Si quieres vivir más, teme a Jehová

Día 194
Proverbios 10:22-32
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

En todos los tiempos, los humanos han luchado por alargar su juventud o mejor dicho alargar el tiempo de vida sobre la tierra sin poderlo lograr.    La ciencia en todos los tiempos ha fracasado en este intento ya que la segunda ley de la termodinámica confirma que todo tiende a envejecer sin poder hacer nada.   La segunda ley de la termodinámica es el fuerte argumento en contra de la teoría de la evolución quienes afirman que el ser humano experimenta un proceso de evolución para mejorar o rejuvenecer. La segunda ley de la termodinámica sostiene que el ser humano en la medida que pasan los años, no solo su piel, sino el mismo organismo tiende a envejecer después que ha alcanzado la edad adulta y nada ni nadie puede detener ese proceso establecido por Dios.   El salmo 90:10 confirma que 70 son los años de vida en promedio de los humanos, y 80 aun con algunos achaque, y quienes llegan a los 100 son pocos y en una condición de vejez sorprendente.

¿Quién no quiere vivir mucho más del promedio establecido por Dios?   Es interesante saber que hay personas que con tal de no llegar a un estado de vejez o de dependencia de algo o alguien, prefieren morir por los 65 a 70 años, aunque son pocos.    Son muchos y la mayoría que desean vivir mucho más de los 70, si es posible llegar a los 100, claro con buena salud, en condiciones de felicidad, y tranquilidad.    En Proverbios 10:22-32  Dios da la fórmula para vivir mucho más del promedio, y es por medio de vivir bajo el temor de Dios.

¿Por qué el que teme a Jehová tiene más posibilidades de tener más larga vida sobre la tierra?   Quien teme a Dios, vive en alegría y el cuerpo se recrea, se renueva opuesto al malo que se entristece, y cada vez su cuerpo por la clase de vida que lleva se envejece.  Claramente dice el v.25 que el sabio que teme a Dios permanece para siempre.    Es el v. 27 que nos declara firmemente que el justo, el sabio, quien teme a Dios, a este se le aumentarán los días mientras que los años de los malos le serán acortados.     El v. 30 dice que los justos no serán removidos jamás, mientras que los malos no podrán habitar en la tierra.

Quien no tiene temor de Dios anda en caminos peligros, haciendo cosas malas, está en caminos de pecadores. Los insensatos se divierten haciendo lo malo, lo arriesgado, lo peligroso.    Les gusta estar en los lugares de muerte, en horas de maldad, haciendo cosas que atentan contra la vida.  No les importa la vida, no aman sus cuerpos, pues ingieren veneno que destruye el organismo, se alimentan desordenadamente, sus palabras provocan enemistades, y por su orgullo o soberbia traen caos a sus vidas y a las de sus familias.

El salmo 1 y el 15 dicen que la senda de los malos perecerá, y el impío no podrá permanecer para siempre. Muchos mueren prematuramente, por accidentes, por enfermedad, por conflictos armados, por pleitos personales o simplemente por estar en los lugares, horas y con las personas menos indicadas.    Lo mejor que podemos hacer es vivir bajo el temor de Dios porque eso nos lleva a no hacer lo malo, ni estar en los lugares malos, a cuidar nuestro cuerpo, a amar la vida, a ser feliz y disfrutar la vida.   Viva feliz, viva con Cristo en el corazón.  Viva eternamente con Jesús en el corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s