El comportamiento pacífico manifiesta humildad,

Día 241
Proverbios 30:15-33
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Las características más destacadas en los proverbios de Agur son su estilo numérico de agrupar por similitudes, su discurso pintoresco y la singular frase que usó. Esta frase es: “Tres cosas . . . aun cuatro”, ocurre, con pequeños cambios, cinco veces (vv. 15, 18, 21, 24, 29; cf. vv. 11-14).  Las Escrituras no se refieren ni a Agur ni a su padre (o ancestro) Jaqué en ninguna parte. Por lo menos un escritor sintió que Agur ha de haber sido contemporáneo de Salomón. Un “oráculo” es un serio mensaje de Dios (cf. Zac. 9:1), o de la palabra hebrea.

               Sabiduría sobre Dios 30:2-9. Agur comienza con tres declaraciones y el tema de cada una es Dios. 30:2-4 Detrás de esta irónica sección uno tal vez puede imaginar al hijo de Agur pretendiendo ser más sabio que su padre. Si la sabiduría es esencialmente una apropiada orientación hacia Dios, ¿cómo pudo Agur decir que él no había aprendido sabiduría pero que conocía a Dios (v. 3)? En vista del contexto (vv. 2, 4) probablemente quiso decir que no había alcanzado un alto nivel de sabiduría. “Sabiduría” en Proverbios significa tanto entendimiento como santidad (p. ej., 1:1b; 2:2;). La única persona que reúne las cualidades de Agur en el versículo 5 es Dios (Job 38-41; Pr. 8:24-29).

30:5, 6  Agur consideró que el objetivo de la revelación es la promoción de la confianza en Dios, no solo el conocimiento (v. 5b).  30:7-9 Agur le pidió a Dios que no le permitiera caer en tentación (Mt. 6:13). A él le interesaba más su pureza ante Dios que su lugar entre los hombres. Tanto la pobreza como la riqueza traen con ellas algunas tentaciones que la gente de la clase media no enfrenta, por  lo menos tan fuertemente.

 Sabiduría sobre la vida 30:10-33. De aquí en adelante su consejo trata principalmente con la prudencia práctica. 30:10 No es sabio entrometerse en los asuntos domésticos de otras personas. 30:11-14 Agur bosquejó cuatro ilustraciones verbales para ilustrar la arrogancia del insensato.  30:15, 16 Aquí la advertencia es contra la avaricia. La avaricia no es solamente insensata (v. 15), es peligrosa (“Seol” y “fuego,” v. 16) sino  patética (es asolada y seca, v. 16). 30:17.  El desprecio por uno de los padres es tan malo como la arrogancia y la avaricia. Aunque debemos obedecer a nuestros padres mientras vivamos bajo su autoridad, debemos honrarlos toda nuestra vida aunque no estemos bajo el mismo techo. Debemos hacerlo no simplemente porque nos han dado la vida física sino por otras razones (Ef. 6:1-3).

30:18, 19 Este es un estilo literario particular. Primero cuatro “rastros” (Heb. derek) tienen varias cosas en común que hacen a cada uno notable. Todos son misteriosos (inexplicables), no pueden ser rastreados, efectivos en su elemento y agresivos “El rastro del hombre en la doncella” se refiere al proceso de cortejo. El punto de estas cuatro instantáneas parece ser que en vista de los notables fenómenos tal como la arrogancia es absurda, y la humildad solamente razonable (cf. Job 38—41). 30:20 La mención de la mujer en el versículo 19 parece haber desatado el comentario acerca de otro inexplicable fenómeno. Es así como algunas mujeres cometen adulterio sin ningún remordimiento y tan fácilmente como comen.

30:21-23 Estas son cuatro representaciones más de la arrogante insensatez. 30:24-28 En contraste con el arrogante, aquí hay cuatro ejemplos de criaturas humildes que funcionan de acuerdo con el propósito de la creación de Dios para ellas, cada una notablemente eficaz y exitosa. Los animales (vv.24-28) son a veces más sabios que los humanos (vv. 21-23). 30:29-31 Para alejarnos de llegar a la conclusión de que el pequeño es siempre mejor que el grande (a la luz de los (vv. 24-28) Agur presentó cuatro ilustraciones más de comportamiento digno y noble. Él mostró el balance entre el orgullo infundado (cf. vv. 21-23) y la falsa humildad (cf. vv. 24-28). Estas dignas cosas demuestran que un comportamiento apropiado en la vida no proviene ni de exaltarse ni de despreciarse a sí mismo. Proviene del funcionar de acuerdo con el propósito con el que nos creó Dios (es decir, ser uno mismo, sincero). 30:32, 33 Estos versículos hacen un llamado personal a aplicar este consejo en caso necesario. Un comportamiento pacífico manifiesta humildad, la cual es la virtud clave de este capítulo.[1]

[1] *Fuente de investigación, Material de clase 109 Antiguo Testamento III, de la ACEI, dictada por Dr. Luis Gómez Chavez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s