Algo más sobre el temor de Jehová

Día 188
Proverbios 8:1-21
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Ya lo ha dicho el proverbista en varias ocasiones que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová.     Que lo mejor que puede hacer el ser humano es creer en el Señor para recibir el temor de Dios, y la sabiduría divina.   Lo interesante que así como lo mencione en uno de los primeros devocionales en proverbios que la sabiduría es personificada por Jesús mismo quien anda ´por todos lados ofreciéndose como el buen camino.    De igual manera, en este proverbios 8, la sabiduría como que si fuera una persona, grita a voz al cuello (v.1), está en las esquinas, en las puertas (v.3), en las calles, en las entradas de la ciudad (v.4).

Esto es maravilloso por un lado, pero muy triste por el otro.  Hay gran interés de parte de Dios en mostrar su amor al mundo entero, que hace todo lo que sea necesario para ser escuchado, atendido, recibido y obedecido.   Lo que vemos en este proverbio  es muestra del gran amor y  paciencia de Dios porque está en todos lados, usa todo medio posible, y sabe esperar hasta cuando alguien se decida a escuchar la voz de su sabiduría.    Son millones y millones de personas que han atendido al llamado de Dios para buscar el temor de Él y así tener la sabiduría para saber vivir y ninguno ha salido defraudado.  Sin embargo, son millones que la han rechazado, y eso duele a Dios.

El llamado es a los simples y a los necios para que le escuchen (v.5).   Acá Salomón está usando la palabra “peti” que puede traducirse como necio, simple, insensato, tonto, etc, en el sentido llano que no tienen aun la sabiduría de Dios.  En otras palabras, todos algún día fuimos “petí” pero en el momento que atendimos el llamado de Dios para no solo entender sus palabras sino recibirlas por fe, dejamos de ser peti para ser sabios.   Sabios solo por el hecho de reconocer nuestra mala condición espiritual delante de Dios y pedir perdón.    La Biblia dice, el sabio ve el mal y se aparta.   Sabio es aquel que reconoce que Dios existe, y que ha enviado a Su Hijo para darnos vida eterna, por consiguiente se debe creer en él.

Después de todas las razones por las cuales debe ser escuchado (v.6-12), da el mensaje central en el v.13 que dice: “El temor de Jehová es aborrecer el mal, la soberbia y la arrogancia, el mal camino, la boca perversa, aborrezco”.  Eso es sabiduría, eso es el temor de Jehová, esto es lo que agrada a Dios, eso es lo que Él desea de cada uno de sus hijos.   Que cada uno de sus criaturas lleguen a tener sabiduría divina por medio de creer y así tener la nueva naturaleza y nueva posición, hijos de Dios.   Que cada ser humano se aparte del mal, la soberbia y la arrogancia, ya que estos son los dos aspectos satánicos que no permiten al hombre reconocer su pecado y la necesidad de doblegar su corazón y cuerpo delante de Dios.

El orgullo, la soberbia, y la arrogancia son espíritus satánicos, carnales, carentes de humildad, que no dejan que el hombre reconozca su pecaminocidad delante de Dios.   Si aun hay algo de esto en su vida aun ya siendo hijo (a) de Dios, sea sabio (a), pida perdón a Dios, y colóquese a su disposición.   La Biblia dice, el que confiesa su pecado y se aparta alcanza misericordia.    Todos en algún momento podemos tener algo de esto que Dios aborrece, por tanto, es mejor pedir perdón a Dios. Yo pido perdón a Dios. ¿Lo hará usted también?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s