Nada altera el programa de Dios

Día 249
Eclesiastés 3:1-11
Lectura de Eclesiastés 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Dios ha establecido el tiempo y la forma en que suceden todas las cosas (3:1-8).  Dios determina anticipadamente las condiciones de la vida (v.9-15).   Es halagador leer el v. 10-11, pero es confuso leer el v.12-13 por la perspectiva de libertad que da y es hasta incomprensible la manera en que concluye Salomón en los vv. 14-15. En todo lo anterior está la mano de Dios y nada puede ser cambiado del programa que Dios ha dejado.

Esto siempre será un debate interno que experimentará el ser humano en tratar de llegar a un acuerdo entre los deseos de su corazón o las necesidades naturales que debo buscar.  El asunto es que el sabio Salomón desarrolla el tema con un toque filosófico que cuesta agarrar con exactitud o precisión lo que  él desea que aprendamos.  Si leemos con mucho cuidado los capítulos 3 al 6 encontraremos varios temas que saca a luz pero los entreteje bajo el mismo pensamiento central que está tratando de enfocar.

 

Por ejemplo, en el capítulo 3 habla del buen uso del tiempo, y lleva al lector a reflexionar sobre la tarea de la mayordomía del tiempo, lo cual requiere cuidado y disciplina.  Sin embargo, en el v.14 declara que la buena administración o el buen uso del tiempo deben ser con el objetivo de honrar a Dios, porque para eso fue hecho el hombre para que tema, respete, y honre a Dios.   En el mismo capítulo, en la segunda parte y todo el capitulo 4 habla de la injusticia de la vida, pero bajo la perspectiva del hombre, porque Dios es el dador de la vida, y la ha dado para que Dios sea honrado y el ser humano disfrute del verdadero sentido de la vida y no la malgaste, no la mal use, no abuse de esta.

 

Viendo bien los vv. 1-9, realmente hay parejas de palabras en cuando al uso del tiempo, casi todas opuestas que se refieren a estado de ánimo o emocional que el ser humano vive, todo está bien programado y establecido por Dios y nada lo puede alterar.   Es que el sabio predicador ve el tiempo bajo dos perspectivas lo cual nos ayuda a entender su argumento.

 

     Según la experiencia de Salomón, toda persona busca el bien mejor para su vida, el sentido de vivir y la felicidad plena de su vida.  El máximo bien o sumun bonum  no es la felicidad temporal, sino la felicidad permanente y eterna.  El sabio Salomón por medio de las diferentes actividades diarias como humano demuestra que todo sin Cristo es nada, no tiene valor ni sentido, y el tiempo es desperdiciado o invertirlo mal.

 

                Tiene un fin equivocado.  Salomón: 1) Gastó el tiempo al buscar la felicidad en el placer de las cosas, pero solo experimentó pérdida, engaño y vanidad porque el placer no sirve de nada pues solo una ilusión, algo pasajero y esclavizador.  2) Buscó la felicidad o bien supremo en la arquitectura (v.4-6), y a pesar de la enorme inversión, él continuó sintiendo un enorme vacío.  Gastó todo su tiempo por caminos equivocados porque no encontró la felicidad.

3) El rey Salomón gastó su tiempo buscando la felicidad en la prosperidad, riqueza  y poder (v.7-9), pero al final reconoció que fue una mala decisión porque no encontró solución a sus problemas.  4) Finalmente, se dio al deleite de los placeres de este mundo, a gozar de todo lo que hay debajo del sol (v.10-11), nada se negó, pero todo fue en vano y en vez de ser feliz, las aflicciones y preocupaciones de espíritu  se incrementaron.

 

             Tiene resultados no esperados.  Primero, observe la comparación de algunas actividades del hombre (3:1-8). (Nace-Muere), (Planta-arranca) (cura-mata) (Edifica-destruye), (llora-ría), (baila-endecha), (Esparce-junta), (abraza-no abraza), (gana-pierde) (guarda-bota), (Cose-rompe), (calla – habla) (ama-aborrece) (paz-guerra).

 

            Segundo, identifique los resultados que producen algunas actividades naturales. El hombre nace-crece-reproduce-planta y muere. El hombre cura-edifica y a veces mata.  Por naturaleza ríe, goza, baila, pero de pronto termina llorando.  Algunas veces reúne lo esparcido y abraza pero al instante tira todo.  Normalmente el ser humano está con los que ama sin embargo rápidamente se aleja sin explicación.  Gana la tierra, ahorra, pero por no tener a Cristo lo pierde todo, aún su propia vida.  ¿Cómo estoy usando el tiempo? ¿Lo estoy usando y malgastando?

 

¿En qué cosas o actividades gasta el tiempo el hombre natural en busca de lo mejor para su vida o lo que le dé satisfacción o felicidad? El v. 26, Salomó dijo al final de todo: “Aborrezco mi vida, el trabajo y lo mejor hasta este momento es comer, beber y reconocer que todo es por la mano de Dios”.  Solo hasta cuando entendemos y aceptamos que el tiempo es un regalo de Dios que va unido a la vida pues nuestra existencia depende de su voluntad ((Sal. 24:1, Stg. 1:17-18) es que usaremos bien el tiempo. El problema no es que necesitamos más tiempo, sino la manera como lo usamos. Oswald Sender dice: “No hay nada que malgastemos tan descuidadamente como el tiempo” “Pocas cosas someten a un líder a esclavitud como es el uso del tiempo”.[1]

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s