Lo que significa mirar hacia arriba

Día 143
Salmo 123
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Yo recuerdo que los niños algunas veces cuando quieren expresar el gran amor hacia sus padres dicen que los aman desde la tierra hasta el cielo porque saben que el cielo es lo más alto que puede existir.    Los adultos en el campo, antes, por ausencia de relojes, solo miraban hacia arriba buscando la ubicación del sol, para determinar la hora aproximada.      En fin, mirar hacia arriba es mejor que mirar hacia abajo, porque arriba este Dios.  Eso es lo que nos enseñaban nuestros padres, que Dios está en el cielo.  La Biblia misma dice que la habitación de Dios es en el tercer cielo donde Pablo fue llevado en espíritu, es en el paraíso donde llegó Abraham, es el lugar donde fue Cristo después de resucitar, pues dice la Biblia que ascendió al cielo y desde ahí le veremos venir.

Cuando oramos a Dios, decimos, “Padre nuestro que estás en los cielos” y los cielos están arriba. Jesús les enseño a los discípulos que buscaran las cosas de arriba, que pusieran la mirada en lo que está arriba y no en lo que está en la tierra.   Y el salmo 123 comienza, “A ti alcé mis ojos. A ti que habitas en los cielos” y el v. 2 dice que hacia Dios y en Dios ha puesto su mirada, sus ojos, y lo ha hecho como lo hacen los siervos y las siervas cuando van en busca de sus señores.   ¿Cómo es esa mirada?  Acaso no es cuando van en busca de algo, lo hacen con humildad, con mucha fe, y esperanza de que sus señores les contesten positivamente.

Un ejemplo de esto es cuando Nehemías  oro a Dios para que cuando se presentara delante del rey Artajerjes encontrara gracia ante sus ojos.  Nehemías primero busco el rostro de Dios, miró hacia arriba, y claramente dice que él es el Dios de los cielos, y ora con fe, humildad, y en busca de una respuesta positiva.  Cuando vemos a Nehemías al final del capítulo 1 dice que la petición era esa, que cuando se acerque al rey, encuentre gracia ante sus ojos. En el capítulo 2 confirmamos que cuando se presentó ante su señor, miró hacia arriba, hacia su señor, el rey, y lo hizo con fe, humildad, respeto y tremenda expectación, y claro, encontró gracia porque le concedió todo lo que él le pidió.

En el caso de David, mira hacia arriba, pone su mirada en Dios porque está seguro que él le puede ayudar, pero su petición es, que tenga misericordia porque esta hastiado, cansado del menosprecio y el escarnio de los que están en holgura y de los soberbios.    ¿Sera que David era pobre como para sentirse inferior o menospreciado por los que tienen más?   Siempre hay este tipo de persona en todos los tiempos, muchos de ellos, ni tienen lo suficiente, pero se creen los grandes, y son orgullosos, soberbios, es solo apariencia.

Seguro usted conoce a alguna persona que es orgullosa, soberbia, falsa, y aunque no tiene grandes cosas, se cree.    David tenía muchos de estos, pero en vez de confrontarlos y atacarlos, prefirió buscar arriba y dejar que Dios se encargue del caso.  Lo mejor que podemos hacer cuando hay un soberbio, orgulloso, falso, autosuficiente, y que nos menosprecia con palabras, mirada, comentarios  o pensamientos, es ponerlo en las manos de Dios y usted no haga nada, solo diga: “Señor ten misericordia, y encárgate tú”. No es permitido hacer oraciones imprecatorias, sino orar a Dios para que él haga su obra en cada uno.   Busque a Dios en primer lugar en cualquiera que sea la circunstancia en que vive, no busque en otro lugar, ni en otra estrategia, busque a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s