¡¡Lo primero es Dios!!

Dr. Luis Gomez

En la predicación del 31 de diciembre del 2009 basados en Mateo 6:33-34 descubrimos tres prioridades que todo hijo de Dios debe establecer, practicar y desarrollar si es que anhela ser mejor en todo: tener una íntima relación con Dios, practicar un código o sistema de valores, y desarrollar un estilo de vida de fe.   Nos detendremos en los valores cristianos como una prioridad urgente a reforzar en nuestra sociedad decadente e inmoral.

 

La primera prioridad en la que debemos invertir todo nuestro esfuerzo cada día de la vida es  en mantener una relación con Dios, buena, íntima, fresca, transparente y sincera. Por naturaleza, los humanos con facilidad somos seducidos a desviamos del camino correcto y perder de vista el orden de prioridad y confundimos lo urgente con lo importante.

 

¿Recuerda el episodio de María y Marta cuando Jesús las visitó? Marta quería que Jesús comiera, mientras que María quería que Jesús no dejara de hablar.  La primera está viendo por lo urgente y lo material, mientras que maría estaba interesada en lo importante, lo espiritual, lo que trasciende lo presente y lo temporal.  ¿Ha confundido usted en más de alguna vez estos dos enfoques al momento de tomar alguna decisión? Para tener una buena relación con Dios, debemos hablar con él (orar), dejar que él nos hable (leer la Biblia), seguir hablando y escuchando  (comunicación) hasta tener la confianza suficiente para considerarse amigos (relación).  Ser amigo de Dios es el más alto nivel que Jesús dio a sus discípulos, “Ya no os llamaré siervos, sino os he llamado amigos” (Jn.15:15).

 

Piense por un momento en lo que significa para usted Mateo 6:33ª  “Más buscad primeramente el reino de Dios”.    Después de repetir esta frase unas tres veces, ¿Qué pensamientos le vienen sobre lo que significa y lo implica en su vida?   La Biblia para todos, lenguaje actual lo traduce: “Lo más importante es que reconozcan a Dios como rey”.  La Biblia Católica de Jerusalén dice: “Buscar primero su reino”.  Hay otro texto que dice: “Más buscad las cosas de arriba y no las de la tierra”.  En otras palabras, quien desea tener una buena relación con Dios estará ocupado solo en las cosas que honran, exaltan, satisfacen, y glorifican a Dios.    Todo lo que piensa, siente y hace es para glorificar a Dios.   La verdad es que para esa principal función fuimos creados según Efesios 1:6,12, “para alabanza de la gloria de Dios”.

 

Así que, donde sea que usted esté, sepa que este es el mayor secreto del éxito, del triunfo y la victoria de todo ser humano, el ocuparse antes que todo en estar en buena relación con Dios, en hacer las cosas que le agradan a él, en complacerlo en todo y con todo.

 

Esfuércese por ser amigo de Dios, y un amigo es más que un hermano, él es el mejor amigo que podemos tener.   Como amigo que ya es de Dios, dedíquele tiempo, ofrézcale lo mejor, hable todos los días con él, aprenda a escucharlo, desarrollen una profunda amistad con él.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s