¿Cómo adoraba el pueblo de Dios en el Antiguo Testamento?

Isaías 1:10-20

         Ya hemos aprendido sobre algunas razones por las que debemos adorar a Dios.  Corresponde ahora conocer la manera como el pueblo judío adoraron a Dios en el A.T.  El propósito es que al final de esta serie, todos tengamos una comprensión más amplia a la luz de la Biblia sobre lo que es e implica la adoración a Dios en la iglesia.

 

  1. La adoración es vista como una ofrenda a Dios.

              a. Es parte de una ofrenda es la ofrenda que incluye todo (Neh.1)

 

ADORACIÓN   Es el acto por el cual  se exalta a Dios, se reconoce su grandeza, su poder y

sus atributos. Ya concluimos que la adoración  encierra toda la vida del cristiano.

          CONFESIÓN  Es la acción de reconocer los pecados personales delante de Dios.

                PETICIÓN  Es el momento donde se ruega perdón de pecados y se presenta las

Peticiones de nuestro corazón.

                       ACCIÓN DE GRACIAS Es  donde agradecemos  a Dios por sus favores, bendiciones y

respuestas.

                              PROMESA-VOTO    Es el acto de creer por fe que las peticiones son oídas al

adueñarnos de las promesas de Dios y le prometemos ser mejores.

b. La adoración no es recibida si no viene de un corazón limpio. (Is. 1:10-20)

Dios no recibe la ofrenda de ninguno, por muy grande que sea, por muy hermosa, atractiva y profesional que sea, aunque tenga un valor superior a la de los demás. A Dios no lo compramos o lo congraciamos con 10 carneros de ofrenda, con 52 asistencias al año, con 10 ministerios en la iglesia, con una alabanza con ojos cerrados, lagrimas rodando por las mejillas, con levantar las manos, con memorizar 365 textos.  Dios esta hastiado de sacrificios de labios, de ofrendas llenas de fanfarronería, Dios busca algo más sencillo, Dios busca tu corazón limpio, en santidad, y honestidad, que este en paz con los demás.

Es posible que alguien te ha dicho que no sabes cantar o tu ya te distes cuenta que eres desafinado (a), no te preocupes, que eso no es lo que busca Dios. Tal vez te sientes triste porque nunca te invitan a ser parte del ministerio de la alabanza, o de la enseñanza, o de la visitación, o de la consejería, o del diaconado y crees que a otros Dios los escucha más, no es cierto, el privilegio, el ministerio, el cargo, el lugar, la forma, y la frecuencia no hace la calidad de la ofrenda, sino tu vida, tu corazón, cuan honesto (a), sincero (a) eres cuando vienes a la casa de Dios, y adoras a Dios con lo que tienes, tu vida, con lo que puedes, con tu vida, y te esfuerzas por ser tú.

         Resumen: El pueblo de Israel creía que por las ofrendas que daba estaba adorando a Dios,

pero su corazón estaba lejos de Dios. Tengamos cuidado y percatémonos de adorar a Dios presentándonos nosotros mismos como la ofrenda santa, viva, y agradable (Ro. 12:1).

  1. La adoración en el A. T. se rige por tres bases

          No sólo se adora a Dios cuando se viene al templo,  o mientras se está en el servicio dominical (liturgia-programa) sino que  cada momento de nuestra vida es para adorar a Dios.  Dice Jerry Bridges, “es el acto específico de rendirle a Dios la gloria, majestad, honra y dignidad que son suyos”. La adoración es un acto de reconocimiento, exaltación y glorificación del nombre de Dios. ¿Cómo expresó el pueblo de Israel la adoración a Dios? ¿Cuál fue la  forma de adoración que emplearon los judíos para exaltar y honrar a Dios?  La adoración que se practicó en el Antiguo Testamento: gira alrededor de un lugares dirigida por una persona  y es de carácter individual y comunitario demostrada por ofrendas y sacrificios e instrumentos.a.

