El valor de la sabiduría

Día 177
Proverbios 3:11-18
Lectura de Proverbios 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Una de las virtudes más necesarias en la vida de los humanos es la sabiduría y una de las virtudes que más  nos hace falta en esta vida para saber vivir  es esta.   Hay muchas personas consideradas sabios en esta tierra por sus grandes inventos, pero dicha sabiduría  no les ayuda para saber vivir, pues viven sus vida o desordenadas o inseguras.   Entonces, ¿Cuál es la sabiduría que nosotros necesitamos para saber vivir cada día de nuestra vida y que nos garantice una mejor vida en el futuro?

El libro de Job en el capítulo 28 nos ofrece una excelente y completa exposición acerca de la sabiduría.  Primero menciona el esfuerzo ineficaz del hombre en tratar de encontrar la sabiduría bajo sus propios recursos. Es una búsqueda con hambre como lo hicieron los primeros buscadores de oro en California muchos años atrás.   Esta búsqueda de la sabiduría aunque es incansable, buscan casi en todos lodos, pero ineficaz porque la buscan mal.   Al punto que en el v.12, hay una pregunta, ¿Dónde se halla la sabiduría? ¿Dónde está el lugar de la inteligencia? Después de este versículo, se describe el valor de la sabiduría y siempre con la intención de encontrarla.

Finalmente, desde el v.20 hasta el 28, el escritor de este libro lleva al lector a reconocer una gran verdad.   La pregunta ahora ya no es ¿Dónde está? Ahora es ¿de dónde viene?  Hay un cambio de lugar a persona, porque no la han encontrado aún, y el lugar sigue siendo un enigma. Lo sorprendente es que el mismo escritor dice que los que buscan la sabiduría pareciera que estuvieran ciegos, pues esta ha estado cerca de ellos, ha estado y esta frente a ellos, solo que no la podrán ver ni conocer a menos que hagan un reconocimiento de fe.   Dice el v.23, Dios entiende y conoce el lugar de la sabiduría, porque Dios es omnisciente.  En el v.23, esta no está en lugar alguno, ni en humano alguno, está en Dios porque él la creo, la descubrió, la preparo y la manifestó. Por eso dice el 3:13 “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría”.

Termina el v.28, Y dijo al hombre, “He aquí, el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia”. Compare esta gran verdad con Proverbios 1:2-7 donde encontramos un resumen, la esencia, el tema y la gran verdad del libro, es la sabiduría que se obtiene en el momento que el ser humano reconoce a Jesús como su Salvador y se somete a una vida de temor, respeto y adoración a Dios.  Dice el v. 2-4, para entender sabiduría, conocer razones prudentes, recibir consejo de prudencia y dar sagacidad a los simples.   Todo esto anterior, solo es posible si se tiene el temor de Jehová (v.7).    Desde Proverbios 1 hasta el 9, es una exposición bella de la importancia de la sabiduría que es la capacidad de discernir entre el bien y el mal, la inteligencia de apartarse de lo malo con tal de honrar a Dios, lo cual el ser humano no lo podrá hacer por su propia voluntad, porque solo es posible teniendo a Cristo en el corazón.  Luego al leer el 3:14-18 encontramos los resultados de temer a Dios, de tener la sabiduría de Dios.

Por consiguiente mi querido hermano de batalla de este año, el respetar, honrar, temer a Dios por medio de Jesucristo es lo que nos llevará a saber pensar, hablar, y actuar.   Cuando buscamos, dependemos y consultamos a Dios para cada decisión a tomar, y dejamos que el Espíritu Santo, como la máxima autoridad en asuntos de decisión y dirección nos de la aprobación, lo más seguro es que viviremos en paz, buena relación, y en pleno contentamiento. Por consiguiente, mi reto en este día es buscar a la fuente de la sabiduría, Dios.   Ser sabio en primer lugar es escoger la vida eterna al creer en Jesús, es reconocer que Dios existe en vez de ver este mundo con escepticismo, es reconocer que sin la ayuda de Dios no podemos vivir.

Dios es el que nos ayudara a saber vivir, a saber llevarnos con los demás, a amar hasta a los enemigos, a mirar las cosas como Dios las ve, y a vivir la vida bajo la perspectiva divina.  Utiliza la sabiduría, la inteligencia y la prudencia que Dios te da para resolver los conflictos, para aprovechar las oportunidades, para no quedarse postrado cuando fallas, a mirar la vida de manera positiva.     Se feliz en Cristo, y vive la vida feliz porque tienes la sabiduría de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s