La verdadera prosperidad

Día 126
Salmo 112
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Desde hace unos 20 años ha surgido un movimiento fuerte y arrasador en los círculos evangélicos, y es el movimiento de la teología de la prosperidad. Esta enseña que todos los que son hijos del Rey, refiriéndose a Jesús, deben ser ricos. Es por ello que los promotores de esta teología, que por cierto es una mala interpretación de la Biblia, hacen de todos sus predicaciones una oportunidad para motivar, retar, manipular y engañar a sus oyentes a que acepten el reto de dar para recibir. Todos sus mensajes son motivacionales y manipuladores a tal grado que hacen creer a sus oyentes que en la medida que dan así es como comenzaran a recibir.

Yo podría hacer una lista interminable de estos predicadores con una predicación tergiversada, la cual solo hace rico a ellos mismos, porque los oyentes, por las promesas recibidas, dan todo lo que tienen y jamás cambia su estatus económico. Esta teología tergiversada de la Biblia esta promocionada por el neo pentecostalismo, donde famosos predicadores, tele evangelistas, muchos de ellos desde acá desde Estados Unidos han llevado tal enseñanza a Centro y Sur América. En síntesis, estos enseñan que todo hijo de Dios no debe vivir en pobreza, no debe ser pobre, sino que debe ser rico.

Sin embargo, el 80% de las personas que conforman estas grandes congregaciones, tienen un estilo de vida moderada hasta en niveles de pobreza según son clasificados pobres en Estados Unidos. Y en Centro América, son pocos los que han prosperado, pero no es por seguir las instrucciones de estos falsos predicadores, sino por sus estudios, esfuerzos, y la misericordia de Dios. La mayoría de los feligreses de las iglesias en Guatemala, El Salvador, Honduras, donde hay megas iglesias que practican esta teología, son de clase media baja, y baja-baja y baja llegando a pobres y también hay pobres según los estándares que definen la pobreza.

Pero, entonces, ¿de qué prosperidad habla el Salmo 112 y 3 Juan cuando le escribe al hermano Gayo? Juan en el v. 3 dice al hermano Gayo “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tú alma”. Luego hay un proverbio que dice que la mejor riqueza que Dios nos ha dejado es la inteligencia. Y al leer el Salmo 112 nos damos cuenta que la prosperidad que Dios espera que tengamos como prioridad es la espiritual, y luego de las cosas materiales es Dios quien se encarga de darlas y él decide cuando darlas, la cantidad  que la dará, el lugar y la manera como lo dará. Pero no es ley, que todo cristiano sea rico, pues entonces, Pablo, Pedro, Silas, Timoteo, etc, hubieran sido los más ricos de toda la Iglesia. Sin embargo, Pablo tenía que trabajar haciendo tiendas para mantenerse, y de todos los cristianos en toda la historia de la Iglesia, no ha habido siervo más fiel y entregado a Dios que Pablo, y este siervo no fue rico materialmente, pero fue el más próspero espiritualmente.

Tengo mucha pena en decirles que muchos predicadores que vuelan en sus jet privados, rodeados con cuatro y cinco guarda espaldas, son los que predican que todos deben ser ricos, y si no lo son es porque no están bien con Dios, es una horrenda mentira. La Biblia no enseña esto, Jesús dijo, “a los pobres siempre los tendréis”. Además, hay pobres porque nacieron en familias pobres, hay pobres porque les gusta vivir como pobres, hay pobres porque de un día para otro quedaron en pobreza por algún incidente natural, y hay pobres porque los ricos cada día se los están comiendo y  les están chupando la sangre como vampiros.

Ante los ojos de Dios, la prosperidad que él desea y espera que tengamos es la del alma. Ya Gayo era próspero en su alma. David dice que el hombre que teme a Jehová alcanza la prosperidad que le permite vivir para agradar a Dios. Cuando la prosperidad nos aleja de Dios, esta hace que ya no dependamos de Dios, y nos hace confiar solo en nosotros mismos; esa prosperidad no es de Dios, esa la está dando alguien más que no es Dios, la da Satanás con tal de que no honremos a Dios y dejemos de confiar en Dios.

Ten cuidado con la prosperidad que estas buscando o la que tienes.  Dios da todo don perfecto. Cuando lo que tengo me lo da Dios, esto sirve para honrar a Dios, pero si lo que tengo me aleja de Dios, eso no viene de Dios. Así que, no todos lo que tienen los predicadores que hablan de la prosperidad, y viviendo ellos en gran prosperidad se los ha dado Dios. Esfuérzate en ser próspero en tu relación con Dios, y de lo demás, Dios se ocupará, y puede llevarte a ser el más rico del mundo, pero seguir siendo un siervo que da honra y gloria a Dios. Qué bueno que todos llegásemos a ser ricos y que utilicemos dicha riqueza para honrar a Dios. Pero la historia real habla de hombres y mujeres que al llegar a riquezas se han olvidado de Dios, y se han endiosado, dicha riqueza no es de Dios, esa la ha dado Satanás con tal de controlar un alma más.

Sueña con ser rico en tu relación con Dios, que no hay mayor riqueza que es estar en paz con Dios y los demás.

Nota: Si desea tener un artículo completo ¿Es bíblica la teología de la prosperidad?, escrito por Juan Stam, ve a este sitio, blog de Juan Stam, es una excelente ponencia. http://www.juanstam.com/dnn/Blogs/tabid/110/EntryID/217/Default.aspx

 

Apendice  de Wikipedia

Dentro del cristianismo, la teología de la prosperidad (también llamada en ocasiones evangelio de la prosperidad, el evangelio de salud y riqueza, o el evangelio de éxito) es un conjunto no sistematizado de doctrinas religiosas de ciertos grupos del movimiento carismático que consideran la prosperidad económica y el éxito en los negocios como dones otorgados por Dios. Sus proponentes argumentan que la bendición financiera es la voluntad de Dios para los cristianos, y que la afirmación de fe positiva y las donaciones a ministerios cristianos aumentarán la propia riqueza material.

Defensores y críticas[editar]

Sus defensores consideran a la teología de la prosperidad como un buen sistema de financiación para apoyar a losevangelizadores alrededor del mundo,[cita requerida] y justifican sus doctrinas en interpretaciones de algunos versículos de laBiblia, como Deuteronomio 8:181 o Mateo 7:20.2

Sus críticos, por otra parte, consideran que estas doctrinas son usadas para enriquecer indebidamente a los líderes religiosos que explotan la ingenuidad de los creyentes sinceros que ofrendan o diezman su dinero, y que el énfasis en «la bendición material» es una malinterpretación de la Biblia.[cita requerida] También critican las justificaciones bíblicas de sus defensores, diciendo que, por ejemplo, el pasaje del Deuteronomio 8:18 antes comentado se referiría exclusivamente a un pacto entre Dios e Israel, sin ninguna relación específica con la Iglesia de gentiles.[cita requerida]

Expansión[editar]

La teología de la prosperidad se ha expandido a numerosos países:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s