              a. Gira alrededor del Templo

La adoración es el acto por el cual rendimos a Dios gloria, majestad, honra y  pleitesía durante todo el culto público (liturgia) cada hijo suyo de manera individual y  comunitaria.  La adoración en el AT se limita a una celebración dentro del templo. Siete veces al año era obligado todo el pueblo a visitar el templo para rendir adoración a Dios. En  nuestros tiempos, la adoración ha sido condicionada por elementos que evitan la originalidad y la sinceridad de los adoradores. Algunos de estos elementos son la historia, la tradición, la herencia cercana y el concepto limitado de lo que es adoración.  En la revelación progresiva de la adoración en la Biblia, experimenta cambios, sin apartarse de la revelación misma dada por Dios ya que  la adoración debe regirse por la Palabra y el Espíritu Santo.

                  Desde Adán hasta Jacob

La adoración se expresó por medio de sacrificios en calidad de ofrenda para perdón de pecados, y agradecimiento por los favores hechos por Dios. Desde Adán hasta Abraham, los hijos de Dios construían altares en los cuales sacrificaban animales delante de él, se postraban delante de Dios para  agradecer y  pedir  ayuda. Ej: Caín y Abel (Gé. 4:3-5), Noé agradece a Dios (Gé.8:20-21). Desde Abraham hasta Moisés se mantuvo la misma práctica de adorar a Dios por medio de ofrendas y sacrificios.  Sin embargo, Abraham cuando adoró agregó el respeto (actitud interna) y los sacrificios (calidad externa).  La adoración a Dios debe ser  de calidad, con excelencia, debe entregarse todo.

                   De Jacob hasta Moisés

                   Hay por lo menos cinco elementos a

destacar Génesis 28:10-22:

  1. La convicción que en ese lugar estaba Dios “lo sintió”“lo creyó”“lo vio” (v.16)
  2. Al adorar se está en la presencia de Dios (v.16)¡Cuan terrible es este lugar! Otra traducción “terrible-es temible”.  Isaías 6:3b-5 amplía esto.
  3. La idea primera de un lugar que será la casa de Dios, lugar para adorarlo (v.16)
  4. Se integran dos elementos importantes en la adoración a Dios: el voto y la promesa, compromiso y desafío (v.18).  Hizo un altar, se comprometió hacer  en este   lugar una casa para que Dios fuese adorado y proclamado.
  5. Prometió traer a ese lugar los diezmos de todo lo que Dios le diera.

 

Nuevamente con José en Gé. 37:5-11 revela otros conceptos sobre la adoración a través de los sueños, los que había aprendido de su padre  Jacob.  Primero, en la adoración participan dos personas; el que adora y el adorado, el que adora en un nivel inferior y el que es adorado en un nivel superior, sus hermanos adoran a José.  Segundo, la actitud del que adora no solo es interna de sumisión sino que es movido a “inclinarse, postrarse” como comprobación de lo interno. Tercer  lugar, el que es adorado,  muestra misericordia y satisfacción en respuesta de la adoración recibida.  José perdonó a sus hermanos y les ayuda. La adoración que agrada a Dios está acompañada de un corazón limpio y un cuerpo humillado.

               Moisés y el tabernáculo o santuario móvil

Es en el desierto, después de ser liberado el pueblo de millón y medio, Dios ordena a Moisés construir un Tabernáculo para  ser la morada, y residencia de Dios (Éx. 25:8-27:22), el donde habitará en medio de ellos.  El 26:33 revela que el Tabernáculo tendrá dos partes: el lugar santo donde todo el pueblo llegará 7 veces al año y el lugar santísimo donde sólo el sacerdote podrá entrar una vez al año para llevar los pecados del pueblo (Éx. 34:23). En el capítulo 29:42-46 especifica que el Tabernáculo será el lugar donde se reunirá Dios con su puebloEl pueblo vendrá para adorarlo, pero para que Dios acepte la adoración, es necesario que el pueblo sea santificado.  El 33:7-10 enseña que en ese lugar estaba la presencia de Dios, shequina. El único lugar donde se encontraba la presencia de Dios era el santuario, tabernáculo, y el acercarse demandaba santidad.

