Una regla de oro

Día 178
Proverbios 3:19-26
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

El libro de Deuteronomio es el libro de la renovación, significa, segunda ley, porque Moisés volvió a leerle al pueblo de Israel la Ley de Dios por segunda vez.  Lo interesante es que más de 30 veces se repite la palabra “Guardar” que significa obedecer.    La explicación sencilla es que si el pueblo obedece o guarda al pie de la letra la ley de Jehová, ellos serán bendecidos en gran manera.    La regla es la misma en el tiempo de Salomón cuando escribe Proverbios, y la misma regla o formula es para nuestro tiempo, quien obedece es premiado, es felicitado es recompensado, tiene beneficios, el resultado es favorable en comparación al que desobedece.

Veamos este principio de manera muy secular.    Si una persona mientras maneja decide no obedecer la luz roja, el resultado mínimo y desfavorable es que un policía lo detenga y le ponga una multa y el resultado más terrible es que tenga un accidente mortal.    Si una persona decide traspasar una cerca donde hay un anuncio que dice, prohibido traspasar esta cerca, perros bravos hay, y si decide no hacer caso, lo mínimo que puede esperar es correr como nunca porque los perros lo alcanzan o terminar en el hospital por los mordiscos de los perros.  Digamos que esta frente a la Casa Blanca en Washington y se acerca al límite donde puede llegar y decide pasarlo para acercarse al edificio, lo más seguro es que lo detendrá la seguridad y experimentara todo un proceso de investigación y hasta podría ser llevado a la cárcel.  Todo por no obedecer.

En estos versículos, desde el 21 comienza el llamado de los padres que hacen a sus hijos a ser obedientes, pues de esa manera evitaran castigo y pueden recibir recompensas.  El consejo principal es que guarden la ley y el consejo. En otras palabras que obedezcan no solo lo que dice la Biblia, sino las ordenes de sus padres, los consejos sabios que ellos dan.  La enseñanza de la Biblia se convierte en vida al alma, dan paz porque enseñan sobre cómo vivir, como ser, y como conducirse. El v. 22 dice que serán como gracia a tu cuello, v. 23 dice que si obedecemos podemos caminar con confianza sin temor a caer, porque andaremos en los caminos donde no hay peligro.  En el v. 24 afirma que el sueño será reparador, agradable y tranquilo, porque no tendrás miedo, ni enemigos, v. 26 porque Jehová será nuestra confianza y el nos cuidara para que no caigamos, o tengamos peligros.

¿No es esa una gran noticia?   Saber que si somos obedientes a Dios y a nuestros padres podemos caminar seguros y tranquilos, dormir sin ningún temor de lo que nos pueda pasar.   Si somos obedientes a Dios y su Palabra, él mismo se compromete en cuidarnos, protegernos, y guardarnos de todo mal.   Lo mejor de todo es que podremos vivir confiados y seguros porque Dios es nuestro ayudador.   Si Dios es con nosotros, nadie podrá hacernos daño.   Asegúrese de obedecer, guardar su Palabra, y vivir confiando solo en Dios, y el resultado será todo bueno, de bendición, y de felicidad.   Sea obediente a Dios, a sus padres, a las autoridades y las ordenes que se le den, que es mejor obedecer aunque cueste, que desobedecer aun no le cueste nada, porque el que desobedece es castigado y el que obedece es premiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s