Maneras prácticas para ser bendecidos

Día 176
Proverbios 3:1-10
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Ya lo he enseñado, lo he escrito y lo he dicho en otras ocasiones, que la línea más corta entre dos puntos en la línea recta, pero yo digo que la línea más corta para recibir bendición es la obediencia.   También os he dicho que una de las cosas más difíciles para el ser humano es la obediencia aun cuando se sabe que obedecer es lo mejor que se debe hacer para estar bien con Dios, con las autoridades y con los demás.  Por naturaleza, el ser humano tiende a desobedecer aun cuando se le diga que debe obedecer.   Tal inclinación natural se ve desde que se es un niño, con la diferencia en que no se es totalmente consciente de que esas actitudes se les llama pecado.

El proverbista Salomón, por experiencia propia, nos enseña maneras prácticas de obedecer, debido a que él mismo fue desobediente delante de Dios por mucho tiempo, en muchas maneras y aun cuando él contaba con la sabiduría de Dios.  Es más, la Biblia dice que no ha habido ni habrá otro sabio como Salomón.   Quiere decir que no basta con tener la sabiduría de Dios, pues es necesario obedecer a Dios en todo, dejarnos guiar por el Espíritu Santo para hacer lo que Dios realmente nos ha encomendado hacer.      Y en estos 10 versículos, hay cuatro maneras prácticas de obedecer a Dios.     Dios es maravilloso, porque en cada exigencia hay una promesa de bendición. Yo les dije que la línea más corta para tener bendición es la obediencia.

Solo mencionara las maneras de obedecer a Dios y la promesa para cada una.   En el v. 1 y 2 no olvidar la Palabra de Dios, mantenerla siempre en el corazón todos los días y esto le garantiza mas años de vida.    Esto es porque quien obedece la Palabra evita estar en lugares peligrosos, con las personas no recomendadas y haciendo las cosas que desagradan a Dios.   La segunda manera de obedecer a Dios (v.3-4) es practicar la palabra de Dios todos los días, no apartándose de ella en nada de lo que hace en el día.   Significa recurrir a ella en los momentos de prueba, alimentarse con ella para los momentos de tentación o debilidad, es usarla en los momentos que se nos demande prueba de que somos hijos de Dios.   El resultado de vivir, o practicar la Palabra de Dios es que agradaremos a Dios y a los hombres, tendrán un buen concepto de nosotros.

Los vv. 5 y 6 Dios nos pide que confiemos en él y no en nuestros recursos o en nuestra mente o en nuestras capacidades, porque eso es soberbia, autosuficiencia, egoísmo.  Quien hace las cosas sin tomar en cuenta a Dios, pronto termina en fracaso.  La autosuficiencia no es más que hedonismo u orgullo, incredulidad, y eso es pecado por la desobediencia.     En cada cosa que nos pasa en la vida los meritos deben ser dados a Dios, “reconócelo” en todos tus caminos. Da a conocer que temes a Dios y que él merece toda la gloria delante de todos, teme a él, y apártate del malo y de los malos y eso te da paz, tranquilidad, satisfacción, felicidad, medicina a tu vida  porque estas obedeciendo a Dios antes que a los hombres y a ti mismo.

Finalmente, vv.9-10, otra manera de obedecer a Dios es honrándolo con lo que tenemos, porque eso demuestra no solo fe, sino gratitud, ya que todo lo que tenemos Dios nos lo da.   Cuando aprendemos a dar de lo que él nos da, no solo obedecemos la Palabra que nos enseña  a dar a Dios lo que es de Dios, sino que demostramos que tenemos fe, dependemos de él, y que con lo que damas Dios lo reinvierte en su obra, en su plan para darse a conocer al mundo entero.    Lo maravilloso es que Dios no se queda con nada, él se encarga de bendecirnos, ya que según sembramos así cosechamos, según damos con fidelidad, Dios nos provee.

En fin, la lección es clara, sencilla, pero es necesario obedecerla.    No nos olvidemos de leer la Palabra todos los días, póngamela en práctica en cada momento que se nos amerite, dejemos de confiar en nosotros, en nuestras habilidades o razonamiento, confiemos en Dios y su Palabra y demos a él con generosidad, gratitud como muestra de nuestra fe.   Si hacemos todo esto, la Biblia dice que viviremos más, tendremos felicidad, tranquilidad, y Dios se encargara de darnos lo que necesitemos.    La definición más corta y completa de la fe es la obediencia.  Si cree en Dios y ama a Dios, debe obedecerlo en todo y esto le resultara en bendición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s