El balance saludable

Día 239
Proverbios 30
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez
El Proverbio 30:8 me llamó  mucho la atención, porque ofrece el balance adecuado y anhelado para la vida. Son palabras que el sabio Salomón expresa a Dios y que es el ideal que toda persona debería desear. En otras reflexiones en un artículo escrito en el libro Vida de Transformación, Ediciones Las Américas, 2009, yo he llamado a esto, “Contentamiento, el gozo de vivir satisfecho”. Es San Pablo quien ofrece una cátedra acerca del contentamiento, no en teoría sino en experiencia propia.

El proverbio dice exactamente “No me des pobreza ni riqueza, mantenme del pan necesario”. Creo que es el Padre de Salomón, el rey David quien escribe, “No permitas que llegue a la pobreza para que me queje contra ti, ni riqueza para que me olvide de ti”. Estas no son solo palabras, estas son palabras que contienen el ideal del estilo de vida que todo cristiano ha de tener. Esto hecha a bajo la teología de la prosperidad que enseña que todo hijo de Cristo debe ser rico por ser hijos del Rey, pero también es la antítesis de la tesis de quienes creen que entre más vida de pobres tengan más agradables son a Dios.

Yo les animo a cultivar una vida de contentamiento, a hacer un balance saludable, el estilo de vida que surge de la buena relación con Dios, y del entendimiento de la Palabra de Dios y del sometimiento a la voluntad de Dios. ¿Quién no desea ser rico? ¿Quién desea ser pobre? ¿A quién le agrada vivir en constante pobreza? Una vez alguien dijo, cuando una persona gana la lotería, la pregunta es si Dios gana una fortuna o pierde un alma. Muchas personas cuando se han convertido en millonarios se olvidan no solo de Dios, sino de su propia familia y lugar de nacimiento.

Es por ello que en esta corta reflexión, les invito a vivir satisfechos con lo que son, y a esforzarse a ser mejores todos los días. No dejen de superarse espiritual, intelectual, familiar, laboral y físicamente. La búsqueda de superación debe ser bajo la perspectiva de agradar a Dios, de seguir siendo uno mismo, no olvidarse de quienes somos, y dedicar a Dios todo. No sacrifique lo que verdaderamente tiene valor solo por llegar a ser rico, ni viva en un claro conformismo, sin hacer nada por mejorar. Todos los días tratemos de ser mejores para Dios, de hacer todo mejor para honra de Dios.

Lea nuevamente Proverbios 30:8 y dígaselo a Dios en oración. Hoy es el día 200, es un buen día para decirle a Dios, como esta, si es feliz con lo que es y tiene o si desea rogar por algo que necesita y desea. Eso si, deje y espere tranquilo en lo que Dios le dará, El sabe lo que usted necesita, y dele gracias por lo que le da.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s