Edifica tu casa con valores

Día 223
Proverbios 24:1-9
Lectura de Proverbios 2016.
Dr. Luis Gómez Chávez

La definición de casa “oiko” puede referirse al edificio pero también a las personas que habitan en este.    Por consiguiente, cuando se habla sobre edificar la casa, generalmente, en la Biblia se está refiriendo a la familia.   Esta idea está enfocada en el Salmo 127:1, “Si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan los edificadores” y  que en Proverbios 25:3 dice: “Con sabiduría se edificará la casa y con prudencia se afirmara”.

La más maravillosa  y encomiable tarea que persona alguna puede tener en esta tierra, pero que es la más difícil es la de edificar una familia de tal manera que se mantenga firme.  Edificar la familia con base a los valores cívicos, éticos, espirituales, familiares, y sociales.   Es edificar o educar una familia que honre a Dios, respete a los demás, y se esfuerce por servir a los demás, sin perder su propia identidad.     ¿Cómo puede lograrse esto?    El Salmo 127:1 da la base, lo más importante, y que Proverbios 1:7 lo secunda, que es teniendo a Cristo en el corazón de cada miembro.

¿Es suficiente con tener a Cristo en el corazón para edificar la familia para Dios?   Dios mismo ha dejado recursos complementarios que ayudan al cumplimiento de esta encomiable tarea.   Y proverbios 24:3  nos ayuda, dice que se necesita la sabiduría y la prudencia para guiar a los hijos, ser ejemplo como padres, juntos crecer en una relación de amor, respeto y de adoración a Dios.     Quiere decir que con la sabiduría, la inteligencia, y la prudencia podemos enseñar a los hijos, podemos ser ejemplo de ellos, ya que viviremos bajo el temor de Dios, actuaremos guiados por Dios mismo.

Hoy más que nunca, los padres necesitan desarrollar una relación cercana, de respeto, de amor, comunicación, entendimiento, consideración y disciplina  con sus hijas.  Los papas necesitamos conocer los cambios fisiológicos de nuestras hijas para poderlas entender, considerar, y guiar.  Pero de igual manera, las hijas deben respetar, obedecer y amar a sus padres.    Es hermoso y necesario que las madres se acerquen a sus hijos varones, hablen, preguntes, aconsejen, y les ayuden a tomar las mejores decisiones.  Que ambos sientan y estén seguros que pueden contar con sus padres.

La mejor manera de edificar la familia con valores es enseñándoles el primero, que es el temor de Jehová.    El reto para nosotros los padres es que debemos ser ejemplos de ellos, amigos de ellos,     Vamos papás, nunca es tarde para comenzar a platicar con sus hijos, salir con ellos, comer con ellos, reír con ellos….por favor escúchelos y luego aconséjelos con sabiduría y prudencia…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s