Sabiduría ante todo, adquiere sabiduría

Día 180
Proverbios 4:1-9
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Ya lo he mencionado que desde el capitulo 1 hasta el 9 el sabio Salomón insiste en el mayor esfuerzo que un ser humano puede hacer es el adquirir sabiduría, la sabiduría de Dios, la de arriba, la que Dios da cuando le creemos y que la ejercitamos en la medida que dejamos que el Espíritu nos guie al vivir en el temor de Dios.    Esta exhortación está mezclada con el gran llamado a que nosotros los hijos pongamos atención a la instrucción de nuestros padres.  También os mencione que Job 28 es una profunda exposición que describe al hombre buscando la sabiduría, y se dice que es la mejor búsqueda que puede hacer, pero que se debe saber buscar, ya que esta solo se encuentra en Dios quien es la fuente y el dador.

Es por ello que cuando leemos Proverbios 4:1-9 encontramos nuevamente la insistencia del Sabio a que pongamos toda la fuerza, interés, disposición y empeño en adquirir la sabiduría y la inteligencia.  En otras palabras, como se traduce Prov. 1:7, sabio es el que cree que Dios existe y que en Él se encuentra la sabiduría, y necio es el que no cree que Dios existe.    Así que, en resumen, Salomón nos dice que busquemos a Dios, creamos en él, y le entreguemos nuestra vida, y dejar que él nos controle porque eso es sabiduría, y él nos ayudara en todo momento, hablara por nosotros, resolverá los problemas por nosotros, él saldrá a nuestra defensa, y no nos dejara que nos metamos en problemas.

Vea en el 4:1 a Dios como un padre hablando a sus hijos, poned atención para encontrar cordura, buen comportamiento, excelente conducta.  La enseñanza que nos da Dios es buena, como todo padre temerosos de Dios ofrece lo mejor a sus hijos (v.2).    Ahora piense en Jesús como personificando a nuestros padres, y nos dice, yo fui hijo de José y María, también Hijo del Padre.   Muy amado y apreciado por mis padres, quienes se preocupaban por mi buena educación y preparación para el futuro. (v.3).    Como padre nos dice: reten en tu corazón mis razones, adquiere sabiduría e inteligencia (v.4), cuida de no apartarte de  lo que yo te enseño.  En todo momento, ama, guarda, protege, usa la sabiduría de Dios (v.5-6).

De todas las cosas que puedas desear, buscar y adquirir, que se la sabiduría divina la que tenga el primer lugar (v.7).  Está bien buscar otras cosas en la tierra pero cuida que estas sean guiadas por la sabiduría de Dios.  Pon en alto el temor de Dios, la sabiduría de Dios, la relación con Dios, la Palabra de Dios, porque en los momentos más críticos, difíciles, delicados y nefastos, es la sabiduría de Dios, es la presencia de Dios, es la guía del Espíritu, la instrucción de su Palabra la que te sacara de apuros, porque nunca te dejara, y te engrandecerá (v.8-9).

Mis amados, dejemos que Dios nos guie con su Palabra, que el Espíritu nos instruya con su suave dirección.  Dejemos nuestra propia opinión, nuestro humano razonamiento, porque todo lo que nosotros consideramos bueno en nuestra razón, no siempre es lo que agrada a Dios. De manera que, la sabiduría esta en temer a Dios, en apartarnos del mal, en seguir la instrucción de Dios en Su Palabra y en la persona del Espíritu.     Sobre todas las cosas, cada día, esfuércese en practicar la sabiduría de Dios en la forma de sentir, pensar y hablar o actuar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s