Se sabio al hablar

Día 198
Proverbios 12:15-28
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez

No hay otro libro en toda la Biblia que hable tanto de todo lo que tiene que ver con el habla, ya sea los labios, la boca, las palabras, la garganta, y la lengua.    Santiago simplemente lo simplifica al referirse la lengua.  En cambio Salomón usa más la palabra labios.  Sin embargo, ambos escritores de la Biblia se están refiriendo  a esa parte de la comunicación que es el lenguaje que sale no solo de la boca, sino desde el corazón.  Así que, es un tanto complicado querer referirse a lo que se dice sin tomar en cuenta todo lo que está implicado, la lengua, los labios, la boca, la mente, y el corazón. No hay palabras que se digan desligadas de un pensamiento y este a su vez de un sentimiento, pues la Biblia dice que de la abundancia del corazón habla la boca.

Los vv. 15 hasta el 28 de este Proverbios 12 se está refiriendo a la persona que en este caso hace el papel de emisor, quien habla.  Por favor deténgase a observar los versículos que se refieren a esta persona que habla, v.15 “opinión”, v. 17 “habla verdad”, v.18 “cuyas palabras” ‘la lengua”, v.19 “labio veraz” “lengua mentirosa”, v.20 [engaño hay en el corazón”, v.22 “labios mentirosos”, v.23 “los necios publican” “el cuerdo guarda su saber”, v.25 “la buena palabra”.  El énfasis esta en esta parte de la comunicación que se llama, “emisor” quien habla.  No todo el que habla, hable bien, y es por eso que antes de hablar se debe pensar en lo que hablará, y lo mejor de todo es que se debe ser sabio en el momento de hablar.

Si leyó con cuidado los versículos mencionados, por un lado está el sabio y por el otro está el necio o insensato.    Esta el que cada vez que habla se deja acompañar por la verdad, y por el otro está el se deja acompañar por la mentira.  El sabio siempre dirá la verdad, y con prudencia la dirá aun cuando esta verdad sea dura para quien la escucha, pero como está acompañado de sabiduría, esta será bien recibida.    No pasa igual con el necio que cada vez que habla lo hace con engaño, neciamente, y prefiere retener verdades con tal de no dañar, ofender o lastimar al que escucha, cubriendo así una verdad que es necesario que esta persona la escuche.

Quien es sabio basa su sabiduría en el temor de Dios, el necio la basa en su propia razón u opinión, lo que significa que tarde o temprano fracasará.   El sabio es prudente para reaccionar aun cuando ve la injusticia, mas el necio de inmediato da a conocer su ira, su enojo, y echa a perder procesos de pacificación. El sabio por su buen proceder garantiza su permanencia mas el necio por su loco e imprudente proceder acelera su final.   Definitivamente, quien es necio es porque en su corazón abunda los deseos por el mal, y por ser mentiroso, Dios los desecha, no los acepta, mas los sabios y veraces dan alegría a Dios.

En conclusión, usted que leyó esta parte de Proverbios, la lección sencilla es que debemos ser sabios al hablar.  Calle cuando es necesario, hable cuando debe hablar, y si habla acompañe a sus palabras con sabiduría, amor, tacto, prudencia. Por favor, diga la verdad cuando el hacerlo ayudara a contentar a Dios aunque quien la escucha se enoje.    La honestidad, la veracidad, y la sinceridad siempre es lo mejor aun cuando en el presente no se sienta así, pero en el futuro será lo mejor que se pudo hacer.     Hablemos con sabiduría, con amor y con propósito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s