 La adoración en el templo.

Desde el año de la salida de los judíos de Egipto hasta la construcción del primer templo hay unos 700 años.  Fecha de construcción, 1006 a.C. por el rey Salomón por orden de Dios 1 Reyes 6:1-38.  En 1 Reyes 8:12-19 en la dedicación del templo observe la actitud de Salomón al orar como parte de su adoración: se arrodilló y con manos extendidas al cielo, oró y suplicó.  Es importante el v.58 “incline nuestro corazón hacia él para que andemos conforme a todos sus caminos, y guardemos sus mandamientos,  los estatutos y decretos que mandó cumplir a nuestros padres”.  Luego ofreció Salomón ese día 22 mil bueyes y 120 mil ovejas.

            Resumen: La adoración en el Antiguo Testamento en primer lugar giró alrededor del templo ya que todos sabían que allí estaba Dios.  Quien venía adorar a Dios debía: santificarse, reconocer que estaba en la presencia de Dios, ofrendar sacrificios para perdón de pecados, y mantener una actitud de profundo respeto al inclinarse y postrarse ante Dios.

                 b. Es dirigida por un sacerdote escogido por Dios.

Después del templo, el sacerdote la segunda figura más importante que representa el sistema religioso, litúrgico y de adoración en el pueblo según la Ley.  El sacerdote (Éxodo 29) se encarga del sistema  de sacrificio, representa al pueblo delante de Dios una vez al año en el lugar santísimo, y trae la voluntad de Dios al pueblo. Este es  el concepto de adoración de ese tiempo, tiene que ver con la vida espiritual de Israel y el cuidado del tabernáculo (Núm. 1:49-54, 4:1- 49). La vida espiritual del pueblo de Israel dependía en gran manera de la guía del sacerdote.  El sacerdote es el que invita, enseña, exhorta y promueve la adoración hacia Dios. Es por ello que mientras había templo y sacerdote, los judíos mantenían la actitud de adoración, visitar la casa de Dios  y su vida espiritual se mantenía fuerte.  Pero cuando el templo desaparecía, hasta los sacerdotes dejaban su ministerio y como consecuencia el pecado controlaba sus vidas y recibían el castigo de Dios (Salmo 137:3-4).

           Resumen: La adoración del pueblo de Israel era continua mientras tenían un sacerdote que les dirigía, les motivaba,  les enseñaba y un templo donde el sacerdote ministraba a Dios y al pueblo.  Mientras el pueblo se mantenía adorando a Dios, eran fuertes espiritualmente, pero cuando no lo hacían, fracasaban. Aprendemos entonces que, un corazón sincero que se  mantiene adorando a Dios está fuerte espiritualmente.

                    c. Es de carácter individual y comunitaria.

Los altares, el arca, el templo, los sacrificios y  los sacerdotes son símbolos teológicos con grandes implicaciones de adoración.  El arca producía un espíritu de respeto, reverencia y adoración. Era una adoración externa y cultural (Isa. 29:13). Este pasaje hace un equilibro entre el ritualismo externo con el fanatismo interno. Dios desea una adoración que brote de un corazón humillado y que se exprese a través de vidas llenas de gratitud y regocijo. Los Salmos describen la adoración del Antiguo Testamento, como individual y colectiva, interna y externa.

