La sabiduría, el más poderoso antídoto

Día 262
Eclesiastés 9:1-7
Lectura de Eclesiastés 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Él recomienda obedecer la Palabra de Dios 8:1-9.  Esto concuerda con Salmo 119:111, 19:7-10; Jo. 1:7-9, 2. 3:15-17.  Quien llega a temer a Jehová dispone de  la sabiduría de Dios, y quien es sabio comenzara primero por obedecer la Palabra de Dios.

Escuchar las palabras iniciales de Salomón en el capítulo 9 es sorprendente por ser una confesión, “ciertamente he dado mi corazón a todas las cosas” lo cual le ha llevado a hacer la siguiente declaración universal que los justos y los sabios y sus obras están en las manos de Dios.  Me llama mucho la atención la frase, “he dado mi corazón a todas las cosas”. Y si continua leyendo hasta el versículo tres, el sabio rey está diciendo que todos los seres humanos sobre la tierra nacemos con un mismo mal, el de pecar, y por ende ya confiscados a que un día moriremos, seamos buenos o malos.

La advertencia  o el aviso es que mientras se tenga vida hay esperanza, de evitar una doble muerte, la física y la espiritual.   Morir físicamente es algo establecido para todos, bueno o malo, limpio y no limpio, sabios y no sabios, todos moriremos.   Pera la muerte física es solo la separación del alama con el cuerpo. Sin embargo, la segunda muerte es la eterna, la separación eterna de Dios porque se es enviado al castigo eterno.  Y para hacer un cambio  a este dictamen, mientras se tiene vida se debe reconocer a Cristo como salvador personal, ya que la incredulidad es el único pecado que Dios no perdona (v.5).

Es por eso que el consejo de Salomón, es acogerse de la sabiduría porque esta, la sabiduría en Dios es lo que nos hace vivir bajo el temor de él es el mejor antídoto contra la condenación eterna.    No se puede dejar para mañana lo que se puede hacer y lo que se debe hacer hoy.    Si aun no has creído en Dios, vamos, no dejes para mañana esa decisión, mañana puede ser tarde.  Pero si tu ya eres hijo (a) de Dios, pero conoces a alguien que aun no lo es, ve y cuéntale esto, de que se debe aprovechar mientras se tiene vida para creer en Jesús como Salvador y vivir solo para él, vivir apartado practicando el temor y la sabiduría de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s