Te corresponde escoger

Día 253

Eclesiastés 4:13-16
Lectura de Eclesiastés 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Parece que Salomón esta recordando una experiencia que vivió su hijo Roboam donde tenía que tomar una decisión sobre a quién escuchar, si el consejo de los jóvenes o el consejo de los ancianos.  Este es el pasaje que podría estar recordando 2 Crónicas 10:

El rey Roboam pidió consejo a los ancianos que habían servido a[b] su padre Salomón cuando aún vivía, diciendo: ¿Qué me aconsejáis que responda a este pueblo? Y ellos le respondieron, diciendo: Si eres bueno con este pueblo y les complaces y les dices buenas palabras, entonces ellos serán tus siervos para siempre. Pero él abandonó el consejo que le habían dado los ancianos, y pidió consejo a los jóvenes que se habían criado con él y le servían[c]Y les dijo: ¿Qué aconsejáis que respondamos a este pueblo que me ha hablado, diciendo: “Aligera el yugo que tu padre puso sobre nosotros”? 10 Y los jóvenes que se habían criado con él le respondieron, diciendo: Así dirás al pueblo que te ha hablado, diciendo: “Tu padre hizo pesado nuestro yugo, pero tú hazlo más ligero para[d] nosotros.” Así les dirás: “Mi dedo meñique es más grueso que los lomos de mi padre. 11 “Por cuanto mi padre os cargó con un pesado yugo, yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con látigos, pero yo os castigaré con escorpiones.”

El principio bueno a destacar en primera instancia es el de saber escuchar consejos.  Y en el caso de Roboam lo hizo, escucho de tipos diferentes de consejos, de dos diferentes generaciones, de ancianos y de jóvenes.  Sin embargo, se debe tener la sabiduría de Dios para saber escoger el mejor consejo.  En Proverbios 4:13 Salomón dice que mejor es el muchacho pobre pero sabio, que un rey (rico) que no solo está viejo sino que es necio.   Probablemente la vejes lo ha hecho ser necio, o es la riqueza lo que lo ha llevado a la necedad.   Un muchacho pobre le permite actuar sin opulencia y con mucha sencillez y si a eso le agregamos la sabiduría; es seguro que su consejo será mucho mejor que el del rey viejo y necio de quien se podría esperar el mejor consejo por su experiencia, sabiduría y madurez.

Nuevamente, el principio insistente es el que aprendamos a escuchar consejo y saber escoger el mejor.     No olvide, toda decisión, motivada sea por el consejo de un joven pobre pero sabio o del rey rico, viejo y necio, debe tomarse con mucho cuidado, discernimiento y sabiduría de lo alto.    La decisión a tomar debe ser filtrada por unos cuatro niveles, la decisión debe honrar a Dios, ayudarle a crecer espiritualmente, beneficiar a su familia de primer grado, contribuir a la expansión del santo evangelio en todo el mundo.    Si ese es el consejo del joven pobre pero sabio, es consejo ha de tomarse.  Pero si ese es el conejo del rey rico, viejo y necio, también ha de tomarse.

Tomemos las mejores decisiones pues detrás de nosotros vienen otros que tomaran nuestro lugar, y lo mejor está en dejarles un buen legado.  Un legado de temor a Dios, respeto a los demás, y de esfuerzo por cada día ser mejores para Dios y los demás.  Roboam decidió escoger el consejo de los jóvenes y fracaso.  En este caso, el consejo de los ancianos era el mejor, y el sabio.  Cuidado, no todo lo que pinta rojo es verdaderamente rojo, no olvide como evitar mayores fracasos tomando las mejores decisiones.    Recibir todo, examinadlo todo y retener lo bueno. No siempre los que te dicen ser amigos son verdaderos amigos (as), es mejor examinarlo todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s