La disciplina bien ejecutada

Día 193
Proverbios 10:10-16
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Siempre que se habla de disciplina, la mente de los presentes emprenden un viaje cada una por separado, algunas se unen en criterios más otras no, algunas están de acuerdo, más otras no, todas las mentes piensan muy diferente.   En cuanto a la disciplina, hay muchos que consideran que es muy necesaria, pero otros sostienen que no es necesaria.  Es más, hay iglesia que consideran que la disciplina no es para que se practique, que es Dios el único que puede disciplinar.  Mientras que hay otras iglesias que si la practican pero entre ellas hay unas que abusan al considerar todo acto como digno de disciplina.   Sin disciplina hay caos que termina en anarquía, pero donde todo es pura disciplina se corre el peligro de llegar a una dictadura legalista.

La Biblia es clara al decir que se debe disciplinar, pero que se debe saber disciplinar.   Me llamó mucho la atención del v.13 que dice: “Mas la vara es para las espaldas del falto de cordura”. ¿Quién es una persona falta de cordura?   Ahora lea desde el v.10 en adelante.   El que guiña el ojo acarrea tristeza, y el necio de labios será castigado o disciplinado.  ¿Quiénes son los que guiñan los ojos?  ¿Para qué y cuándo guiñan los ojos algunos?  ¿Con quiénes relaciona usted la acción de guiñar los ojos?  Son los necios, los rebeldes, los que causan desorden, caos, y ellos deben ser disciplinados a tiempo.   Los faltos de sabiduría, temor y cordura causan violencia, lo cual despierta odio y rencilla entre ellos mismos  trayendo así el desorden, el caos y la anarquía por no haber disciplina preventiva.

Ahora deseo detenerme en el punto de lo necesario e importante que es la disciplina en todo lugar: sociedad, escuelas, iglesias, y familias.    Si no se establecen reglas de conducta y comportamiento, solo se crea desorden.   Pero si hay reglas de conducta y comportamiento, también debe existir castigo, disciplina, con secuencias cuando no se siguen o se obedecen las reglas.  Una sociedad, un sistema escolar, una iglesia y una familia sin standares disciplinarios solo están promoviendo una anarquía, caos, desorden sin límites.   De manera que si hay ley, reglas, y normas, debe haber castigo o disciplina por no cumplirlas.

Pensando en las escuelas, en las iglesias y en las familias, la disciplina debe ser más que correctiva, esta debe ser preventiva. La disciplina más que justiciera debe ser prudente en el sentido de saberse ejecutar: con propósito, con amor, con pedagogía, y quien la ejecuta debe hacerlo con ejemplo moral, con el cuidado necesario, y consciente que no es para destruir o vengar sino para enseñar, ayudar, restaurar.  Quiere decir que para que sea preventiva, se está pensando que se da a tiempo, cuando es oportuno, en el momento ideal, antes que sucedan las cosas.   La Biblia dice en Prov. 22:6, “Instruye al niño en su camino y cuando este sea grande no se aparte de ella”.

La disciplina debe ser correctiva, preventiva, a tiempo, con propósito pedagógico, pero también debe saberse ejecutar.    El v. 13 tiene varios elementos de disciplina a tomar muy en cuenta, lo cual va en contra de la posición errónea de los psicólogos de este tiempo, mas la Biblia lo autoriza.  1) Los padres deben disciplinar a sus hijos, cuando esto lo amerita o ellos se lo merecen.  2) Un instrumento bíblico de disciplina para los hijos es la  vara.  El Salmo 23 dice que el pastor usaba dos instrumentos de disciplina, protección, y rescate, el bastón o callado y la vara.  3) Cuando se aplica la disciplina con la vara debe saber que el lugar adecuado es en la espalda llegando a las asentaderas pues en ese lugar no hay partes que lastimen al disciplinado y pueda convertirse en abuso.  4) Esta clase disciplina tiene su tiempo y eficacia, cuando los hijos son pequeños de esa manera es preventiva, correctiva, pedagógica, es en el tiempo oportuno. 5) Por último, la disciplina es para quienes se lo han ganado, cuando hayan violado las normas, las reglas que anticipadamente se les ha dado a conocer.

Cuando en las escuelas, en las iglesias y en los hogares no hay disciplina se corre el peligro de que se dé falta de respeto, rebeldía, erosión de valores, constantes desordenes, muchos problemas, hasta anarquía.   No disciplinar es un principio anti bíblico, pues Dios dice en su Palabra que los padres que detienen el castigo a sus hijos aborrecen, y Dios al que ama disciplina.  La disciplina es por amor, con amor y para crear amor y mejores personas.   Tenga cuidado en la manera que esta disciplinando a sus hijos, la disciplina es un medio para enseñar, formar, equipar y preparar a los hijos para saber vivir en este mundo, y los buenos hijos forman las buenas iglesias, y las mejores sociedades.

La disciplina a tiempo, cuando es justo, y bien ejecutada es lo que hace hijos obedientes, educados, respetuosos y amorosos. Discipline, pues eso no es malo, pecado delante de Dios es no hacerlo como Él lo enseña en su Palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s