Lo que Dios busca de ti

Dr. Luis Gómez Chávez

Dios no está buscando lo que tú no le puede dar.  Dios no está buscando lo que tú no le quiere dar.  Dios está buscando lo que tú por ser hijo de Dios puedes y debes dar.   Dios no está buscando tu dinero, ni tus bienes, Dios te está buscando a ti, te quiere a ti.  No des a Dios aquello que no te cuesta nada, lo que ya no te gusta, lo que ya no necesitas, dale a él tu amistad, tu santidad, tu amor, y todo lo que eres.  Dios solo busca que tú estés bien con él, tu amistad, y tu buena relación. El verdadero significado de estar bien con Dios es tener una relación fraternal con él hasta parecernos a Jesús, es una relación de santidad donde vivimos todos los días apartados del pecado, y es una relación de amor que nos obliga a amar al prójimo como Cristo nos ha amado.

¿Qué significa estar en paz y en buena relación con Dios?  ¿Qué se necesita para poder no solo hablar y escuchar a Dios, sino experimentar una clara comunicación y disfrutar de una sincera relación?    No es solo orar a Dios todos los días, no es solo leer la Biblia todos los días, no es asistir al templo todos los días, no es ofrendar y diezmar cundo nos corresponde, no es compartir la fe todos los días; es hacer todo eso y más.    Si hacemos todo lo mencionado anteriormente sin tener una estrecha, sincera, fresca, y transparente relación con Dios basada en el apego a la Biblia, en la obediencia al Espíritu, en la dimensión del amor de Dios y el compromiso con la tarea de dar a conocer a Dios; todo lo que hacemos no solo no tiene valor, sino que es una simple religiosidad.

Dios no quiere que seamos religiosos, la religión no agrada a Dios, lo que él busca es una relación familiar, santa y de amor contigo.    Una relación así es lo que Dios está buscando de todos sus hijos.  Cuando Dios creó a Adán y Eva, los creó para tener una relación santa, de amor, y fraternal con ellos.  Mientras ellos no desobedecieran, y no cometieran pecado, ellos vivirían en una dimensión de santidad, de inocencia, de mucho agrado a Dios.  ¿Se imagina usted como podría haber sido ese tiempo de plena santidad, transparencia total en su forma de ser y hacer?   No malos pensamientos, no malas palabras, no trampas, no malicia, no rencor, no odio, solo amor y pureza.  Jesús enseño que para poder entrar al reino de los cielos era necesario ser como niños en humildad, inocencia, santidad en su forma de ser, nada de malicia.

En este tiempo de tanto desorden moral, tanta escasez de valores, y en cierta forma, mucha decadencia espiritual aun en los mismos cristianos. Ha llegado una parálisis espiritual a causa de no dar importancia en mantener una relación de respeto, amor, honestidad, obediencia, integridad y santidad con Dios.  Dios sigue buscando a hombres y mujeres que puedan ponerse en el valladlo, que hagan justicia, practiquen la verdad, y que ya no den a Dios lo  sobrante, lo innecesario, lo que ya no les gusta  o no lo quieres.    Dios busca de ti, lo mejor, lo excelente, él quiere de ti tu amistad santa, sincera y transparente.

Basados en todo lo escrito, pregunto, ¿Puede tú asegurar que estás en perfecta comunión con Dios o hay algo por lo cual necesitas en este día pedir perdón a Dios?  Si tu estás fallando, y no te atreves a pedir perdón a Dios, estás siguiendo el principio de desobediencia del diablo, y eso trae consecuencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s