camaradería es la sociedad, es estar con todos y todas, no dedicarse a nadie en especial, se disfruta en grupo, no hay nada de malicia e interés alguno.

De pronto, comienza a sentir identificación con alguien particular y se da el compañerismo, aun están todos en grupo, pero hay empatía con alguien en especial, pero sin malicia aun, pero ya les gusta estar más tiempo junto.   Después de un tiempo de compañerismo experimentan algo particular, y es que se cuentan secretos, se confían cosas, y llegan a quererse como amigos.   En este nivel ya se da la lealtad, la confianza, el compromiso, y el amor entre amigos, porque desean estar juntos, caminar, hablar.  Todo esto es el pre noviazgo.

De este nivel surge una sensación muy diferente a la amistad, es que comienzan a admirarse, a sentir atracción física, sentimiento interno diferente a la amistad, y es lo que nosotros conocemos como noviazgo.   El noviazgo tiene tres fases también, pues este si es al estilo de Dios, debe tener como meta llegar al matrimonio.   Así que, implica promesa, compromiso y boda.   Esto claro es en el transcurso de un tiempo prudencial de conocimiento, de respeto, de lealtad, de honestidad.  En el noviazgo, ambos deciden conocerse aun más, amarse con respeto, lealtad, admirarse bajo el temor de Dios, y tratar de honrar a Dios, a los padres y a ellos mismo, tanto la chica como el chico deben cumplir estos requisitos.

En el noviazgo que prudentemente debe durar entre 2 a 3 años antes de tomar la decisión de casarse, deben darse a la tarea de conocerse muy bien, asegurarse que son capaces de vivir juntos, de aceptarse tal como son ambos, de respetarse en todo, y de ser obedientes a Dios, a la Biblia, a los padres, y a la fe.   Después de un tiempo prudente, donde se han prometido lealtad, y sienten que se aman lo suficiente, y que son capaces de tomar la decisión de unir sus vidas para siempre, acuerdan hacer un compromiso.   El novio se presenta a los padres de la novia para pedir permiso oficial para ser novio de su hija.   Y después de un tiempo, junto con sus padres se presenta con los padres de la novia para hacer un compromiso formal, pidiendo la mano de la hija para contraer matrimonio.     Y finalmente llega la fecha de la boda, y celebran la boda donde públicamente, delante de Dios se unen en matrimonio para siempre.

Volvamos al pasaje de Cantares, en el capítulo uno, lo que vemos es el noviazgo entre Salomón y la Sunamita, y comprobamos que hay conocimiento, enamoramiento, admiración, y palabras muy bonitas, es un tiempo maravilloso.   Este estilo de vida del noviazgo, donde hay palabras bonitas, respeto, admiración, nunca debe pasar en nuestros matrimonios aun cuando pasen muchos años de casados. Creo y estoy seguro que este es uno de los aspectos que hemos olvidado, y hemos dejado de practicar y por tal razón muchos matrimonios se vuelven rutinarios, aburridos, secos, y algunos fracasan por infidelidad o por separación u abandono.

Proverbios 5:15-19 es todo un ejemplo de noviazgo aun en la vejez.   Jóvenes y Señoritas, formen noviazgos siguiendo las fases recomendadas, mantengan lealtad y respeto desde el noviazgo para honrar a Dios, a sus padres y a ustedes mismos.  Señores y señoras que están casados, por favor, mantengamos o restauremos el noviazgo, porque ese estilo de vida de noviazgo,  fortalece las relaciones matrimoniales, ambiente maravilloso nunca debe terminar.  Padres, cuiden a sus hijos e hijas, oriénteles, aconséjeles, y guíelos a tener noviazgos al estilo de Dios, apegados a la Biblia, siguiendo el temor de Dios, sin despertar el amor antes de tiempo. Salomón en alguna forma nos está mostrando el deseo de Dios sobre cómo se debe llegar al matrimonio siguiendo cada paso para conocerse antes de casarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s