                          LA ADORACIÓN ES UN ACTO DEL CORAZÓN  (Is. 29:13)

Dice Jerry Bridges, “La adoración es cosa del corazón,  no de la posición física”. Sin embargo, la Biblia con frecuencia se refiere al acto de doblar rodillas como una señal de homenaje y adoración. (Sal.5:7, 95:6; Fil. 2:10; Ef. 3:1,14). Este énfasis de la adoración está en la contemplación que cada cristiano tiene de Dios (Sal. 27:4; Sal.63:1). ¿Cuánto admiro y amo a Dios? Isaías dice que la adoración sincera es producto de un corazón limpio (Is. 1:10-17).  Esa adoración para que satisfaga a Dios debe estar respaldada por vidas santas (Is.6:1-7).  David cuando está adorando a Dios primero piensa en sí mismo antes que en el pueblo. Cuando me acerco a adorar a Dios, primero debo mirar mi corazón, mi relación con él, porque la adoración es un asunto personal con Dios, y él da la aprobación de mi ofrenda, no los demás (2 Ti. 2:15).

                     LA ADORACIÓN ES COMUNITARIA Y COLECTIVA

Aunque tiene una dimensión privada y personal, también es comunitaria y colectiva.  La adoración colectiva tiene poder.  El Salmo 122:1 dice “Yo me alegre con los que me decían a la casa de Jehová iremos”. Luego vemos en Nehemías 12 que había dos coros adorando a Dios quienes motivaron a todo el pueblo a brindar adoración a Dios con todo el corazón y alegría. Un ejemplo de adoración comunitaria lo encontramos en 2 Crónicas 5.  El contexto es la dedicación del templo. Todo Israel se había reunido y alababan a Dios con sus bocas y muchos instrumentos (12-13), daban ofrendas (6), había un  coro musical (12) y el coro se cantaba congregacionalmente (13).  El resultado de una adoración así fue que la gloria de  Dios se manifestó (v14). La adoraron debe darse con una actitud de respeto, humillación y gratitud.

                      LA ADORACIÓN ES  CREATIVA  E INTEGRAL.

El Salmo 150 habla de la adoración creativa e integral.  Hay un llamado universal a alabar a Dios,  “todo lo que respire alabe a Dios”.  A Dios se puede adorar con toda clase de instrumento bien ejecutado para producir una música de excelencia, agradable y edificante.  No es tocar por competencia, con sonidos distorsionados por los altos volúmenes, y la extravagancia electrónica.  Dios espera una adoración agradable como fragancia.

CONCLUSIÓN

Así que, la adoración en el Antiguo Testamento gira alrededor del templo, del sacerdote y se destaca por ser personal y comunitaria.  Todos sabían que la adoración es para agradar, honrar y alabar a Dios, pero cuando la adoración viene de un corazón impuro, esta se queda en un simple ritualismo externo.

La alabanza o adoración en el Antiguo Testamento, no hace énfasis en la danza, ni en los aplausos, ni en los ritmos, sino en el corazón libre de pecado, en la actitud interna de respeto y de obediencia, y en la expresión de la adoración con propósito.  Así que  cuando adoramos a Dios:

  1. Debemos hacerlo en sinceridad y santidad.
  2. Debemos adorarlo como un solo pueblo, con respeto y en armonía.
  3. Debemos hacerlo en obediencia para exaltar, honrar, y reverenciar el nombre de Dios.
Anuncios

2 pensamientos en “¿Cómo adoraba el pueblo de Dios en el Antiguo Testamento?

  1. Hola m nombre es Noe y me gustan mucho sus enseñanzas! Ustedes podrían ayudarme en un tema que se llama (conquistando la tierra) (2 Timoteo 1:7) Y (Deuteronomio 1:8)

