Juntos somos mejores

Dr. Luis Gómez Chávez

Este es un slogan que repetí todo el año 2015 con una segunda parte, y unidos somos vencedores.  Es verdad, un ejército dividido fracasa.  Un equipo de futbol que no se pone de acuerdo, pierde.    Una familia que no logra mantenerse en la misma visión, plan o metas terminan si lograr lo que se propusieron.   Me gusta observar a esos minuciosos animalitos o insectos, las hormigas, que con tanta belleza, orden, sumisión, dirección, y prevención, trabajan como equipo y muy unidos se preparan para los cambios de las estaciones de tiempo donde no pueden salir.   Si una o dos hormiguitas quisieran mover una cucaracha muerta, les será súper imposible, pero al unirse a estas, unas 20 más, son capaces de moverla de un lado a otro, y no la llevan a cualquier lugar, sino que saben hacia donde llevarla.  Juntas son mejores, su fuerza se multiplica, las virtudes se aprovechan, van unidas.

San Pablo habla en varias cartas sobre la necesidad de estar unidos para ser mejores.   Estar juntos y en armonía como dice el Salmo 133 es una necesidad, una responsabilidad, un privilegio y una bendición.  Por ejemplo en 1 Corintios 1:10 nos invita a que seamos de un  mismo sentir,  una misma mente, y una sola meta, ya que los hermanos de Corinto estaban desunidos.   El mismo apóstol en 1 Corintios 12 ilustra la Iglesia por medio de la metáfora del cuerpo humano, insiste en la necesidad de cooperar y trabajar en armonía.  Luego, en Efesios 4:14-16 declara que cada miembro del Cuerpo, tiene una función que cumplir para que la Iglesia alcance el objetivo de su existencia.  De manera que en la medida que estemos unidos, vayamos juntos como iglesia, y trabajemos como un solo hombre, todo nos saldrá mucho mejor.

Hay otra razón por la que es importante y necesario que estemos juntos como iglesia teniendo el mismo sentir, yendo para el mismo lugar, teniendo el mismo palpitar.  En Dt. 32:30, Jos. 23:10 dice: ¿Cómo es que uno persigue a mil y dos ponen en fuga a diez mil? ¿No es porque su Roca los ha vendido, porque el Señor los ha entregado?  La matemática enseña que 1 más 1 son 2 y que 2 por 2 son 4.   Sin embargo, la matemática de Dios en la Biblia es un poco diferente.  Por ejemplo, refiriéndose al matrimonio dice que 1 más 1 es igual  a 1 (Ge. 2:24) y en contexto de guerra  uno es capaz de perseguir a mil y  dos hacer huir a 10,000.  La matemática  es dos son capaces de hacer huir a 2,000 a lo sumo a 4,000, pero no a 10,000. Cuando hay unidad, el pueblo vence, la fuerza se multiplica, se aprovechan las virtudes y no se toma en cuenta los defectos.   No hay mejor y más agradable ambiente que el de la unidad, cuando se está junto, y mucho más cuando se está de acuerdo y hay armonía.

Piense en este día que en cualquier grupo en que esté, la unidad es un ambiente no solo espiritual, pero cuando es el Espíritu el que la sostiene y monitorea, no hay fuerza en la tierra que la destruya.    Cuando estamos unidos, demos  por hecho que los sueños, los proyectos, los planes, los anhelos basados en la Biblia y no en intereses, todos y cada uno se cumplirán. El cristiano sabio, maduro y auténtico es aquel que sabe que Dios es el dueño de todo y que vivir en unidad y contentamiento es lo mejor para cumplir el deseo de Dios.   “Cuando dos se reúnen en su nombre, Dios los bendice, es una reunión en mutuo acuerdo, en unidad”.  Por eso afirmamos que juntos somos mejores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s