Al entendido y al perverso Dios los ama

Día 206
Proverbios 16:17-33
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Como una hipérbole o exageración, es incontable las veces que el proverbista menciona al perverso con diferentes nombres, malo, impío, insensato, incrédulo, necio, etc. Pero de igual manera, menciona al entendido llamándolo  con diferentes nombres, inteligente, sabio, prudente, etc. Del primero, se dice que esta engañado porque cree que esta en el camino correcto pero su final es la muerte (v.25).   El perverso, sin darse cuenta, forja su propio final, su propio destino, su propio mal (v.27), y a veces los hace con sus propias palabras.   Se mete en problemas por su falsa identidad, por lo que se ha creído que es y todo lo que puede hacer.  Se siente súper seguro en una clara inseguridad de vida.

El mayor problema del perverso según el v. 27,28 es la falsa personalidad con la que se desenvuelve.  Es una apariencia nada mas, ilusoria, un montaje que le hace no ver su verdadera identidad (v.29), solo piensa perversidades, maldades, pero según él, son cosas buenas, normales (v.30).   Es lo que hace el diablo, hace creer que se es algo, que se tiene algo, y que se puede hacer algo, pero que al final todo es mentira, porque el perverso termina mal.  A no ser que al final decida renunciar a ese tipo de vida, dando la espalda al príncipe de este mundo que engaña a las personas al hacerlas creer que en la vida de impiedad esta toda la felicidad, todo lo que necesita.   El amor de Dios es tan grande que hasta el más grande y cruel perverso lo recibe con amor si tan solo reconoce su pecado y pide perdón a Dios.

Otra historia de vida hay en el entendido, el sabio, el inteligente, el que vive bajo el temor de Dios.   El entendido del v.20 no se refiere al significado común, normal y natural, sino a quien ha creído en Dios, que por vivir bajo el temor de Dios actúa, procede, anda, piensa, y habla con sabiduría.   Su entendimiento le capacita para buscar y hacer las cosas que lo llevan al bien, por eso el v.21 le llama prudente, sabe tomar buenas decisiones, no decide a la ligera, sabe esperar el momento, está quieto cuando se debe estar.  Cuando habla, a diferencia del perverso, sus palabras son delicadas, cuidadosas, dulces, edificantes, y le aseguran la vida (v.22).   Es bello el v. 24, que rico y delicioso son las palabras sabias, del entendido, de quien está controlado por el temor y la sabiduría de Dios.   Al entendido, Dios lo ama y lo dirige.

La buena noticia hoy es que Dios ama tanto al perverso como al entendido.   No importa el proceder, lo que importa es que ambos puedan buscar el temor de Dios, reconocer que en Dios se encuentra el único camino que lleva a la vida eterna.    La única manera para vivir sin estar engañado, viviendo seguro, es viviendo bajo el temor de Dios.   Es por eso que hoy, si tu que lees aun no has creído en Cristo, hoy tienes la gran oportunidad de cambiar todo tu destino, toda tu vida, el final de tu vida.   Si ya eres cristiano, hoy tienes la oportunidad de cambiar la vida, el destino, y el final de alguien que tú conoces y sabes que es perverso por no tener a Cristo en su corazón.    Ve con él, o con ella, y dile que Dios le ama, y cuéntale cuan grandes cosas ha hecho por ti.   ¿Lo harás?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s