Cuidado, es un terreno minado

Día 186
Proverbios 6:20-35
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Este pasaje se describe la manera como un hombre, en este caso, un joven o el hijo que está siendo aconsejado por el padre, camina en terrenos minado (caminos peligrosos, prohibidos y de tentación) hasta caer en el pecado del adulterio.    Este tema es muy bíblico por encontrarse la palabra “adulterio” en la Biblia.  Sin embargo, es un concepto y una práctica vista en la Biblia y por Dios como “negativa, destructiva, pecaminosa e inmoral”.  Su efecto, además de ser ofensivo delante de Dios, es destrucción para la vida familiar, moral, social, psicológica, emocional y espiritual.   Lo tremendo es que muchas veces no se ve llegar, pero si se deja sentir cuando se retira, si es que se retira.

La práctica del adulterio en la Iglesia basado en las Escrituras es una fuerte y enfática prohibición.  Muchas pueden ser las opiniones, las justificaciones, a favor o en contra, pero la Iglesia tiene una sola decisión y es la que la Biblia da.    El adulterio en ninguna forma debe ser aceptado, porque la Biblia dice: “No cometerás adulterio” (Dt. 5:18).  Esta decisión es el summun bonum de la vida cristiana tocante al adulterio, es prohibido y es disciplinado.   En la Biblia se menciona 36 veces la palabra adulterio.    La definición más sencilla para adulterio es la relación sexual y sentimental entre una persona casada con otra persona que no es su legítimo cónyuge.

En el AT era considerado el adulterio hasta la consumación de la relación intima, mientras que Jesús dijo que cualquiera que mira a una mujer para codiciar ya adulteró.  En tiempos de Moisés, el castigo para la persona que era encontrada en adulterio, era la muerte, apedreado o quemado (Jn. 8:4).   Sin embargo, cuando David reconoció, confeso y pidió perdón por su pecado con la mujer de Urias, Dios lo perdonó (Sal. 51, 2 Samuel 19:2-5) aunque las consecuencias de su pecado las sufrió durante 10 años.  En el Nuevo Testamento, Jesús perdonó a la mujer sorprendida en pecado de adulterio (Jn. 8:11).  El adulterio atenta contra la santidad del hogar, el prohibirlo es preservar la legitimidad  del matrimonio, y la paz familiar, atenta contra la propiedad ajena, viola el concepto original del matrimonio, trae consecuencias insuperables.

Según Provebios 6, el adulterio comienza con mirar lo ajeno, lo prohibido, que en lo profundo de la persona se comienza a desarrollar la codicia la cual si no se detiene se convierte en adulterio que generalmente resulta en divorcio.  La codicia comienza en la mente de un corazón en mala relación con Dios, esta es la causa del adulterio que es el pecado de hecho, de comisión el cual al mismo tiempo se convierte en la posible causa de un divorcio, lo cual no es más que el fracaso matrimonial y sus efectos son consecuencias terribles, además de la disciplina que puede venir de Dios.   Asi que, todo inicia en codiciar lo ajeno, y la Biblia dice, “no codiciarás” (Exo. 20:17), y es especifico, “no codiciaras la mujer de tu prójimo” (Dt. 5:20).  La solución para no codiciar es el amor, amar a Dios y amar a su cónyuge.

Por favor, observe como comienza y como termina en Prov. 6:20 al 35 y que el padre esta advirtiendo a su hijo a no caminar por esos terrenos minados.   El padre le recuerda a siempre estar preparado con la Palabra de Dios, nunca salir sin ella, nunca hablar sin ella, nunca decidir sin la guía de la Palabra (v.20-22) y el v.23 da la razón.   Desde el v. 24 hasta el 35 dice, la Palabra de Dios en el corazón y en la mente es la que evitara que entres a terrenos minados donde está la tentación, mejor apártate pero no camines ahí.  Recuerda lo que dice la Biblia, “El sabio ve el mal y se aparta”.

Todo puede comenzar con pequeñas bromas. Parece que tienen muchas cosas en común, y la curiosidad mesclada con otros sentimientos inapropiado les lleva a quererse conocer más.  Al principio todo puede parecer  tan agradable.  Como el vino, entra suavemente pero termina con dolores, insultos, golpes, ofensas desprecios, enemistades hasta destruir el hogar.   La mujer ajena es mala mujer para un casado, quien habla muy bonito, suave, dulce, es tentación, es codiciable (v.24), es hermosa según el corazón flato de temor.   No dejes que te cautive con sus miradas, con sus palabras y con sus centellas de su aparente hermosura (v.25).   Lea con cuidado el v.26-35, ¿Cómo termina el hombre fatuo que es presa de la mujer extraña y ajena o prohibida?

Mis amados, esta es la estrategia del diablo para destruir la más bella estructura e institución creada por el Dios perfecto que jamás pudo equivocarse al dejar el matrimonio entre un hombre y una mujer, y la familia formada por papa y mama e hijos.   La estadísticas dicen que hasta los años 70,s el hombre era el más infiel en el matrimonio. Sin embargo, al llegar a los años 90´s la mujer ha alcanzado el mismo porcentaje de infidelidad que los hombres.    Es tan difícil la situación hoy, que según estadísticas, hasta el año 2000, era la mujer la que alcanzaba el mayor porcentaje en infidelidad.   En este momento, ambos, la mujer y el hombre tienen el mismo porcentaje.

Vamos, no importa si él o ella es más infiel, el asunto es que ambos están desobedeciendo a Dios, la Biblia, y al boto de lealtad hecho en el matrimonio, y los primeros afectados son los hijos, luego los mismos divorciados, luego la sociedad que cada vez se vuelve más infiel delante de Dios.    Escuchemos el consejo de Dios en Proverbios, sencillo, huye de los terrenos minados, no te hagas el espiritual, valiente, el autosuficiente, para creerte que puedes andar en terreno minado sin que te pase nada. El sabio ve el terreno minado y huye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s