Tranquilo (a), solo espera en Dios

Día 158
Salmo 138
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Seguro que a todos nos ha pasado más de alguna vez en que hemos estado muy angustiados, entre la espada y la pared, confundidos sin saber qué hacer, sin rumbo y sin dirección.   Sabe que eso nos llega a pasar a todos, aun los niños, de pronto se sienten tan tristes cuando han perdido el carrito o el joven cuando no sabe qué carrera tomar en la universidad, o los esposos cuando tienen que tomar una decisión sobre sus hijos, y finalmente cuando la familia tiene que dejar la casa y no saben hacia donde irse.   Claro, este es el mejor momento para buscar el rostro de Dios, y decirle en español, en inglés, en portugués, o como sea, pero decirle a Dios como se siente y que necesita una guía para saber esperar en plena tranquilidad.

Los versículos 1 al 6 el salmista David hace un derroche de gozo, alegría, y gratitud al alabar a Dios.  Lo hace con el corazón, lo hace con una actitud de respeto y reverencia al postrarse, lo hace con gratitud porque Dios le ha respondido las peticiones que le ha hecho.  Tanto así, que las naciones vecinas están escuchando sobre la grandeza de su Dios.    Al llegar al v. 7  nos encontramos con la verdad que David ha pasado estos momentos de angustia, donde no se sabe qué hacer, donde la paciencia nos ha dejado, donde la desesperación se ha posesionado y los pensamientos negativos y la incredulidad o duda comienzan a debatir en la mente y en el corazón al no ver respuesta.  Más hay una verdad maravillosa que no debemos dejar pasar por alto, Dios está en control de nuestra vida, nada pasa sin que él no esté presente, y todo se mueve según el propósito que tiene para cada uno de nosotros (v.8).

Mis amados lectores, vuelva a leer el versículo 7 unido al 8 y se dará cuenta que podemos estar tranquilos aun cuando estemos en medio de una profunda angustia.   La Biblia dice en Romanos 8:28 “Los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es a los que conforme a su propósito han sido llamados”.   Si usted ya es un hijo de Dios, la Biblia dice en el salmo 91 que él es nuestro abrigo, y que moraremos bajo su sombra de amor.  El Salmo 23 dice que Él es nuestro pastor y nada nos faltará, ni nos pasará aunque estemos en valle de sombra y de muerte, porque él está allí con nosotros.    Y si Dios es con nosotros, nadie puede hacernos mal, ni arrebatarnos.

Finalmente, nuestro Dios conoce nuestro acostar y levantar, nuestro principio y fin, sabe para que nos hizo, y sabe cómo y por donde debemos pasar.    Que quiero decir con esto, bueno el Salmo 37 lo responde, que debemos estar tranquilos en Dios, esperando con seguridad que cada cosa que nos pasa no es casualidad, sino que todo tiene un propósito para nuestro bien, solo debemos confiar, y esperar en silencio, en contentamiento, en fe, sabiendo que todo es parte de su propósito (v.8).  Y lo que Dios comenzó en nosotros Él lo terminará, y nuestro fin siempre será mejor que nuestro inicio.   No se desespere por muy difícil que sea la prueba en que esta, Dios siempre tiene una salida para todo, solo espere en él. Él nunca desampara a sus hijos, Él cumplirá su propósito en usted.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s