A adorar se aprende adorando

Dr. Luis Gómez Chávez

En el Pentateuco, la adoración está  asociada con sacrificios y  el tabernáculo de reunión.  Se relaciona con obediencia, postrarse y confesión de pecados.

                                      DEUTERONOMIO Esta ligada a ´oír´ ´obedecer´ 10:12-13,11:13,12:28.

                              NÚMEROS Incluye la actitud de postrarse y se relaciona con las ofrendas 16:22.

                        LEVÍTICO  Hablar con Dios, lugar específico-tabernáculo, se usa confesión 5:5,9:24.

                 ÉXODO Conversación directa con Dios, 32:11 se usa por primera vez ´oró´, ayuno.

           GÉNESIS  Invocación directa  a, conversación con,  sacrificios, reverencia, e inclinarse.

Lo importante en la adoración es que se enfoca en el objetivo único de rendir gloria a Dios, y que quienes ofrecen esa adoración estén en buena relación con Dios por la vida de obediencia y santidad. La adoración no es mejor por la manera como cantamos o acompañamos los cantos, o la cantidad que ofrendamos, o si cerramos los ojos o no, si aplaudimos o no, sino por la vida de obediencia, santidad, y solvencia espiritual.

La adoración es algo más que lo que usted se imagina, pero es tan sencillo hacerlo que todos podemos ofrecer la adoración que agrada  a Dios, porque no se basa en cantidad, en manera de a hacerlo o en horarios o  lugar, sino en la clase de vida que tenemos delante de Dios. Eso es lo que el pueblo de Israel no había entendido o simplemente lo había equivocado y por esta razón el profeta Isaías hace ver a los hijos de Israel en los capítulos 1 al 3, principalmente el  1:10-20.  La adoración que Dios busca no consiste en las cosas que le traemos, ni en la manera como se lo damos, sino que Dios ve principalmente el corazón antes que la ofrenda.

En los libros históricos la adoración se vuelve más profunda por estar relacionada con todo el acontecer del el Antiguo Testamento: el Templo, el rey David y los salmos, los profetas y la profecía, el cautiverio y la restauración.  Otro elemento importante es la expectativa mesiánica la cual crece en el remanente fiel de los judíos.  La vida de grandes varones de Dios encontró fuerza, seguridad y fortaleza  en la adoración, cuando esta era ofrecida como un estilo de vida, una vida limpia, obediente y santa.

           En fin: la adoración que honra a Dios está basada en la buena relación que se tenga con él. Los libros históricos cubren todo el periodo desde Josué hasta la reconstrucción del templo, muros de Jerusalén después que los judíos regresaron  del cautiverio  babilónico.    Y como dice el Salmo 137, mientras estaban en cautiverio, no podían ofrecer la adoración a la que estaban ensebados, en un templo, dirigida por un sacerdote y de manera individual-colectiva, comunitaria e integral.

La alabanza o adoración en el Antiguo Testamento, no hace énfasis en la danza, ni en los aplausos, ni en los ritmos, sino en el corazón libre de pecado, en la actitud interna de respeto y de obediencia, y en la expresión de la adoración con propósito.  Así que  cuando adoramos a Dios: 1.  Debemos hacerlo en sinceridad y santidad. 2.  Debemos adorarlo como un solo pueblo, con respeto y en armonía. 3.  Debemos hacerlo en obediencia para exaltar, honrar, y reverenciar el nombre de Dios.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s