Por su amor tenemos vida

Día 120
Salmo 106:33-48
Lectura de los Salmos 2016
Dr. Luis Gómez Chávez

Lamentaciones 3 dice que por su bondad y por su fidelidad es que no hemos sido consumidos.   Esto  es verdad, porque todo lo que somos y hacemos es más que suficiente para que nuestro Dios santo ya nos hubiera castigado y terminado con nuestra vida.   No es un pecado solamente el que hemos cometido, sino que son muchos por los cuales es justificado y amerita que seamos castigados fuertemente.   La Biblia dice en Ro. 3:23 que todos somos pecadores, y en Ro. 6:23 dice que la paga del pecado es la muerte.  Sin embargo Lamentaciones 3 dice que por su bondad, por su misericordia no hemos sido consumidos o castigados.

Lea conmigo la segunda parte del Salmo 106 y podrá comprobar la verdad que he afirmado en el párrafo anterior.   Lo que el pueblo hizo durante todo su peregrinaje en el desierto era para que todo el pueblo fuera exterminado para siempre.  En los vv. 33 al 39 desobedecieron las instrucciones de Dios, no destruyeron los pueblos sino que se mesclaron con ellos, sirvieron a sus ídolos, sacrificaron sus hijos a a demonios, derramaron sangre inocente y se contaminaron con sus obras.  Dios los castigo en los vv. 40 al 43 con el propósito de hacer escarmiento, pero no hicieron caso.  Ellos persistieron en su rebeldía, en su desobediencia y en su pecado aun cuando eran castigados.

Es hermoso leer los vv. 44 al 48 donde contemplamos la profundidad del amor, misericordia y fidelidad de Dios.   No destruyo para siempre y totalmente a los judíos porque él había hecho un pacto con Abraham, Isaac, Jacob de que de su descendencia vendría el Mesías, Salvador del mundo.   Dios al ver la condición de Israel, decidió mostrarles su misericordia y salvarlos y acogerlos para que el pueblo vuelva a glorificarlo con sus vidas estando en obediencia y santidad.     Así es como Dios  cumple su Palabra al ser fiel al pacto incondicional hecho a Abraham, levantara una descendencia y de esta vendrá el Rey Salvador, el Redentor de nuestras vidas.

Gracias a Dios por su misericordia y por el pacto que hizo con Abraham donde le dijo que por él serian bendecidas todas las familias de la tierra.    Y es por su misericordia que no hemos sido consumidos o destruidos ya que todos los días pecamos, la sociedad actual es demasiada pecaminosa, la maldad se ha incrementado cual nunca la habíamos visto en el siglo pasado y en el presente.   La maldad de hoy puede hasta ser comparada a la de Sodoma y Gomorra, con todo, no hemos sido consumidos, porque el amor de Dios es inmenso, porque Su Gracia es grande, que no quiere que nadie perezca.  Gracias Dios por tu gran amor, te alabamos y bendecimos tu nombre porque por tu amor no hemos sido consumidos (Lamentaciones 3:22-23, 40-42).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s