Mi porción eres tu Señor

Día 136
Salmo 119:49-64
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

¿Qué estará diciendo el salmista cuando dice que Jehová es su porción del día en el v.57?  Es exactamente lo que necesito, lo suficiente para el día.  Es en lo que deseo pensar, meditar, es lo que me ayudara. “Mi porción es Jehová”… esto es lo que yo he elegido para mi vida. Salmos 73:25 David, saliendo de la aflicción, hace su elección, planta su bandera donde dice: Mi porción es Jehová. Porción: diccionario: heredad, parte de un todo. Medida que nos satisface y lo que es buena para nuestra vida (ejemplo de la comida). En otras traducciones sale como “herencia”. Lo cual implica algo que no puede ser quitado, que es nuestro.

Cuando se usa el término para comida, puede referirse a la cantidad que uno puede comer y que le dejará satisfecho.  Cuando se refiere a heredad, es la porción que le corresponde.    Y que por ser su porción o herencia, le pertenece, es suyo, nadie puede arrebatárselo. Entonces, cuando David dice que Jehová es su porción no solo dice que es lo que satisface, llena su vida sino que hay un sentido de pertenencia.  Esto me gusta, porque David le dice, yo te pertenezco y tú me perteneces, hay una relación intima, comunión, compañerismo, y cercanía.

Es bueno saber que todo aquel que ya ha entregado su corazón a Dios, tiene esta misma herencia, esta porción, este sentido de pertenencia como lo podemos ver en Juan 10:27-30 donde expresa que si estamos en manos de Dios nadie nos puede separar o arrebatar.    Es lindo saber que tenemos esta bendición, esta comunión, esta cercanía, este sentido de pertenencia.   Como dice el himno, ya pertenezco a Cristo, él pertenece a mí, es mío por la eternidad….  Cristo el Señor me ama por siempre, mi vida guarda eternamente.   Es una relación eterna.

Sin embargo, la frase Mi porción es Jehová, implica compromiso, entrega, sinceridad, constancia, responsabilidad, sentido de búsqueda, confianza, y  cuidado.   Todos los días debo buscar satisfacer mi alma con Jehová por medio de leer su Palabra.  Todos los días debo recordar su Palabra para saberla aplicar en los momentos de prueba.    Todos los días debo mantener más que comunicación, una constante relación la cual me permita mantener mi identidad como hijo suyo.   Es vivir todos los días sabiendo que Dios vive en mi, y que todo lo que yo necesito para vivir es Jehová, lo cual requiere fe, confianza, comunión, entrega, responsabilidad y mucha sinceridad.

Si ya tiene a Dios en su corazón, usted no necesita a nadie más en quien confiar para vivir.  Pablo dijo, Todo lo puedo en Cristo quien me fortalece, y Juan escribió de Jesús, separados de mi nada podéis hacer.   Pablo escribió, “Ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi”.  Así que, todo lo que necesitamos para esta vida y la futura es a Dios. Todo lo que necesitamos en cualquier circunstancia de la vida es a Dios.   La única persona que puede ayudarnos, satisfacernos, fortalecernos, levantarnos y librarnos es Jehová, por eso es la porción exacta que tú y yo necesitamos para nuestra vida.  No necesitas ir a otro lugar, a otra persona, a otra cosa, solo a Dios. Si él es el Todo para mí, si tu crees en él, también para ti él es el Todo, tú porción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s