    Sent from my iPhone

    >

    • Retomando la Misión
      Josué 1
      Introducción
      Nicolás Maquiavelo, uno de los primeros escritores a cerca del liderazgo, dijo, en el año 1532: “No hay nada más difícil de manejar, dudoso de tener éxito o peligroso, que ser el que tiene que dar nuevas órdenes, porque tiene como enemigos a todos los beneficiaros del viejo orden y como defensores tibios a quienes tal vez se beneficien del nuevo orden”.
      1. QUE VIENE DE DIOS
       Josué escucha a Dios…
      1.1. La misión que Dios encarga a Josué (1:1-4)
      a. Jehová habló a Josué después que Moisés murió (v.1)
      Hay algunos elementos a remarcar en esta transición no solo de liderazgo sino de responsabilidad o mando. Una es el gran reconocimiento de Moisés como “siervo de Jehová” (v.1, 2). El segundo es el reconocimiento de Josué como sucesor de Moisés. Es probable que Josué sintiera temor, dudas, miedo e incapacidad al saber que sobre sus hombros estaba la responsabilidad que Moisés tuvo por más de 80 años. Por último, Dios habló y Josué escuchó atentamente lo que Dios le dijo que debía hacer. ¡Escuchar a Dios es importante para la vida!
      b. Jehová declaró la tarea que debía cumplir (v.2-4)
      Dios dijo a Josué: levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. Ya Moisés había traído al pueblo por todo el desierto por más de 40 años y en este momento se encuentran a este lado de la frontera oriental con Israel, cerca desde donde Moisés pudo divisar la tierra prometida antes de Moisés y sin haber entrado. Casi logró la meta Moisés, introducir al pueblo judíos a la tierra prometida. El no fracaso, cumplió lo que Dios había decidido. La misión no está completa, y otra persona debe retomarla y completarla.
      La tarea delegada a Josué no es nada fácil, es triple: llevar (introducir) al pueblo a la tierra prometida (v.2), conquistar toda la tierra que implica sacar a quienes viven en esos lugares (v.2b-4) y por último distribuir la tierra entre todo el pueblo siguiendo las instrucciones de Dios (v.6). ¿Qué había en esta tierra según algunos espías? ¿Qué había según Dios?
      1.2. La garantía que respalda la misión encargada a Josué (1:5,9)
      Cumplir la misión comenzada por Moisés no es cosa fácil. Sin embargo, lo que garantiza a Josué que él podrá terminar la obra comenzada es la presencia de Dios. Él prometió estar con él toda su vida, así como estuvo con Moisés. No lo dejará por nada y le ayudará en todo.
      a. El poder de Dios en su Palabra (v.5ª) “Nadie te podrá hacer frente”
      b. La presencia de Jehová todo el tiempo (v.5b, 9b) “Como estuve con Moisés estaré contigo”
      Es la misma presencia y el mismo poder que experimentó Abraham, Jacob, José, Moisés, Josué, David, Elías, Daniel, los valientes en el horno ardiente amigos de Daniel. Es la misma presencia y poder que se nos ha prometido a la iglesia. Así que, si Dios es cono nosotros, nadie nos puede vencer, nadie nos puede arrebatar de sus manos ya que él es mayor que todo. ¡El garantiza la victoria, la prosperidad, la felicidad! “Para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas (v.7b), porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien” (v.8b). ¿Es esto fácil, gratis, mágico? Ilustración: Lo que cuesta alcanzar el éxito.
      1.3. La demanda que trae la misión encargada a Josué (1:6-9,18)
      Para cumplir la misión que Dios nos ha encargado y obtener la victorita o la prosperidad; necesitamos no solo del poder de Dios y de su presencia sino de nuestro esfuerzo y valentía.

      a. Esforzarse y ser valiente (v.6, 7, 9,18) en seguir las instrucciones de Dios como lo hizo Moisés, en obedecer la palabra de Dios. Pasos para practicar la Palabra, oírla, leerla, meditarla, memorizarla, vivirla, aplicarla en los momentos necesarios y enseñarla a quienes la necesitan. “Cuida de hacer conforme a todo lo que en ella está escrita” “No te apartes de ella para nada y medita en ella”. El mayor esfuerzo consiste en regirse, vivir conforme a la Palabra que tenemos ya escrita, que es la voluntad suprema de Dios, es el manual de conducta para todo asunto de fe y práctica del hijo de Dios”. ¡Esto asegura nuestra prosperidad y victoria!

      b. Razones para esforzarnos y ser valientes: porque Dios había prometido dar la tierra a sus padres (Ge. 13:14-17). Esa orden está amparada en el poder de Dios a través de la Palabra (1:7-8). Por último, la orden a ser valiente se basa en la presencia de Dios (1:9).

