Lo que pasa todo lugar I

Día 214
Proverbios 20:9-16
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Lo que vemos en todo el libro de Proverbios es exactamente lo que pasa todos los días en el mundo.  Y no es que este se dé solo en alguna parte del mundo, sino que esto lo podemos ver en cada parte del mundo donde hay seres humanos.    El problema no es el lugar donde se este, el problema son las personas que están en esos lugares.   No hay lugar malo ni feo, porque todo fue creado perfectamente por Dios, pero somos nosotros los seres humanos los que echamos a perder el lugar donde llegamos por nuestra naturaleza pecaminosa.    Proverbios en los 31 capítulos que tiene menciona y describe todo lo que pasa en todas partes del mundo donde hay seres humanos.

La Biblia dice que en la tierra no hay ni un tan solo justo, limpio, y sin pecado, y quien se atreve a decir que está limpio de su corazón y que no tiene pecado (v.9), es un atrevido, y Juan le llama, mentiroso.  Todos, aun los que somos cristianos, mientras estemos sobre la tierra en este cuerpo mortal, tenemos la facilidad de pecar, la tendencia de hacer lo malo. Gracias a Dios que por la ayuda de [el a través del Espíritu somos controlados a hacer lo bueno, lo que agrada a Dios, aunque siempre pecamos, pero podemos pedir perdón a Dios.  Esta es la razón de porque en todas partes del mundo pasa tantas cosas malas, porque hay seres humanos, y si estos no tienen a Dios en su corazón, el mal en todo lugar se incrementa, y todo lo que dice Proverbios puede darse en todo lugar.

¿Qué cosas dice Proverbios 20 que se dan en todo lugar por causa de que hay seres humanos?   Hay personas que roban al no ser justos en sus pesas, en sus cuentas, en la forma de tratar a los demás, en no ser responsables con el tiempo (v.10, 23).   En el libro de Daniel, un rey de Babilonia, por estar haciendo tantas cosas malas, fue pesado por Dios y fue encontrado falto, y Dios lo castigo.   Nuestra vida puede ser pesada en una balanza y si nos encontramos faltos, Dios se reserva todo el derecho de decidir qué hacer con nosotros.   Es probable que en estos dos textos se esté refiriendo al pecado del robo al no ser justos y cabales en las pesas.  Pero la enseñanza teológica de fondo que es muy implicacional es que Dios está pesando al ser humano, y lo encuentra con mucha falsedad en su forma de vivir, y eso desagrada a Dios.

En este país de Estados Unidos y como en todos los del mundo hay personas que han encontrado la manera de vivir sin hacer nada, y es por las ayudas que el gobierno a través de los impuestos de todos los contribuyentes.   Es muy válido y justificable que los gobiernos de todo el mundo se encarguen de ayudar a aquellas personas que realmente lo merecen.   Pero no es aceptable que personas con todas las condiciones físicas y de salud vivan de haraganes sin hacer nada, solo dormir, comer y hacer nada.  Dice el v. 13  “No ames el sueño, para que no te empobrezcas, abre tus ojos y te saciaras de pan”.   Los perezosos, os haraganes, los aprovechados, todos ellos deshonran a Dios, denigran a la humanidad,  desvaloran la dignidad del trabajo, no hacen justicia a todos los recursos naturales que Dios le ha dado al ser humano comenzando con la inteligencia que es la mayor riqueza del hombre y la mujer.   Pablo dice en 1 Tesalonicenses que quien no trabaja que no coma, porque el obrero es digno de su salario.  Salmos 128 dice que feliz y dichoso es el hombre que come del fruto de su trabajo.

En esta primera parte, he mencionado dos cosas que se dan en todas partes del mundo: injusticia y  haraganería, ladrones y aprovechados que sin trabajar quieren tener todo.    Ambos son aprovechados, el primero porque roba al no dar lo que es justo en las ventas, en las pesas, en todo lo que hace. El segundo porque roba al comer sin trabajar, al preferir quedarse dormido par ano trabajar.    Si todos fuéramos justos en todo, seriamos buenos trabajadores, y el lugar donde vivimos tendría menos cosas malas porque habrían personas que solo buscan el bien de los demás y hacen las cosas con rectitud y amor.  Mañana seguimos con la segunda parte, “lo que pasa en todo lugar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s