      Aplicación: cristiano valiente es aquel que se esfuerza a vivir regido a la Palabra de Dios, siguiendo cada instrucción, mandamiento, obligación, doctrina, orden, enseñanza en obediencia. Todo creyente debe estar animado con la promesa, presencia y poder de Dios.

      2. LA CUAL ES DELEGADA A LOS LIDERES

       El pueblo escucha a Josué.

      2.1. Josué ordena a los lideres prepararse con provisión (1:10-11)

      Josué ordenó a los oficiales que se prepare todo el pueblo con provisiones y con convicción, valor y obediencia para entrar a la tierra prometida. Lo que tenían que hacer era “preparaos comida, porque dentro de tres días pasaréis el Jordán para entrar a posees la tierra que Jehová vuestro Dios os da en posesión”. Tanto Josué, los líderes como todo el pueblo enfrentan una tremenda incertidumbre, duda, miedo e inseguridad sobre lo que harán, tal como lo sintieron con Moisés en (Ex. 14), lo cual exige confianza profunda y dependencia absoluta en el poder sobrenatural de Dios.
      2.2. Josué ordena a todos a unirse para conquistar la tierra (1:12-15)
      Este elemento es importante mencionar, la necesidad de cumplir con el compromiso adquirido con Dios de estar unidos hasta completar la misión. “Acordaos” (v.13). Dos tribus y media ya habían sido heredados al oriente del Jordán y ya disfrutaban reposo, tranquilidad y libertad. Josué les ordena a que todos los varones aptos para la conquista se prepararan y unirse al resto del pueblo para ir a conquistar todo el territorio de Canaán, luego regresarse a su tierra.

      Ilustración sobre la unidad… La guerra del oeste contra el este de USA.
      3. FINALMENTE ES APOYADA POR EL PUEBLO
      3.1. Todos con entusiasmo de corazón se unieron al nuevo líder (v.16)
      3.2. Todos prometieron lealtad y obediencia con la garantía del respaldo divino (v.17)
      Es muy importante y sabio seguir a un líder si éste da evidencia de que Dios lo aprueba, lo protege, lo guía y si éste mismo se esfuerza y es valiente en cumplir la tarea encomendada. Por un lado está la evidencia espiritual del líder en su íntima relación con Dios y por el otro está su evidencia externa del líder en su relación con el pueblo y con el trabajo. Cuando no se vela por esto equivale a ciegos guiados por ciegos…
      Cuando una iglesia apoya a su líder desinteresada, consciente, e integralmente; sabedor de estas dos cosas: que el líder es fiel a Dios y a su ministerio, es la iglesia que experimenta abundante bendición de Dios por que ama a Dios, es leal a la tarea y obedece totalmente lo que Dios le ha mandado.
      Aplicación: Párrafo sobre el articulo del devocional familiar… autoridad del líder…
      Conclusión
      Hands Finzel dice que tiene esta cita en su escritorio para recordarle lo que enfrentara como agente de cambio. Parece que el liderazgo tiene que ver mucho con administrar el cambio, ¡aunque sea tan peligroso para la salud!, más aún en el traspaso de mando o de misión.
      Retomar la misión que Dios nos ha dejado implica que los líderes debemos estar en la cabeza dando el ejemplo que la estamos cumpliendo con obediencia. Una vez, que el pueblo ve que los líderes tienen el respaldo de Dios y se esfuerzan por cumplirla, se unen a ellos y con disposición se entregan a cumplir con sus propias vidas la voluntad de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s